El abanderado de Racing: 36 momentos de Lisandro López en su cumpleaños N° 36

Lisandro López disfruta de un muy buen presente personal en Racing
Lisandro López disfruta de un muy buen presente personal en Racing Crédito: Patricio Pidal / AFV
Nicolás Zuberman
(0)
1 de marzo de 2019  • 23:59

Se sabe: Lisandro López es un personaje particular en el mundo del fútbol. El abanderado del Racing puntero y goleador de la Superliga vive uno de sus mejores momentos profesionales, con un rendimiento que es elogiado por compañeros y hasta por los rivales. Este sábado 2 de marzo, en su cumpleaños N° 36, pedirá –una vez más– uno de los deseos que más lo obsesionan desde su regreso al fútbol argentino: ser campeón con la Academia. Aquí, en su aniversario 36, un breve repaso por 36 historias del delantero.

1 | Lisandro López llegó a Racing con 18 años. Antes se había probado en Boca, San Lorenzo, Vélez –dos veces–, Lanús –dos veces–, All Boys, Rosario Central y Newell’s. "No era justo que me prueben en 20 minutos con diez pibes más que no conocía. ¿Cómo me iba a mostrar así? Psicológicamente era horrible", explicó alguna vez. Miguel Micó lo había visto en los Juegos Bonaerenses, jugando con sus amigos del secundario. Cuando Micó pasó de Lanús a Racing, fue a buscar a Licha. Así comenzó su carrera.

2 | La casualidad jugó su partido. Quiso que López llegara en el 2001, el año en que Racing cortó la racha de 35 años sin salir campeón con el equipo de Reinaldo Merlo. Hasta ahí, el delantero solo conocía la cancha de Sarmiento de Junín. Aprovechó para ir al Cilindro cada vez que Racing hacía de local. "Ahí me enamoré de Racing", dice el N° 15.

3 | La Play 1 y en una TV de 14 pulgadas. Aún no existía la Casa Tita, donde hoy viven los juveniles del club. La pensión, en esa época, era una casa en la Paternal, donde un matrimonio hacía de casero de unos 30 chicos que dormían en unas camas cuchetas y se entretenían jugando a la PlayStation 1 en una TV de 14 pulgadas. Otras épocas.

En 2004, cuando fue goleador de un torneo con Racing; ahora quiere repetir
En 2004, cuando fue goleador de un torneo con Racing; ahora quiere repetir Fuente: LA NACION - Crédito: Gerardo Horovitz

4 | Arrancó en la 5° división. El pase desde Jorge Newbery de Rojas demoró en llegar, por lo que vio las dos primeras fechas desde afuera. En la 3° debutó contra Argentinos, en Atlanta. El partido salió 3-3: Licha marcó los tres tantos. "Fue mi primer granito de arena. Me empezaron a conocer mis compañeros y los que seguían las inferiores en Racing. Siempre es lindo que tus compañeros confíen en vos", recordó en la revista El Gráfico.

5 | Un debut tardío en primera. Ya tenía 20 años. Es que dos fracturas seguidas en el 5° metatarsiano habían retrasado su estreno. En 2002, cuando estaba listo para una gira por México, sufrió esa lesión un día antes de subirse al avión. El que le dio la primera chance fue Emilio "el Nene" Comisso. Luego, Ángel Cappa lo sostuvo.

6 | Rompió la sequía. Para el Apertura 2004, Racing llevaba 35 años sin tener un goleador. Ese año López lo hizo. Siempre autocrítico, llegó a definir su juego en ese semestre así: "Estoy jugando muy mal, no puedo gambetear ni a mi abuela". En esta Superliga, Lisandro puede repetir. En medio siglo, la Academia no tuvo otro máximo artillero en Primera.

7 | El índice a la sien. No son pocos los que creen que cuando Licha se lleva el índice a la sien en sus festejos es para referirse a algún tipo de locura. Pero no. El gesto es un homenaje a un amigo que en el 2008 le dio un consejo que él transformó en una marca propia: "Siempre me decía que tenía que pensar más en los mano a mano. Como me dio resultado, lo seguí haciendo. Van más de 10 años ya".

