Córdoba: piden 17 años de cárcel para el acusado de instigar la muerte del hincha de Belgrano

Gabriela Origlia
(0)
6 de marzo de 2019  • 15:42

CORDOBA. Diecisiete años y seis meses de cárcel pidió el fiscal para Oscar Eduardo "Sapito" Gómez, acusado de instigar el crimen del hincha de Belgrano, Emanuel Balbo que murió en abril de 2017 en el estadio Mario Kempes ( Córdoba ) después de ser golpeado y empujado por una de las tribunas. Gómez ya está en prisión por la muerte del hermano de Balbo, Agustín.

Ayer fueron los alegatos en el juicio y hoy se leerían las sentencias. El fiscal de Cámara, Mariano Antuña, pidió también penas para Matías Ezequiel Oliva (17 años y 5 meses); Pablo Javier Robledo (17 años y 3 meses); y Martín Darío Vergara, (17 años y 6 meses). Los acusa de "homicidio agravado en ocasión de espectáculo deportivo".

Para Cristian David Oliva Molina solicitó 11 años y dos meses por considerarlo partícipe necesario (o cómplice) en la muerte de Balbo; para Yamil Nahuel Salas, 7 años y 6 meses, por no ser partícipe necesario y para Hugo Acevedo solicitó la pena de 3 años y seis meses por hurto calamitoso (le robó las zapatillas a Balbo cuando estaba agonizando).

El 15 de abril de 2017 en un clásico entre Belgrano y Talleres en el estadio Mario Kempes, al que sólo asistió solamente público celeste, Gómez habría señalado a Balbo diciendo que era hincha de Talleres y eso provocó corridas, ataques y un empujón final desde la tribuna.

El muchacho, de 22 años, murió días después en el Hospital de Urgencias debido a las heridas que sufrió producto de la caída. Gómez se entregó horas después del escándalo en el estadio.

Dos semanas antes de la muerte de Emanuel, su familia había denunciado en la Justicia que tenía miedo y que sufrían amenazas; sus sospechas apuntaban a Gómez, en ese entonces imputados por homicidio culposo por la muerte de Agustín, el hermano menor de Emanuel. "Sapito" conducía uno de los autos que participaba en la picada que terminó con la muerte del chico que estaba parado en un semáforo.

En la cancha, los testigos contaron que Gómez apuntó a Balbo y generó una corrida de violencia entre los otros hinchas. Claudio "Chiqui" Tapia, titular de la AFA , llamó al padre de Emanuel y la respuesta del hombre fue contundente: "Me preguntó qué necesitaba. ¿Ahora? Nada. Un cerebro para mi hijo, ¿qué otra cosa? Un hijo. Ya no dejan entrar a los visitantes y la violencia es entre los de la misma camiseta. ¿Ahora van a jugar a puertas cerradas?".

Después de la muerte de Balbo, desde la AFA dijeron que el caso debía sentar un precedente y, días después, los jugadores de Talleres salieron al campo del estadio Kempes al lado de uno de Belgrano. Fue parte de la campaña #NoSomosEnemigos, iniciada contra la violencia en el fútbol después del crimen del hincha pirata.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.