Fórmula 1. Mercedes, el Dream Team de Hamilton que proyectó Wolff

Toto Wolff y Lewis Hamilton, el modelo perfecto con el que Mercedes domina la Fórmula 1, apuntan a extender el vínculo con el equipo de Brackley
Toto Wolff y Lewis Hamilton, el modelo perfecto con el que Mercedes domina la Fórmula 1, apuntan a extender el vínculo con el equipo de Brackley Fuente: AFP
Alberto Cantore
(0)
29 de abril de 2020  • 07:00

El modelo perfecto. Seis títulos consecutivos, un récord que Mercedes impuso en la Fórmula 1 con la conquista en 2019, tiene dos espadas destacadas: Lewis Hamilton, piloto estrella que firmó cinco de esas coronas, y el director ejecutivo Toto Wolff, armador del ciclo y que descubrió el mecanismo para relanzar la estructura, luego de un inicio sin resultados. Juntos dominan el Gran Circo, la era híbrida los convirtió en leyenda y a la par desandarán los futuros episodios de un calendario que es rehén del brote mundial de Covid-19. Una combinación perfecta para una fórmula que se gestó en 2013, cuando el británico dejó McLaren para reemplazar a Michael Schumacher.

Sin actividad en los circuitos, con escasos movimientos en las fábricas, las complejas negociaciones para diseñar la temporada 2020 y las conversaciones de aquellos pilotos que tienen que renovar contratos llevan la agenda de la Fórmula 1. Hamilton es una de esas piezas deseada, ya que el vínculo con la escudería de Brackley finaliza este año. Un posible desembarco en Ferrari, que tiene estancadas las tratativas con Sebastian Vettel, resultó una movida que agitó a la grilla y despertó conjeturas, aunque el séxtuple campeón desestimó ese cambio. "Si te fijas en los pilotos que corrieron para Ferrari, es algo a corto plazo. Es un equipo increíble y el coche rojo es muy bonito. También tengo rojo en mi casco: el rojo es el color de la pasión, del amor o de lo que quieras. Pero lo que hizo Mercedes por sus pilotos., si reconoces eso te conviertes en parte de un legado y en un socio de por vida. Y eso creo que es súper atractivo", comentó una entrevista que realizó el expiloto Martin Brundle para Sky Sports, a inicios de 2020, y que la cadena británica publicó en las últimas horas.

Hamilton logró cinco coronas con Mercedes y descartó una posible negociación con Ferrari: "No hay ningún sueño de ir a otro equipo, estoy en el equipo de mis sueños"
Hamilton logró cinco coronas con Mercedes y descartó una posible negociación con Ferrari: "No hay ningún sueño de ir a otro equipo, estoy en el equipo de mis sueños" Fuente: AFP

La charla, que se extendió por media hora y de la que participó Toto Wolff, fue una muestra del pensamiento que ya tenía Hamilton, que diez días atrás, en Instagram, y cuando las versiones de un cambio de rumbo se aceleraban, escribió: "No hay ningún sueño de ir a otro equipo: estoy con el equipo de mis sueños; no hay nada en mi camino, porque no estoy intentando cambiar de aire. Estoy con las personas que se preocuparon por mí desde el primer momento. ¡Somos el mejor equipo!, Mercedes".

La relación entre Hamilton y Wolff viaja más lejos del tiempo que comparten en un circuito durante un fin de semana de carreras. La fusión también se observa en Brackley, la casa de Mercedes, y el entendimiento es prácticamente perfecto. "Éramos como imanes, nos atraíamos. Tenemos personalidades parecidas. Mi objetivo en la F.1 es ganar y para eso tengo que saber qué personas quiero alrededor para lograr el objetivo. Y eso es lo que logra Toto [Wolff]. Él necesitaba que hiciera lo que hago con el auto y yo, que Toto hiciera lo que hizo con el equipo", expuso el piloto, que con solo realizar una llamada reconoce hasta el estado de ánimo de quien es su jefe, pero también un amigo.

