A pura emoción: la noche en la que San Lorenzo regresó a Boedo

Los hinchas de San Lorenzo colmaron Boedo
Los hinchas de San Lorenzo colmaron Boedo Fuente: LA NACION - Crédito: Jorge Vidal
Fernando Vergara
(0)
30 de junio de 2019  • 22:03

Sentido de pertenencia. Amor. Pasiones. Viejos recuerdos. El barrio envuelto en emociones, lágrimas y abrazos. San Lorenzo tiene un nuevo motivo para hincharse el pecho de orgullo. El Ciclón volvió a Boedo y su presidente, Matías Lammens, calificó el acontecimiento como "el logro más importante en la historia del club". El dirigente añadió: "Me siento privilegiado por ser el presidente en este momento y partícipe de una gesta popular sin antecedentes mundiales".

La bandera de San Lorenzo ya flamea en Avenida La Plata

00:20
Video

La caravana marchó anoche hacia la tierra prometida, en vigilia hasta que el reloj marcase la 0 del lunes. Sebastián Torrico, Nicolás Blandi, Leandro Romagnoli, Fabricio Coloccini, Néstor Gorosito y Héctor Scotta se subieron a una carroza especialmente montada, desde el oratorio hasta avenida La Plata. El 1° de julio quedará marcado a fuego en el Ciclón. Será por siempre el día de una gesta conmovedora. Es la fecha en la que el club volvió a tener posesión sobre los terrenos de Avenida La Plata al 1700, un espacio donde estuvo enclavado el legendario Gasómetro. Después de una lucha de muchos años, la firma de la escritura le devolvió a San Lorenzo los más de 27.000 metros cuadrados en Boedo.

Boedo, barrio "de murga y carnaval"

00:23
Video

Un fenómeno social, cultural y, obviamente, también deportivo. Boedo quedó impregnado del sentimiento especial que transmite San Lorenzo desde hace 111 años. La batalla inicial fue en 2006, cuando el club recuperó los 4500 metros de la Plaza Lorenzo Massa (donde hoy se levanta el Polideportivo), hasta la sanción de la Ley de Restitución Histórica en 2012. Aparecieron las marchas multitudinarias, negociaciones y el fideicomiso para adquirir metros cuadrados. Fue uno de los bastiones de la dirigencia encabezada por Lammens, Marcelo Tinelli y Roberto Álvarez.

La fiesta de los hinchas de San Lorenzo en Boedo
La fiesta de los hinchas de San Lorenzo en Boedo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Ayer, el club organizó una celebración que se dividió en varios procesos. Según confirmaron varios dirigentes, más de 100.000 personas se movilizaron y 35.000 ingresaron al predio de Avenida La Plata. El lema fue #VolvemosParaSiempre. Primero hubo una misa en el Oratorio San Antonio, ese lugar emblemático donde el padre Lorenzo Massa y un grupo de pibes entusiastas le dieron vida al Ciclón. Desde allí se inició la caravana hacia Tierra Santa. Hombres, mujeres y niños -muchos en los brazos de sus padres- se emocionaron con cada uno de los recuerdos. Poco importó el frío de la helada noche porteña. Puntos que marcaron la fidelidad de sus hinchas.

Boedo, barrio "de murga y carnaval"

00:23
Video

La masa de gente llegó a Avenida La Plata alrededor de las 21.30. Gritaron, saltaron y levantaron las banderas azules y rojas. Un gentío que cantó y vibró sin parar. El evento tuvo de todo. Hubo un show de Fuerza Bruta y cantaron el Coro Kennedy, Vicentico y Nestor En Bloque, entre otros. Al compás del tango, por allí podía verse a los héroes del Viejo Gasómetro, esas leyendas de una historia única. Se mezclaban con videos que reflejaban todas las señales de identidad que atravesaron el tiempo de este club. El exdelantero Walter Perazzo hizo memoria: "Yo debute en la primera de San Lorenzo en este lugar, en un partido contra Cipolletti de Río Negro. Después jugué contra Boca. Me trae muchísimos recuerdos, que con el tiempo valoro todavía más. Esa cancha del Ciclón vio a todas las glorias de San Lorenzo. Hoy regresamos a la casa propia, volvemos al lugar que corresponde y recuperamos buena parte de la identidad". Otro exatacante y entrenador, Claudio Biaggio, agregó: "Esto es algo inolvidable".

