Atlético de Madrid goleó a Mallorca por la Liga de España, con el respaldo del VAR y su gran eficacia

Álvaro Morata marcó el 1-0 para Atlético de Madrid ante Mallorca
Álvaro Morata marcó el 1-0 para Atlético de Madrid ante Mallorca Fuente: Reuters
(0)
3 de julio de 2020  • 19:11

Atlético de Madrid, dirigido por el argentino Diego "Cholo" Simeone y con Ángel Correa ingresando en la segunda etapa, continúa por la buena senda desde la reanudación de la Liga de España. Esta vez, goleó por 3-0 al Mallorca en el partido que dio comienzo a la fecha 34 del torneo, en un estadio Wanda Metropolitano sin público a raíz de la pandemia de coronavirus. Así, con esta serie de cinco triunfos y dos empates desde que el mes pasado se relanzó el fútbol, se afianzó en el tercer puesto.

El penal, la intervención del VAR y 1-0

Al igual que en el partido ante Barcelona, cuando Diego Costa falló un penal y luego por intermedio del VAR se debió repetir la acción, en este juego el equipo colchonero abrió el marcador con una situación similar. Manolo Reina le atajó el disparo a Álvaro Morata, pero esta vez por la invasión de los visitantes, el juez hizo patearlo otra vez, advertido por sus colaboradores del sistema de arbitraje. Al repetirse, Morata no perdonó. Al final del primer tiempo, ya en el cuarto minuto adicionado, el propio centrodelantero aumentó la diferencia, empujando el balón casi debajo del arco. Hasta allí, la diferencia entre ambos equipos no había sido tanta en el juego.

El 2-0, otra vez de Morata

Faltando 12 minutos para el final del partido, Koke puso el 3-0 definitivo con un fuerte disparo desde afuera del área, que se desvió en el camino y descolocó al arquero visitante. Fue otra muestra de eficacia del local, que no le dio oportunidades de reaccionar a un rival que salió a disputarle el encuentro de igual a igual.

El 3-0, de Koke

El conjunto colchonero marcha tercero, ahora con 62 puntos, lejos del líder Real Madrid (74) y del escolta Barcelona (70), con el que empató 2-2 el martes último en el Camp Nou. No obstante, está mentalizado en no ceder puntos para mantenerse en los puestos de clasificación directa a la próxima Champions League, por delante de Sevilla, que ocupa el último de los cuatro puestos que clasifican al torneo de clubes más importante de Europa.

Mallorca, con el juvenil Luka Romero sin salir del banco en esta oportunidad, quedó con 29 puntos, los que había alcanzado tras golear en la última jornada al Celta de Vigo por 5-1. Pero está complicado: la derrota lo deja entre los tres equipos que perderían la categoría hasta el momento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.