A Licha López, la eliminación de Racing de la Copa Argentina le pegó como "un palazo"

Cvitanich, de cabeza gacha, falló su penal; a su lado, Licha López, que lo convirtió, pero igual de frustrado por la eliminación
Cvitanich, de cabeza gacha, falló su penal; a su lado, Licha López, que lo convirtió, pero igual de frustrado por la eliminación Fuente: Télam - Crédito: Telam
(0)
21 de julio de 2019  • 21:04

Por segundo año consecutivo, Racing quedó eliminado prematuramente en la Copa Argentina, en los 32os de final y por equipos del torneo Federal. La otra coincidencia es que tanto Sarmiento de Resistencia, en 2018, como Boca Unidos de Corrientes, este domingo, visten camiseta con los colores amarillo y rojo. Sin competencia internacional -en la Copa Sudamericana quedó al margen ante Corinthians- ni Copa Argentina, lo único que tendrá la Academia en este segundo semestre es la Superliga, en la que defiende el título de campeón.

Dentro de los análisis futbolísticos mesurados que hicieron Eduardo Coudet y Lisandro López, el capitán del conjunto de Avellaneda dejó traslucir su decepción: "Es una frustración grande, un palazo, porque esta Copa era uno de los objetivos de la temporada. Aspirábamos a llegar más lejos".

El Chacho, muchos menos ofuscado que cuando hace un año fue superado por el rival chaqueño, pareció resignado: "Esta Copa se la hace esquiva a Racing". El entrenador encontró aspectos positivos: "Es difícil de explicar, planteamos bien el partido y creamos situaciones, pero los goles hay que hacerlos para ganar. Nos fue ganando la desesperación de generar ocasiones y no convertir. No se nos dio, no la pudimos embocar. Tuvimos una sobre la línea, otra en un poste, el arquero fue figura y tapó varias. Una cosa es la eliminación de la Copa anterior, cuando no estuvimos a la altura, y otra la de hoy. Queda la bronca y el dolor porque merecíamos ganar y teníamos muchas ganas de avanzar a la siguiente etapa".

Licha López, que suele ser autocrítico cuando el equipo no cumple con las expectativas, también rescató algo del rendimiento de Racing: "Tuvimos momentos buenos, el equipo estuvo corto, pero no convertimos, ahí estuvo la clave. No estuvimos finos para definir. Comparando con lo del año pasado, hicimos un buen partido. A medida que pasan los minutos, el equipo rival se cierra más y se hace difícil entrar. Hay buen plantel, hay jerarquía, experiencia, juventud, un técnico que nos exige. Como plantel estamos muy bien. Si viene un delantero como refuerzo será bienvenido".

Racing tiene cinco días para pasar página, le espera el viernes el debut por la Superliga ante Unión, en Avellaneda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.