De 35 años, Hamilton no encuentra demasiados contratiempos para extender la relación con las Flechas de Plata, porque en el garaje estará el austríaco manejándolo todo, al detalle: "Acordar el sueldo es la parte más fácil", apuntó, quien es el piloto que más facturó en la historia de la F.1, con 435 millones de euros. "Hay que cambiar pequeñas cosas que permitan que pueda seguir haciendo ciertas cosas que también me motivan [en noviembre de 2018, en Shanghái, el piloto lanzó una junto con el diseñador de moda Tommy Hilfigier una colección] y que no nos alejan del objetivo principal: ganar títulos. Cada año tu vida se mueve, cambia y tu plan para los próximos cinco años es diferente. Estoy entrenando, posiblemente, en mi último período de tiempo en la F.1 y por supuesto que quiero exprimirlo económicamente, pero se trata más que de resultados: se trata del viaje y del destino, el resto es un complemento".

Wolff, el éxito con el aporte de Schumacher

Norbert Haug, Jeand Todt, Ron Dennis, Frank Williams, Alfred Neubauer, Colin Chapman, estrategos que establecieron con sus equipos marcas en la F.1. Toto Wolff rompió las estadísticas con un doble séxtuple título, Mundial de Pilotos y de Constructores, y por esa razón el austríaco asomó como un elemento valioso en un posible mercado de pases del Gran Circo. La compra del 4,77% del paquete de acciones de Aston Martin, que retornará a la F.1 en 2021, dos semanas atrás, hizo que su nombre se asociara a la marca de automóviles que utilizaba el legendario agente secreto James Bond. Hombre de negocios, en el pasado también controló un 16% de Williams y ahora es poseedor del 30% de Mercedes AMG-Petronas, la estructura alemana de F.1.

Michael Schumacher compitió con Mercedes entre 2010 y 2012 y fue una de las plataformas del actual éxito, según la visión de Toto Wolff
Michael Schumacher compitió con Mercedes entre 2010 y 2012 y fue una de las plataformas del actual éxito, según la visión de Toto Wolff Fuente: AFP

La cercana relación con el magnate Lawrence Stroll, dueño de Racing Point y que se convirtió en socio mayoritario de Aston Martin, y las supuestas rispideces con el sueco Ola Källenius, el principal dirigente de Daimler, alentaron las versiones de un cambio de rumbo. "Es una historia falsa, no me convertiré en el CEO de Aston Martin", enfatizó Wolff, al que también se lo menciona como reemplazante de Chase Carey, el CEO de Liberty Media, quien controla la F.1. El cuerpo y la mente del austríaco, de 48 años, apuntan a sostener los triunfos, esos que empezaron en la temporada 2012, con apenas una victoria de Nico Rosberg en el Gran Premio de China, pero que explotaron dos años más tarde, cuando el binomio Hamilton-Rosberg ganó 16 de los 19 GP's de la temporada.

"La estrella del deporte, el que se sienta en el auto o patea una pelota, es muy diferente al papel que desempeño. Pero los niveles de estrés y la responsabilidad son muy similares. Con Hamilton es natural que tengamos desacuerdos, pero nunca tuvimos una pelea ni nada por el estilo. Somos muy transparentes, nos guste o no, y por eso la relación es tan saludable", define Wolff cómo es la convivencia con el séxtuple campeón, también el hombre que impulsó a Mercedes a dominar en el Gran Circo y que dialoga con el británico sobre objetivos, proyectos y compromisos.

Cuando Daimler decidió tomar al equipo BrawnGP, que en 2009 fue campeón con el inglés Jenson Button, la mecánica fue sostener el éxito sin aplicar una mayor inversión, aunque el proyecto se desmoronó. Fue Ross Brawn -actualmente director deportivo de la F.1- quien convenció al grupo a inyectar dinero en la estructura de F.1 y Wolff quien descubrió el momento exacto para realizar el desembolso. En 2013 entró en vigencia el llamado Acuerdo de Restricción de Recursos -una especie de límite de presupuesto- y ahí Mercedes invirtió más que ningún otro equipo para desarrollarse para lo que es la era híbrida, que empezó en 2014.

Para el austríaco, sin embargo, el primer paso para este presente de gloria sucedió en 2010, con la contratación de Michael Schumacher. "Tiene una gran parte de esto. Si no hubiera sido por BrawnGP, la visión de Norbert Haug de un equipo propio y con Michael como piloto estrella, nuestra historia de éxito no habría existido", relató, quien en ese entonces era director ejecutivo de Williams y fue convocado, a fines de 2012 por Mercedes, para comparar si con esos recursos podían cumplir las expectativas de ser campeones mundiales. El ajuste de Wolff empujó la inversión y después de un año, las Flechas de Plata hicieron dieron siempre en el blanco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.