El hattrick de tries a Pucará confirma la proyección de Luca Sábato, wing de Alumni

Luca Sábato, de 23 años, le marcó tres tries a Pucará
Luca Sábato, de 23 años, le marcó tres tries a Pucará Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Agustín Monguillot
(0)
4 de agosto de 2018  • 22:18

Luca Sábato lo hizo de nuevo. El tryman de peso mosca de Alumni consiguió un hattrick en un partido que se perdía por 20 puntos, pero un segundo tiempo magistral de su parte permitió al equipo de Tortuguitas sumar su séptima victoria sucesiva y continuar en lo más alto del Top 12 de la URBA , liderazgo que comparte con San Luis y ahora Belgrano .

Ver en acción a Sábato es una invitación a caer en el prejuicio de preguntarse qué hace ahí. Ronda el metro setenta y, si pesaran a todos, seguramente la balanza diría que es el más liviano de la cancha. Luca borra todo de un plumazo cuando recibe la pelota: acelera como un jugador internacional de seven, siempre se las ingenia para escurrirse de la marca y tiene potencia para traccionar. Este sábado, en el peor momento de Alumni, siguió rompiendo la defensa y generó nerviosismo entre los hinchas locales, que pidieron a gritos que lo bajaran a toda costa.

"Si me saco el cassette, digo que es un enano de m...", bromeó Tomás Passerotti, su capitán. Ya serio, el medio-scrum elogió la capacidad de Luca: "Es recontra incisivo. Te das vuelta y te saca la billetera. Está permanentemente atento. Va por más siempre. Lo ves entrenarse y siempre quiere ganarte 1 a 0. Es lo mejor que tiene y lo contagia".

"Por el físico que tengo, no puedo regalar nada", advirtió Sábato, de 23 años y que acumula 11 tries en 8 partidos. El wing mostró ante Pucará todo su repertorio ofensivo. En su primera conquista se sacó de encima la marca con un sombrerito, le anotaron la patente en una medialuna que derivó en el try que inició la remontada y tuvo oportunismo para surgir como apoyo cuando firmó su hattrick. "Es muy pícaro y siempre está en el lugar y el momento en que tiene que estar", destacó el fullback Máximo Provenzano, hombre de Pumas 7s .

Todos conocen la capacidad de Luca, que en la temporada pasada irrumpió como tryman de la URBA y gran revelación del torneo que Alumni perdió en la definición contra Hindú. "Confiamos en nuestro juego y en el que tenemos al lado. Eso es fundamental", explicó el wing tras el séptimo triunfo consecutivo del club de Tortuguitas, que empieza a encaminarse en pos de ese título de campeón que le es esquivo desde hace 17 años.

Al igual que en la fecha pasada, frente a CUBA, Alumni se las ingenió para ganar a pesar de jugar mal el primer tiempo. Pucará dio cátedra, con Lucas González Amorosino manejando los hilos y explotando los espacios con la pimienta de sus backs. Los de Burzaco marcaron cuatro tries de juego abierto y resolución en una punta. Los 20 puntos de diferencia que hubo en ese lapso reflejaron la total superioridad sobre un rival impreciso con la pelota y permeable en la defensa, paradójicamente, su bandera.

Pero Alumni cambió. No solamente la actitud; también entendió que debía sacarle la pelota a Pucará para evitar los kicks kilométricos de González Amorosino. Los tries fueron sucediéndose y el local empezó a dudar. Otra conquista de Sábato y una conversión de Joaquín Díaz Luzzi desde una bandera dieron vuelta el resultado y generaron la explosión de la hinchada albirroja. "Somos un equipo de segundos tiempos y hay que cambiar eso urgentemente", criticó Sábato.

Mientras tanto, el wing confirma su gran momento y que puede ser una opción para alguna convocatoria. Tiene un solo antecedente, en un trial para Pumas 7s de hace un año. Poco como para lo que viene mostrando. Él disfruta Alumni y, casi en secreto, sueña algún día jugar de celeste y blanco con su hermano Franco, que actúa en el seleccionado de seven: "Estoy muy tranquilo y no pienso tanto en eso. Las oportunidades tienen que llegar".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.