Contra lo esperado, los greens de Carnoustie fueron el problema en el British Open

Kevin Kisner sale del bunker del hoyo 18 en el primer día del British Open en Carnoustie
Kevin Kisner sale del bunker del hoyo 18 en el primer día del British Open en Carnoustie Fuente: AFP
(0)
19 de julio de 2018  • 18:42

Tanto pensar en domar la cancha, lo cual se pedía para la primera jornada del 147º British Open , parece que se descuidó el juego corto. Por lo menos así lo hizo saber la mayoría de los jugadores en Carnoustie. Para muchos, no hubo trampa en los bunkers ni hazards de agua insalvables, sobre todo a la mañana, cuando brillaba fuerte el sol y la brisa acariciaba, algo que, con algunas intermitencias, continuó toda la tarde.

Así, por caso, se vio a Henrik Stenson , campeón del torneo en 2016, en Royal Troon, cometer su primer bogey en el hoyo 8, donde tenía el par a 40cm de distancia… y falló. Fue allí mismo donde Tommy Fleetwood perdió una oportunidad de conseguir el birdie. Lo mismo en el 11, donde su golpe desde 9 metros rozó la taza y lo dejó al inglés mirando cómo fue que no entró, alejándose pero caminando hacia atrás sin sacarle la vista, después de dar el último toque. Terminó el día con 72 golpes (+1), mientras que Stenson hizo 70 (-1).

Sin tantos avatares, el estadounidense Kevin Kisner, que salió temprano en la mañana, quedó primero en el tablero con 66 golpes (-5) y un recorrido parejo de ida y de vuelta. Después de su único bogey del día, en el 5, anotó un águila en el par 5 del hoyo 6, a lo que luego sumó cuatro birdies. "Pegué un buen drive, luego un hierro 3 y finalmente un largo putt, que creo que fue la clave del día", comentó el jugador nacido en Aiken, Carolina del Sur, hace 34 años, y que compite por cuarta vez en The Open (no superó el corte en 2015, fue 76° en 2016 y 54° el año pasado).

El leaderboard completo del British Open

Su frase vino a ratificar aquel análisis: se necesitó más de un buen putter que de una pegada larga. "Usé un híbrido en el 12 (terminó allí en el par), pero en verdad no se necesitan palos tan largos. Si puedo mantenerme en el fairway, siento que tendré control en el green", completó, y reveló que se levantó a la 1 mirando la alarma del reloj. Su salida fue a las 7.52.

Para Tiger Woods , el primer día tuvo la tónica que lo acompaña desde que volvió a competir: los altibajos. Después de hacer los primeros nueve hoyos en 34 (-2), dos bogeys en la vuelta lo dejaron en el par de la cancha en la clasificación final. Tampoco el tres veces campeón del British Open consiguió salir de la inestabilidad en su juego. Combinó aciertos y desaciertos tanto con el drive como con el putter.

Emiliano Grillo firmó una tarjeta de 76 golpes, cinco sobre el par, en la que figuran dos birdies, un doble bogey y 5 bogeys. Su recorrido más problemático fue el de vuelta. Entre los latinoamericanos se destacó el paraguayo Fabrizio Zanotti, que jugó para 72 (+1). Hace un año, el guaraní de 35 años debutó en The Open, en Royal Birkdale y no pudo pasar el corte, una perspectiva que parece lejana después de su buen jueves, con cuatro birdies y cinco bogeys, lo que habla de un juego agresivo de su parte.

Largo y con suspenso, el birdie de Zanotti en el 9

En tanto, el venezolano Jhonattan Vegas anotó el mismo score que Grillo (76), pero lo suyo se notó más por lo que debió pasar fuera de la cancha, antes de jugar: no se dio cuenta de que su visa para ingresar al Reino Unido había expirado el jueves 12, justo el día en el que debía partir, y solo luego de ingentes esfuerzos y un largo viaje que unió Houston, Toronto y Glasgow, desde donde abordó un helicóptero, pudo llegar a Carnoustie dos horas antes de la estipulada para su cita con el tee del hoyo 1. Sus bolsa de palos había quedado en Canadá, pero su caddie le consiguió un juego nuevo y, tras golpear 20 pelotas en el driving, salió a la cancha. Tras la odisea, su vuelta de 76 es casi un milagro.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.