Boca, River y la DAIA se unen contra los discursos de odio en el fútbol

Ameal y D´Onofrio, unidos para erradicar los discursos de odio del fútbol argentino
Ameal y D´Onofrio, unidos para erradicar los discursos de odio del fútbol argentino
Pablo Lisotto
(0)
14 de octubre de 2020  • 22:06

Boca, River y la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) anunciaron este miércoles el inicio de diversas actividades en conjunto enfocadas en erradicar los discursos de odio del fútbol.

Representados por sus presidentes Jorge Amor Ameal y Rodolfo D´Onofrio, los dos clubes más importantes de la Argentina unen fuerzas contra el antisemitismo, el racismo y cualquier otra clase de agresión vinculada con la discriminación.

"Tenemos la obligación, como instituciones, de dar un mensaje permanente. No nos podemos olvidar de esto. Me da vergüenza ver o escuchar en nuestras canchas hechos vinculados con la discriminación. A nosotros nos pasa con el tema de Bolivia y Paraguay", expresó Ameal, quien agregó: "Tenemos que crear un espacio conjunto entre Boca y River de discusión permanente de esta problemática. Porque cuando se deja de lado, el asunto vuelve."

"Desde que soy presidente de River hago muchas cosas con el Barrio 31. Una de ellas es invitar a chicos a la cancha. Y un día, cuando volví, uno de los chicos me contó que él estaba viendo el partido, y a su lado otros hinchas de River gritaban cosas como si ser boliviano o paraguayo fuera ser una persona inferior. Por suerte la AFA decidió detener estos partidos cuando están estos cánticos, porque son una estupidez Por eso, cuando pasan estas cosas, algunos que se creen graciosos sepan que le hacen muy mal a toda la comunidad, y le rompen el corazón a miles de chicos que son hinchas de su mismo club", agregó D'Onofrio.

El directivo de River, consideró "aberrante ver imágenes de antisemitismo". "Es algo que debe tener sanciones ejemplificadoras, para que no vuelvan a repetirse. Está muy bien que los partidos se paren cuando hay actos de discriminación, xenofobia, antisemitismo y cualquier cosa vinculada al odio. A veces con la educación pasa como con un hijo: se resuelve con un reto. El reto en este caso es parar el partido. Y está bien que eso pase, porque genera en los demás presentes una concientización", amplió.

El presidente de Boca planteó: "Tenemos que convocar a los medios a que trabajen, que nos ayuden a comunicar. Basta con estos temas. Tenemos que educar. Que nadie se pueda olvidar de cosas que pasaron. Hay un montón de situaciones que pasaron, pero hay que enfrentarlas y dejarlas atrás. Yo no veo tanta discriminación como en otra época. Pero el camino siempre es el de la educación. Y en la educación y en el deporte estará la salida. Porque la violencia trae más violencia. A los violentos hay que educarlos. Queremos ser una parte, pero llamar a una mesa amplia con otro credos. Hay que persuadir. Si logramos eso, tendremos una mejor Argentina."

D´Onofrio dejó en claro que su prioridad es educar, pero explicó que a veces eso no alcanza. Y ejemplificó: "¿Qué hacés con alguien que tira una piedra que puede matar a alguien? A esa persona no la podés educar. Tenés que marcar el ejemplo y sancionarla. Para que el aprendizaje para los demás sea que hay determinadas cosas que no se pueden hacer en una cancha de fútbol o en un club. Cuando el caso es extremo no pueden haber contemplaciones. Soy el primero que está convencido de que ay que educar, pero a veces no se puede hacer."

Acerca de la histórica rivalidad entre ambos clubes, ambos presidentes coincidieron en que se trata solamente de lo que ocurre en el campo de juego.

"Juegan River y Boca y titulan Tercera Guerra Mundial. ¡Y eso está mal! Discuten dos políticos de temas opuestos y dicen que son River y Boca. ¡Y no es así! Pido por favor que se dejen de usar a River y a Boca como sinónimos de enemigos", enfatizó D´Onofrio. Y exigió: "Al periodismo le diría que no esté todo el día pensando cómo enemistar a River y a Boca. Cuando jugamos somos rivales. Pero nada más. Cada vez que jugamos quiero ganar, y Jorge quiere lo mismo. Y alguno gana, el otro pierde, el fastidio te puede durar dos o tres días, ¡y ahí se terminó la historia!".

En relación con la posibilidad de que en un futuro cercano puedan llegar a ver un superclásico juntos, ya sea en la Bombonera como en el documental, Ameal dejó en claro: "A mí los partidos en la cancha me gusta verlos con mis amigos. Me daría mucho gusto recibir a Rodolfo, no desearle suerte (risas de ambos), pero nada más. La foto de los dos juntos es muy linda. Ya ocurrió en años anteriores. Pero la realidad pasa por otro lado. Siempre tuve respeto por todas las instituciones, y por River obviamente. Yo prefiero ver el partido con mis amigos y que Rodolfo lo vea con los suyos y se vaya un poco triste (otra vez la risa de ambos).

En concordancia, D´Onofrio agregó: "Se puede ganar o perder. Pero si pierdo lo llamo, como hice hace poco cuando nos ganaron un campeonato en la última fecha, casi sin conocernos. Cuando era joven hice deporte y aprendí que con el adversario compartimos un momento, un juego, y que cuando eso termina seguimos siendo personas que se tienen aprecio. Sobre el hecho de estar juntos es clave estarlo hasta antes de los 90 minutos y después. Para cosas como la de hoy, para ayudar al fútbol argentino, para encauzar estas cosas. El pais necesita imperiosamente que entre todos nos pongamos al servicio para salir adelante de una situación muy complicada como la que tenemos."

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.