8 | Celebraciones improvisadas. En su primera etapa en Racing, el festejo de Licha fue otro. Junto a Mariano González y Gastón Fernández formaron un tridente que tuvo un buen torneo dirigido por Ubaldo Matildo Fillol. Cuando López convertía, junto a "La Gata" festejaban con una coreografía en el banderín del córner. La improvisaban en las prácticas y luego la perfeccionaban en las concentraciones para llevarlas a la cancha.

9 | Cambió la 15 por la 9. En los 71 partidos que jugó en su primera etapa en Racing, usó la camiseta N° 15. En su despedida, los hinchas le hicieron una bandera que decía: "Hasta pronto L15andro". Se la llevaron de regalo a su casa antes de que viaje a Porto. Cuando regresó 11 años después, la 15 tenía dueño: la usaba Ezequiel Videla, que había sido campeón en 2014. A Licha le daba vergüenza pedírsela, por lo que agarró la 9. Cuando Videla se fue de la Academia, volvió a usar la 15. Y con ese número en la espalda se va a retirar.

10| Jesualdo Ferreira. Licha afirma que el DT que más lo marcó fue el portugués Jesualdo Ferreira, a quien tuvo tres años en el Porto, donde terminó de explotar las condiciones que asomaban en Racing. "Me enseñó lo que es un control orientado, que con ese medio segundo hacés la diferencia. Era un viejo cascarrabia que te decía cosas simples. Decía algo y yo pensaba: ‘tiene razón’".

11| Shevchenko, un referente. Alguna vez contó que no guarda ninguna camiseta a lo largo de su carrera porque no tiene afecto por lo material. Sin embargo, cuando el Porto jugó con Chelsea, aprovechó para llevarse dos recuerdos: las camisetas de Drogba y Shevchenko: "¿Sabés que pasa? Me acuerdo de estar en mi casa tomando mate y viendo los golazos de Shevchenko en el Milan. Y Drogba es un animal". Su otro referente es Thierry Henry, aunque su ídolo de chico haya sido el "Beto" Acosta.

12| El reemplazante de Benzema. Real Madrid le pagó 36 millones de euros a Lyon por Karim Benzemá y el club francés usó 24 para contratar a Licha. Fue, al momento, la compra más cara de la historia del Lyon. No fue campeón de la Ligue 1, pero sus hinchas lo aman.

13| No quiso ser volante. El presidente de Lyon, Jean Michel-Aulas ya había hecho planes para que Lisandro sea el capitán que inaugure el estadio nuevo. Pero el técnico Rémi Garde, después de cuatro temporadas como goleador del equipo, lo ubicó de volante por izquierda para poner a Gomis de 9. Licha devolvió la cinta de capitán y le dijo al DT que, antes de jugar en esa posición, iba a esperar en el banco. Se iba a ir al Tottenham, por pedido del DT André Villas-Boas, pero el presidente del Lyon no lo dejó salir. "No juego más en Europa", fue la reacción en caliente de Licha. Y cumplió.

Licha lleva más de diez años sin representante
Licha lleva más de diez años sin representante Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

14| El viaje a Qatar. Mientras era suplente en Lyon, un marroquí se acercó. "El presidente de Al-Gharafa –le dijo– me dio la orden de que volviera con vos o no volviera". De entrada, López se negó. Hasta que de tanto insistir el marroquí lo convenció de viajar a Qatar. "A los seis meses me quería ir a la mier…, pero no me arrepiento. No me gustaba jugar para las 40 personas que había en la cancha. Ni siquiera gané plata, eh. Los que cobran en serio son los Xavi, Raúl, Eto’ o".

15| El defensor que más sufrió. Fue el portugués Pepe, durante un cruce de Champions League, entre Real Madrid y Lyon por los 8vos. de final de la Champions League 2011/12.

16| El mate y la pasión por Racing. El último hombre que levantó la Copa del Mundo es el francés Hugo Lloris. Durante sus años en Lyon, Licha y el arquero compartieron cuarto en las concentraciones. Y le traspasó la pasión por el mate. Y también otra: la de Racing. Antes de la final de la última Copa Libertadores, se hizo viral un video en el que le preguntaban a Lloris quién ganaría. "Ni Boca ni River. Racing, por Licha", contestó el capitán de Francia.

