Alarma en River: un caso de Covid-19, plantel aislado y cuarentena a 20 días de la Copa Libertadores

Marcelo Gallardo, el piloto de tormentas en una situación delicada
Marcelo Gallardo, el piloto de tormentas en una situación delicada Crédito: prensa river
(0)
28 de agosto de 2020  • 12:44

"Según me contaba Marcelo Gallardo, un equipo necesita al menos dos meses de entrenamientos para volver a jugar al fútbol en este contexto". Las palabras, mencionadas a comienzos de junio, corresponden el presidente Alberto Fernández en un contexto de diálogo con el entrenador de River. Eran días en los que en Europa el fútbol comenzaba a retomar su actividad oficial, mientras que en la Argentina todavía no había confirmaciones ni ideas definidas. Pues bien, a casi tres meses de aquel momento y a 20 días del inicio de la Copa Libertadores para los millonarios, un caso de Covid-19 en el grupo encendió las alarmas e interrumpió la preparación del plantel. Un dolor de cabeza mayúsculo para Gallardo y los suyos.

River se verá obligado a suspender los entrenamientos y permanecer aislado en el hotel donde concentran en Ezeiza, luego de confirmarse que el entrenador de arqueros Adrián Olivieri dio positivo de coronavirus en el test que se le realizó el jueves. Existe una creciente preocupación en el club, ya que Olivieri -tuvo un cuadro febril- estuvo en contacto con varios jugadores, fundamentalmente con los cuatro arqueros que componen el plantel: Franco Armani, Germán Lux, Enrique Bologna y Franco Petroli.

Crédito: @RiverPlate

El entrenador de arqueros comenzó con los síntomas ayer al mediodía y tras eso decidieron trasladarlo para el hisopado. Actualmente Olivieri se encuentra en buen estado de salud, aunque continúa con los síntomas febriles. El hombre, de 52 años, es el habitual preparador de los guardavallas de la reserva. Estaba en la delegación por la ausencia de Alberto 'Tato' Montes, el encargado de practicar con Armani y compañía. Este último, de 62 años, no volvió a trabajar durante la pandemia de Covid-19 por estar considerado dentro del grupo de riesgo.

El próximo paso para la entidad de Núñez será realizar los testeos de PCR, posiblemente el lunes y una vez que se tengan los resultados recién se informarán los pasos a seguir. Mientras tanto, todo el plantel permanecerá aislado en la burbuja del hotel Holiday Inn, situado a unas 20 cuadras del River Camp. Por supuesto, los jugadores no realizarán tareas físicas. Y nadie deberá abandonar su habitación.

Antes de aislarse durante una semana en la burbuja sanitaria en Ezeiza, tanto los jugadores de River como el cuerpo técnico y el staff fueron testeados a través de los hisopados PCR. Esto sucedió el último sábado, mientras que el domingo todos tuvieron el día libre. En tanto que el lunes, antes de comenzar con la burbuja en sí, hubo nuevos controles médicos. Todavía nadie tiene una explicación muy clara de lo que sucedió. Lo cierto es que el sistema se mostró vulnerable.

La noticia cayó como una bomba y la preocupación va en aumento para Gallardo porque los tiempos se acortan. River deberá jugar dentro de tres semanas, el 17 de septiembre próximo, cuando se enfrente con San Pablo, en Brasil, en un duelo por la tercera fecha del Grupo D de la Libertadores.

Asimismo, su rival ya tiene roce desde hace tiempo. San Pablo arrancó los entrenamientos a comienzos de julio y su primer compromiso fue el 23 de ese mes frente a Bragantino. Hasta el momento lleva ocho partidos disputados, a pesar de que los resultados no han sido óptimos para el equipo que conduce Fernando Diniz.

Desde la reanudación San Pablo ganó cuatro juegos, empató uno y perdió en tres oportunidades. Una de ellas fue ante el débil Mirassol, de la cuarta división, lo que significó la eliminación en los cuartos de final del torneo Paulista. No obstante, el Tricolor ganó sus últimos dos encuentros. En el último (un éxito 1-0 sobre Atlético Paranaense), Dani Alves, figura y capitán, se fracturó y podría no llegar a la reanudación del torneo continental.

River y los testeos de Covid 19
River y los testeos de Covid 19 Fuente: Archivo

El lateral derecho debió abandonar el campo del juego del Morumbí a los 33 minutos del segundo tiempo tras una patada involuntaria de Fernando Canesin. "La cirugía para corregir una fractura en el cúbito derecho, uno de los huesos del antebrazo, fue exitosa. Fue realizada por el cirujano Sergio Gama y la intervención duró aproximadamente una hora. La primera etapa de recuperación será en la casa del deportista, con la supervisión del departamento médico y el seguimiento de los fisioterapeutas del club", indicó San Pablo en un comunicado.

Así, San Pablo, que está en el tercer puesto de la Serie A de Brasil con 10 puntos producto de tres victorias, un empate y una derrota, ya no podrá contar con su gran figura para el clásico del próximo domingo ante Corinthians. Y los próximos días serán fundamentales para conocer la evolución del 10 y saber si podrá jugar frente a River.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.