Barcelona: Messi no encuentra el gol, y Koeman y Griezmann son muy duros con la situación del equipo

Messi remató hasta 11 veces al arco, pero no pudo con el veterano Buffon (42 años)
Messi remató hasta 11 veces al arco, pero no pudo con el veterano Buffon (42 años) Fuente: Reuters - Crédito: Albert Gea
Claudio Mauri
(0)
9 de diciembre de 2020  • 00:39

Cuando Lionel Messi en agosto quiso irse de Barcelona, entre las razones futbolísticas de su decisión seguramente estaba la de evitar lo que se vio en la goleada sufrida ante Juventus: él ya no puede salvar a Barcelona y el equipo no está en condiciones de echarle una mano. Las peores presunciones del N° 10 se están cumpliendo, mientras llegan más golpes, como el de ser testigo que Cristiano Ronaldo volvió al Camp Nou después de más de dos años y fue el rey de la noche, con dos goles de penal en un 3-0 que relegó a Barcelona al segundo puestoy lo expone al riesgo de cruzarse en los octavos de final de la Champions League con pesos pesados, como Bayern Munich, Liverpool, Manchester City o Chelsea.

Dos potencias se saludan

La impotencia de Messi fue mayor que su fuerza de voluntad. No se le pudo reprochar falta de compromiso o indiferencia para revertir un partido que Barcelona perdía 2-0 antes de los 20 minutos. En la comparación, el rosarino hizo más que sus compañeros para evitar la debacle. Pero su fútbol y empeño no tuvieron lo que siempre caracterizó a su carrera: contundencia, precisión en el remate, ángulos imposibles para los arqueros, capacidad para decidir resultados.

Messi buscó el arco con más obsesión que el resto del equipo: once remates contra los 9 que sumaron los demás jugadores locales. De los siete del rosarino que acertaron la superficie entre los tres palos, ninguno fue incontrolable para los 42 años de Gianluigi Buffon.

El primero de Cristiano

El capitán transita una temporada con bajos índices de eficacia, muy dependiente de los penales, vía por la cual consiguió cinco de los siete tantos en 14 partidos oficiales. De los únicos dos de jugada, uno -ante Osasuna- fue tan especial como inolvidable por su homenaje a Diego Maradona al mostrar la camiseta de Newell's que llevaba abajo. Este desencuentro con el gol demora la concreción de los dos que le faltan para llegar a los 643 festejos oficiales de Pelé, que tiene el récord con una sola camiseta (Santos).

Griezmann, abatido en la cancha; después dijo que a Barcelona le faltó de todo
Griezmann, abatido en la cancha; después dijo que a Barcelona le faltó de todo Fuente: AP - Crédito: Joan Monfort

Messi (33 años) perdía el duelo de goleadores veteranos con Cristiano Ronaldo (35) y tampoco podía con el longevo arquero de Juventus. Segundos antes de empezar el partido, con el portugués se dio un afectuoso saludo, como dos grandes campeones que ya están más allá de todo, que igual se proponen estar a la altura de sus inmensos legados. Lo consiguió el portugués de manera más práctica y resolutiva, ayudado por el muy buen comienzo de Juventus, que presionó y arrinconó a Barcelona en su campo. "Entramos mal, con miedo, sin agresividad. Perdimos el partido en la primera media hora", fue la autocrítica del entrenador Ronald Koeman, cuyas palabras fueron en el mismo sentido que las expresadas por Antoine Griezmann: "Hubo falta de ganas, de actitud, de correr, de defender, de atacar. Todo mal".

Doblete para el 3-0

El delantero francés, que empezó como centro-atacante porque Braithwaite estuvo en el banco, agregó: "Lo de hoy es un palo bastante duro, pero nos vendrá bien para poner las cosas en su lugar y despertarnos, y enseñarnos que el fútbol es difícil, que no hay nada hecho y que hay que salir a ganar".

Tambaleante, Barcelona cayó y no se levantó más a partir de un penal por demás riguroso sancionado por Tobías Stieler. Cristiano intercambió manotazos con Ronald Araujo y el árbitro se fijó solo en los del zaguero uruguayo. A los 12 minutos, con un remate al centro del arco, CR7 marcaba en el Camp Nou por primera vez por la Champions, luego de hacerlo con el Real Madrid por la Liga de España, Copa del Rey y Supercopa de España. En el feudo catalán acredita 14 tantos en 17 encuentros.

Koeman dijo que su equipo entró con miedo y perdió el partido en la primera media hora
Koeman dijo que su equipo entró con miedo y perdió el partido en la primera media hora Fuente: Reuters - Crédito: Albert Gea

Barcelona sufre por el mal de ausencias (los lesionados Piqué, Ansu Fati y Dembelé) y porque los disponibles no le dan forma a una estructura confiable. El norteamericano Weston McKennie entró solo a cabecear un centro de Cuadrado en el segundo gol. Lenglet, con un absurdo toque de la pelota con la mano, propició el segundo penal de Cristiano. El zaguero francés luego fue reemplazado por su compatriota Umtiti, que se mostró muy fuera de distancia por los más de cinco meses que llevaba sin jugar. Así de precario e improvisado está Barcelona.

Sin hacer un partido colosal, Cristiano se reservó las principales imágenes que ilustran un partido. Ya tenía las instantáneas de los dos penales y en el final del encuentro apareció dentro del área para anticiparse a Messi y llevarse la pelota con que Leo le había hecho un caño a Bonucci. En la casa de Messi, las condiciones las impuso Cristiano.

Uno de los tantos remates de Messi, ante la marca de De Ligt, en una noche en la que se le negó el gol
Uno de los tantos remates de Messi, ante la marca de De Ligt, en una noche en la que se le negó el gol Fuente: AFP - Crédito: Josep Lago

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.