17| Inter de Porto Alegre. En 2013, cuando Roberto Ayala, excompañero en la selección, era mánager de Racing se contactó con Licha para arreglar su regreso al club. López quería volver. Pero al Lyon aún le quedaba un año de contrato y pedía 7 millones de euros. Por eso, tuvo que hacer una escala previa a la Argentina: el Inter de Porto Alegre. "Nunca me acostumbré. Son muchos partidos, muchos torneos, muchos viajes", recuerda de Brasil.

18| Lleva más de 10 años sin representante. Otra rareza. Durante la mitad de su carrera él mismo arregló sus contratos y eligió los clubes. Cuando un equipo lo quería, le llegaba un mensaje del DT o de algún directivo a su celular. Tottenham, Juventus y Chelsea son algunos de los grandes de Europa que lo buscaron, pero sin éxito en las negociaciones.

19| Siempre el mismo peinado. Un corte al ras. A veces pelado, a veces un poco más largo. Nunca usó botines llamativos, tampoco aros. No es el futbolista promedio, se sabe, aunque sí comparte un rasgo: tiene un tatuaje en una pierna con una pelota y la fecha del debut en Racing. A la altura de sus hombros tiene otros dos tatuajes. Lleva en cada uno la inicial del nombre de su hermana y de su madre. No se arrepiente, aunque ahora dice que fue una cuestión de adolescente.

20| El mejor gol, de casualidad. Lisandro marcó 184 goles en 431 partidos en 14 competiciones distintas, pero cuando le preguntan por un gol no duda: "El de chilena a Independiente". Dice que fue de casualidad: "Nunca en mi vida había tirado una chilena. Ni en un entrenamiento, ni en inferiores, ni en mi pueblo. Nunca".

21| Ser capitán. Cuando Diego Milito y Sebastián Saja dejaron Racing en mayo de 2016,López heredó la cinta. Ya había tenido ese rol en Lyon, pero no era lo mismo. "Lo que pasa es que no te tenés que ocupar de cosas solo futbolísticas. A mí no me gusta involucrarme y trato de participar lo menos posible, pero hay cosas de las que me tuve que hacer cargo", contó en su momento. Hoy disfruta esa responsabilidad.

22| El golpe más duro en Racing. Fue en febrero de 2017, cuando sufrió la lesión del ligamento lateral de la rodilla derecha ante Huracán. Pasó tres meses fuera de las canchas y le costó recuperar su nivel. Los hinchas y los futbolistas de la Academia le mostraron su apoyo. Pero la sorpresa llegó desde Francia: Alexandre Lacazette –hoy en Arsenal– marcó un tanto para el Lyon y lo festejó llevándose un dedo a la sien, en el clásico gesto de su excompañero de ataque.

23| Un experto en clásicos. El último que Racing fue local ante Independiente, Lisandro fue suplente por decisión de Diego Cocca. El Rojo se llevó el triunfo. Y a los pocos días Cocca renunció. Pese a que estaban muy distanciados, el capitán fue hasta la casa del DT, en Vicente López. "Vino a charlar conmigo, me preguntó qué necesitaba. Quiero aclarar públicamente que no tuve ningún problema con él", dijo Cocca.

24| Obsesión. Dijo que ganar un título con Racing se transformó en una "obsesión". Fueron varias las frustraciones ya: las eliminaciones de la Libertadores 2016 –donde lloró como un niño en el vestuario del Atlético Mineiro–y 2018. También la "Copa del Bicentenario" que se jugó ante Lanús, en agosto de 2016. Ahora, busca sacarse esa espina.

25| Las bromas al Viejo. En el plantel de Racing, entre tantas bromas que le hacen al capitán al que todos llaman Viejo, la que más se repite tiene que ver con su vestimenta. A veces llega al club en ojotas. Pero su look preferido es con alpargatas y boina, al estilo campestre.

26| Ídolo en todas partes, pero... La fama de huraño y su poca exposición mediática hizo que su carrera no trascendiera más. En Porto, Lyon y Racing los hinchas mueren por él. Aunque no logró expandirse de ahí. "Creo que si hubiera sido más abierto con la prensa y hubiera tenido más exposición, deportivamente quizá me habría ido mejor. Para ir a la selección, por ejemplo", dice el goleador que lleva años sin pisar un estudio de televisión y que sufre las notas en vivo.

