Liga de Quito-Boca: el show de Bebelo Reynoso, el renacido que conquistó a Alfaro y sorprendió a De Rossi

Reynoso festeja su gol, el segundo de Boca en la goleada sobre Liga Deportiva Universitaria de Quito
Reynoso festeja su gol, el segundo de Boca en la goleada sobre Liga Deportiva Universitaria de Quito Fuente: AFP
Alberto Cantore
(0)
22 de agosto de 2019  • 07:00

Cuando el último mercado de pases ofrecía los primeros compases, al entrenador Gustavo Alfaro se le dibujaba una sonrisa a pesar que promediando el mes de junio apenas tenía confirmado solo a Alexis Mac Allister como refuerzo. El director técnico se ilusionaba con otro nombre, un futbolista que le demostró compromiso con el proyecto, resistencia física para reponerse a una lesión y madurez para aceptar el desafío, ese que indicaba que no asomaba como primera opción cuando el rafaelino tomó las riendas de Boca. Emanuel Reynoso se reconstruyó, y en Quito tuvo un protagonismo impensado, porque la lesión muscular que sufrió Mauro Zárate, antes de los 20 minutos del primer tiempo, resultó la llave que le abrió la puerta para ser un actor destacado en la victoria 3-0 de los xeneizes sobre Liga Deportiva Universitaria, un triunfo que reviste un fuerte impulso para clasificarse a las semifinales de la Copa Libertadores.

El cordobés, de 23 años, no cumple la misma función que Zárate, pero con el marcador 1-0, después de la apertura de Ramón Ábila, Alfaro ensayó un movimiento: soltó a Salvio en ataque y Reynoso ocupó el espacio entre los volantes. En apenas ocho minutos, enseñó lectura de juego y lucidez en una habilitación que no logró controlar Salvio, fue como la carta de presentación de una de las piezas con rendimiento destacado que tuvo Boca, que se refugió en el conjunto y no dependió de una individualidad para golear en la altura.

Víctima del planchazo que determinó la expulsión de Jefferson Orejuela cuando se jugaba el tercer minuto adicional del capítulo inicial, retomó el rol protagónico que le pidió Alfaro en el inicio del segundo tiempo, con la perfecta ejecución del tiro libre que estiró el resultado: con el pie izquierdo hizo viajar la pelota por sobre la barrera para que ingresara en el ángulo superior izquierdo del arco que defendió Gabbarini. La sutileza de la pegada, todo un guiño para quien lo sorprendió en las últimas horas con sus palabras: "A Bebelo Reynoso no lo conocía y me encanta cómo juega. No sé en qué lugar juega, pero es un fenómeno", señaló el italiano Daniele De Rossi, la contratación estrella de Boca para ilusionarse con la Libertadores, un trofeo que se le hizo esquivo.

Cuando el plantel estuvo de vacaciones, Reynoso no tuvo licencia: se entrenó todos los días en el complejo Pedro Pompilio para llegar en óptimas condiciones al partido con Atlhético Paranaense, por los 8avos de final. En los últimos días volvió a demostrar su resiliencia psicológica, porque fue elevada a juicio oral una causa en la que está acusado de participar en un tiroteo en Córdoba, dos años atrás. Ni la lesión ni esta reciente noticia le minan el espíritu, Bebelo Reynoso se preparó para ser protagonista en Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.