Sergio Villar, el futbolista que más veces (450 partidos) vistió la camiseta azulgrana, expresó a LA NACION: "Esto es volver a mi casa, toda mi carrera la hice acá. Se me vienen a la cabeza las tribunas, los nenes mirando los partidos, los vitalicios. Esto es todo. Es una fecha importantísima para San Lorenzo y todos los hinchas que compraron metros cuadrados para volver".

A fines la década del 70, San Lorenzo fue obligado a vender el Viejo Gasómetro al gobierno militar. Después, Carrefour adquirió el terreno para construir su primer hipermercado en nuestro país. Con lágrimas en el rostro, muchos hinchas -principalmente abuelos- recordaron aquella tarde de 1979 en la que el Ciclón disputó su último partido, contra Boca, el 2 de diciembre de aquel año. Su nacimiento había sido el 7 de mayo de 1916.

La fiesta de los hinchas de San Lorenzo en Boedo
La fiesta de los hinchas de San Lorenzo en Boedo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

De los 19 títulos que luce en sus vitrinas, incluida la Copa Libertadores de 2014, cada uno tiene un sabor especial para el Ciclón. Pero el motivo de esta fiesta, el espíritu de la vuelta a Boedo, fue más allá: resultó una manifestación múltiple y pintoresca con la identidad azulgrana como protagonista principal. "Es una gran alegría para todos nosotros. Recuerdo muchas tardes hermosas en el Gasómetro, es parte de nuestra idiosincracia. Pero este proceso es muy largo, y ojalá que el club pueda construir un nuevo estadio", remarcó José Sanfilippo, el máximo goleador en la historia del Ciclón con 207 goles en 265 partidos.

Las historias se amontonaron en Avenida La Plata al 1700. La piel se eriza y es inevitable. Aparecen rostros desencajados, emocionados. Brotan lágrimas de esperanza. Se habla de sueños materializados. Hubo hinchas que viajaron desde Estados Unidos, España, Italia y Brasil para acompañar a los cuervos en una noche que quedó en la memoria. "Esto es lo máximo e inclusive supera a la alegría de la Libertadores 2014", coincidieron varios.

"Tengo una alegría inmensa. El Gasómetro fue único, un espacio muy bonito y no habrá otro igual. Yo festejaba los goles con la gente y con todos muy pegados al alambrado. Con los vitalicios nos tomábamos las manos. Guardo muchísimas fotos de esas tardes y extraño los tablones, los fierros, las chapas. A San Lorenzo nunca lo tendrían que haber sacado de este lugar. Pero ya estamos de vuelta y tenemos que pensar hacia adelante", apuntó Scotta, otro legendario goleador azulgrana.

Cuando el reloj se acercaba a la medianoche, todos los dirigentes subieron al escenario. Tras la cuenta regresiva, los azulgranas explotaron de alegría. El show de fuegos artificiales le aportó todavía más colorido. "¡Soy de Boedo, soy de Boedo!", se escuchó con fuerza. El Ciclón ya había vuelto al barrio que a San Lorenzo lo vio nacer.

La caravana rumbo Avenida La Plata

00:37
Video

Estadio Papa Francisco

La historia continúa para San Lorenzo. Ya se dieron varios pasos significativos. Ahora el objetivo es construir en los terrenos que vuelven a su poder el nuevo estadio, que tendría capacidad para 46.000 espectadores, según las estimaciones. El emprendimiento no será sencillo, está claro. Ahora el club necesita que se aprueba una Ley de Rezonificación en el predio. Será una de las luchas que deberá encarar. El presidente Matías Lammens dijo que "se evalúan diferentes alternativas". En septiembre pasado, el dirigente había hecho un cálculo de 75 millones de dólares para llevar adelante la obra. Hasta ahora, lo que está confirmado es el nombre que llevará el estadio: Papa Francisco. Un reconocimiento al hincha Jorge Bergoglio, que en su juventud iba al Gasómetro, del que tiene de recuerdo una pedazo de madera de un tablón.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.