El cuento mágico de Irlanda en el Mundial de hockey: buscará el milagro ante Holanda

Las chicas de Irlanda encarnaron al equipo Cenicienta del Mundial de hockey
Las chicas de Irlanda encarnaron al equipo Cenicienta del Mundial de hockey Fuente: AP
Sheila Shab
(0)
4 de agosto de 2018  • 18:54

LONDRES.- Irlanda es en el Mundial de hockey sobre césped lo que fue Croacia en Rusia 2018. Ambos equipos, lejos del top ten del ranking de sus respectivos deportes, llegaron a la final. La realidad es que las chicas del Trébol definirán hoy el título a las 12.30 de nuestro país con Holanda, el campeón defensor y principal potencia en este deporte en la rama femenina. Lo más parecido a un duelo entre David y Goliat, que se verá en vivo por ESPN.

El equipo verde jugó por primera vez unos cuartos de final y una semifinal del Mundial y ahora también palpita la histórica definición. Para lograr el pase, su último salto fue vencer 3-2 a España por penales australianos, después de haber empatado 1 a 1 en los 60 minutos.

Como si fuera poco, la delantera Anna O’Flanagan convirtió el tanto de la semifinal ante las españolas –a los 3 minutos del primer cuarto– y alcanzó a la histórica goleadora irlandesa, Lynsey Mc Vicker, con 65 tantos. Más récords para esta selección que alteró los pronósticos.

Por su parte, Holanda arribó a la definición también por penales australianos (3-1), después del 1 a 1 ante las Hockeyroos en el tiempo regular. Las naranjas dirigidas por Alyson Annan, que quieren extender su dominio más allá de la frustración en Río 2016, sufrieron el empate a 6 minutos del final, aunque salieron a flote en los disparos de ocho segundos de duración.

Las novedades ya no pasan por el aspecto tecnológico. Las jugadoras usan GPS de forma masiva desde hace más de cinco años, los cuerpos técnicos utilizan programas de edición online para visualizar enseguida las jugadas y mostrárselas a sus entrenadores en los entretiempos, mientras que la instrumentación del video-ref tiene una antigüedad de ocho temporadas. Ahora, son los equipos de bajo perfil los que dan la nota. Volviendo a lo futbolístico, algo similar a lo que sucedió en la última Copa del Mundo.

Irlanda es, sin duda, la gran sorpresa del torneo. Comenzó a hacer historia desde su confirmación a la gran cita de Londres. La "Armada Verde", como apodan a la selección femenina irlandesa, disputa un Mundial después de 16 años de ausencia. Participó en Amsterdam 1986, Dublin 1994 y por última vez en Perth 2002, cuando las Leonas salieron campeonas por primera vez. Su mejor actuación fue cuando el certamen se realizó en su casa y quedó en el 11º lugar. Posición que ya es ampliamente superada: como mínimo quedará segunda y sumará 650 puntos para el ranking, lo que lo hará escalar varios peldaños en la general. Ya no mantendrá el puesto 16º.

El triunfo y el posterior festejo de las irlandesas ante España - Fuente: Twitter

00:45
Video

Irlanda sorprendió desde el comienzo ya que fue el primer equipo de la competencia en clasificarse de forma directa a cuartos de final, tras quedar como líder en la Zona B: venció a Estados Unidos (3-1) e India (1-0), y perdió ante Inglaterra, el local, por la mínima diferencia. Con seis unidades, siguió escribiendo la historia del deporte del palo y la bocha de su país y se ubicó en una de las llaves que conformaban los ocho mejores equipos. Nunca antes visto.

El camino para disputar el oro se abrió a partir de la conformación en cuartos de final de dos llaves completamente distintas y desparejas, según el nivel de cada selección. Por esa razón, iba a llegar al partido decisivo uno de los que no aparecían como favoritos.

El vencedor que surgiera del encuentro entre Alemania y España iba a cruzarse con el ganador de Irlanda–India. En ese fixture, la lógica fue alterada por España, que convirtió un gol a 6 minutos del silbato final y dejó eliminadas a las germanas, que se encaminaban como finalistas. A partir de este resultado, volaron todos los papeles. En tanto, la otra parte del cuadro se asemejaba al Grupo de la Muerte: quien se quedara con la victoria de Australia-Argentina se iba a enfrentar con Holanda o Inglaterra.

Las irlandesas superaron el cruce eliminatorio el jueves pasado y, al día siguiente, los diarios deportivos nacionales comenzaron a darle más lugar a este equipo que había logrado vencer en shoot outs a India, después de empatar 0 a 0 en tiempo reglamentario. "El sueño continúa", "Irlanda hace historia", se pudo leer entre otro títulos.

Sin haber demostrado gran talento en la cancha, sin una sólida idea de sistema, con sólo dos partidos ganados en los 60 minutos, uno perdido y dos superados por penales, la Armada Verde ya está feliz, pero seguramente no se conforma. El secreto, quizás, haya estado en la regularidad y en la focalización desde el mismo arranque de torneo, una base clave para seguir este recorrido lleno de gritos y sonrisas.

La capitana Kathryn Mullan juró: "Esto recién empieza". No tienen nada que perder; ellas ya ganaron la medalla de plata, una recompensa impensada. Pero están a un solo paso y se preguntan: ¿Por qué no?

La locura de Holanda, luego de arribar a otra final
La locura de Holanda, luego de arribar a otra final Fuente: AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.