El tricampeón que ya está listo para otro desafío

En Japón, y por tercer año consecutivo, José María Pechito López (Citroën) se consagró en el Mundial de Turismo; ahora se enfocará en la Fórmula E, en la que debutará el 9 de octubre
Alberto Cantore
(0)
5 de septiembre de 2016  

Pechito posa con la bandera argentina
Pechito posa con la bandera argentina

No le quedaba nada por demostrar. Tampoco para probarse. Pero José María López tuvo la capacidad para reinventarse y despedirse de la misma manera de la que ingresó en el Campeonato Mundial de Turismo : con un título. Esta vez, el cordobés desató el festejo en Motegi, Japón; hace un año, el escenario de la celebración fue la paradisíaca Tailandia, mientras que en la temporada del debut, en 2014, se hizo dueño del trono en el circuito de Suzuka, otro de los autódromos que se levantan en la tierra del Sol Naciente.

Siempre Pechito al frente, el mismo que alguna vez pensó en abandonar el automovilismo, después de las dos frustraciones para ser parte de la Fórmula 1; siempre delante de todos, marcando el camino y el terreno hasta a sus propios compañeros en Citroën , la automotriz francesa que lo tentó para ser tercer piloto, aunque él finalizó su ciclo como amo y señor del equipo. Y su jerarquía no sólo fue en su beneficio, porque a partir de sus logros le abrió una ventana a otro compatriota: en Motegi debutó Néstor Girolami ( Volvo ), clasificándose 9º y 5º, en la doble jornada.

Apenas aterrizó en Japón, López estableció que no estaba de paseo, aunque la ventaja sobre Tiago Monteiro , el perseguidor en la carrera por el título, era considerable. “Uno de mis países preferidos. Listo para empezar y con muchas ganas de subirme al auto”, escribía en las redes sociales, 48 horas antes de iniciar la actividad en la pista. De manejo agresivo y con una enorme ductilidad para encontrar la mejor puesta a punto del auto en los diferentes trazados, la pole position fue el primer eslabón de la cadena que lo llevó el éxito, ése que se terminó de consumir en la segunda carrera que la categoría desarrolló en Motegi.

Fuente: LA NACION

No fue una definición cualquiera la que le terminó dándole el título, porque en la batalla Pechito también debió ceder a favor de Citroën. Con la victoria a tiro, le dejó el lugar de privilegio a su compañero Yvan Muller , en una estrategia para que la marca se perfile para obtener el Campeonato de Constructores y el piloto francés quede posicionado en la pelea por el subcampeonato, una puja que sostiene con Monteiro: ambos están empatados en 199 unidades, aunque muy lejos de los 319 que acumuló el riotercerense, que a excepción de la primera carrera en Hungría sumó siempre. “No fue una decisión fácil, porque no es fácil dar una victoria. Yvan y Monteiro están en una lucha cerrada y no me quiero involucrar, pero era un gesto para mi compañero. Espero que no lo tome como una falta de respeto, él sabe que lo considero un gran campeón, un excelente compañero con el que tuve una justa pelea durante los tres años. Como piloto es difícil renunciar a una victoria”, señaló, acerca de la maniobra que lo ubicó como escolta, aunque esos 18 puntos le eran suficientes para la consagración. Antes, en la carrera inicial, terminó en el 4º lugar, en una competencia que tuvo el protagonismo de Honda, que copó el podio.

“En este momento soy una de las personas más felices del mundo. No se puede ganar un campeonato con facilidad, como tampoco se gana una carrera fácil. Fueron tres años fantásticos y a cualquier piloto del mundo le gustaría lograr esto. Estuve en el mejor equipo, con grandes compañeros. No se trató sólo de mí: el WTCC me dio la oportunidad, pero yo no estaría aquí, en este lugar, sin Citroën, mis compañeros, mis mecánicos…”, comentó, e hizo un breve repaso de la experiencia y camaradería que imperó en la estructura.

Pero los retos no se terminan para Pechito, que a los 33 años empezará una nueva aventura en la Fórmula E . “No mucho tiempo para festejar, camino al aeropuerto con mi compañera de la vida [Victorie Fenestraz], rumbo a un nuevo desafío”, escribió López, que viajó con destino a Donnington Park, Inglaterra, para volver a tomar contacto con el equipo DS Virgin Racing. Aunque los autos eléctricos –con los que debutará en Hong Kong, el 9 de octubre– no serían su techo: el DTM o el Mundial de Endurance también lo podrían tener entre sus estrellas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.