GP de Silverstone: Hamilton ganó una carrera caótica, en la que Vettel cometió su enésimo error en los últimos tiempos

Fuente: Reuters
(0)
14 de julio de 2019  • 12:18

Silverstone entregó uno de los Grandes Premios más emocionantes y caóticos de los últimos años. Sin embargo, el desenlace fue idéntico al que se repitió una y otra vez en el pasado inmediato: Lewis Hamilton volvió a ganar a bordo de su Mercedes, se consolidó como el máximo ganador de la historia del Gran Premio de su país y se escapa en la cima de la tabla de posiciones de pilotos rumbo a su sexto título en la Fórmula 1.

Después de haber largado en el segundo lugar de la grilla, Hamilton se lanzó rápidamente a la caza de Valtteri Bottas, su compañero de equipo que había conseguido la pole en la clasificación. Mientras los Haas de Romain Grosjean y Kevin Magnussen se tocaban entre sí y protagonizaban un ridículo más en el historial reciente de la escudería norteamericana, los Mercedes estaban compenetrados en una lucha encarnizada.

Bottas sostuvo a Hamilton hasta la vuelta 17, cuando ingresó a boxes y le cedió la primera posición a Hamilton. El despiste de Antonio Giovinazzi y la salida del Safety Car le permitieron a Hamilton afianzarse en la cima, aprovechando el momento para ingresar a boxes. Hamilton se adueñó de la punta y nunca más la soltó e incluso decidió no hacerle caso a su equipo cuando durante las últimas vueltas lo llamaban a boxes para cambiar sus neumáticos en busca del récord de vuelta que finalmente consiguió pese a no haber parado en el pit.

Más allá de Hamilton, el foco estuvo nuevamente en otro capítulo de la batalla entre Charles Leclerc y Max Verstappen. Después de la definición atrapante que protagonizaron en el Gran Premio de Austria, volvieron a batirse a duelo en Silverstone en una guerra que promete convertirse en un clásico en la historia de la Fórmula 1. La refriega entre ambos llegó incluso hasta la salida de boxes, en donde quedaron emparejados mano a mano con el Red Bull de Verstappen saliendo por delante de Leclerc, quien luego recuperaría su posición.

El Safety Car que benefició a Hamilton perjudicó a Leclerc, quien fue llamado por su equipo una vuelta más tarde y perdió su tercera posición con los Red Bull de Verstappen y Pierre Gasly. Sin embargo, Leclerc recibió un guiño del destino para finalmente terminar en la tercera posición: Sebastian Vettel, su compañero de equipo, embistió a Verstappen por detrás en una maniobra que le costó diez segundos de sanción. El alemán, quien está protagonizando una temporada decepcionante, había sido superado por el holandés y, en su intento desesperado por recuperar la posición, terminó impactando a su rival.

En el caos, reinó otra vez Hamilton, líder absoluto de la categoría con 223 puntos. Bottas, escolta en el campeonato con 184 unidades, finalizó en segunda colocación y Charles Leclerc completó el podio con su Ferrari. Pierre Gasly, en su mejor carrera de la temporada, terminó en cuarto lugar y Max Verstappen en quinta posición después del choque de Vettel que lo bajó del podio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.