El francés Sebastien Ogier comenzó la defensa del título con un triunfo en Montecarlo