27| Quedó en los libros por Messi. El 17/8/2005 fue un día histórico para el fútbol argentino. No para López. A los ST, 18 minutos de un amistoso contra Hungría, en Budapest, Licha dejó la cancha para que debute con la selección Lionel Messi. "Es increíble. Es de lo poquito que hice en la selección. Al menos quedé en los libros de historia", bromea.

28| Contracultural. En el 2019 reniega de las redes sociales: "Son una herramienta espectacular de comunicación y de pelotudez. No quiero ser parte de eso. No me interesa entrar a un Instagram para ver lo que publicó tal o cual persona. Por ejemplo: ‘domingo a la tarde tomando sol con mi amor’. ¡Dejate de hinchas los pelotas, hermano! Tomá sol y disfrutalo. A veces se sacan una selfie con la cara al lado de la cámara y ponen: ‘buenos días’. ¿Qué estás pensando cuando hacés eso?", dijo en una entrevista con Identidad Racinguista. Más allá de sus costumbres, al capitán de Racing le molesta el daño que se hace desde el anonimato: una vez su madre lo llamó llorando porque leyó comentarios hirientes para su hijo debajo de una foto publicada en Facebook.

29| Lo apasiona más la pesca que el fútbol. Dice que aquel gol de chilena ante Independiente lo disfrutó tanto como cuando saca un pez. Cuando tiene tiempo para ir a Rafael Obligado, lo ven pasar con su camioneta cargada de cañas para el lado de la laguna. Iván Pillud, además de sus amigos del pueblo, suele acompañarlo. López dice que lo único de importancia material que tiene en su casa son esas cañas. "Soy más profesional de la pesca que del fútbol", define.

30| Ansiedad. "Soy súper, súper ansioso", dice López. Los nervios le ganan antes de los partidos, no puede dormir la siesta en las concentraciones. Cuando compartía habitación con Gustavo Bou, recuerda, le preguntaba cómo hacía para dormir la siesta los días de partido. "A mi me duele la panza, me pongo nervioso", explica. Esta temporada en la que Racing va puntero hace más de seis meses ya no le quedan uñas: se las devoró por la tensión.

31| La herencia de Susana. La ansiedad de Lisandro es una herencia materna. Su madre, Susana, no puede ver los partidos ni por TV. Busca actividades para hacer en ese rato y luego se entera del resultado. Una sola vez fue a ver a su hijo a la cancha: fue el último partido de su primera etapa, una derrota 0-1 ante San Lorenzo, en el Clausura 2005.

32| Lector apasionado. "Tengo etapas", dice. Uno de sus preferidos es La Tregua, de Mario Benedetti. Marianela, de Benito Pérez Galdós es otro. Y también Veronika decide morir, de Paulo Coelho. A veces lee en las concentraciones. Pero lo que más disfruta es ir a la librería a comprarlos.

33| Perro verde. Fue el nombre de un mítico programa español de fines de los 80, que lanzó a la popularidad al periodista Jesús Quintero. Para Lisandro, es una expresión que lo define. "Siempre fui como un perro verde, medio reacio a todo lo que se genera fuera del fútbol", aseguró en una entrevista con Página 12.

34| Al ritmo de... Ya fue dicho: las costumbres y los gustos de Lisandro López salen de lo común del vestuario. Si le preguntan por una banda de música, responde: Concha Buika, una mallorquina de origen afro que tiene una voz cautivante. Si le piden un tema, elige Volverás.

35| La autoexigencia. Si erra un pase o una definición en una práctica se lo reprocha con gestos claros o insultos. "La autoexigencia –asegura– es la característica más importante de mi carrera. Siempre me exigí mucho. Año tras año siempre quería un gol más, un partido más".

36| La fecha del retiro. Dependerá del contexto que viva Racing en junio de 2020, cuando finalice su contrato. Y también de la vigencia del goleador. Lo que es casi un hecho es que una vez que decida el retiro, no seguirá en el fútbol. "De técnico, en un 99% no me veo. No creo que siga en el ambiente, ni siquiera con algo relacionado porque no me gusta estar expuesto".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.