Boca-River: las dudas de Gallardo para la final de la Copa Libertadores y las variantes para reemplazar a Ponzio

Una imagen que se repitió: como en la previa del superclásico por Superliga, hoy Gallardo mantuvo una charla de más de 10 minutos con el plantel
Una imagen que se repitió: como en la previa del superclásico por Superliga, hoy Gallardo mantuvo una charla de más de 10 minutos con el plantel Crédito: Diego Haliasz / Prensa River
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
5 de noviembre de 2018  • 15:00

Fue un domingo con la famosa calma que antecede al huracán para River. Tras un sabado frenético entre la derrota 1-0 con Estudiantes por la Superliga y la publicación del fallo de Conmebol con sanción al técnico Marcelo Gallardo incluida, ayer el plantel tuvo el día libre y se reencontró esta mañana en Ezeiza para empezar a trabajar de cara a lo que será la gran final de la Copa Libertadores ante Boca.

Y el inicio de la preparación se dio con un hecho puntual: el Muñeco reunió a todos sus jugadores antes de iniciar el entrenamiento y, acompañado por su cuerpo técnico, brindó una charla de poco más de 10 minutos en una de las canchas más alejadas del predio, evitando así que cualquier cámara pudiera captar el momento. Lo mismo había hecho en la previa del superclásico en septiembre por la Superliga, aunque aquella vez, en una práctica abierta a la prensa, todo fue registrado por fotógrafos y camarógrafos de televisión.

Serán días de mucho trabajo y concentración, en los que Gallardo buscará tocar las fíbras más íntimas de sus jugadores para exprimir al máximo un concepto muy propio del entrenador: la mentalidad para potenciar lo futbolístico. Aunque, mientras tanto, el DT ya comienza a planificar y a diagramar el plan de visita a la Bombonera el próximo sábado para el partido de ida de la súperfinal.

Enzo Pérez o Bruno Zuculini son los candidatos para reemplazar a Ponzio, aunque no se descarta que ambos puedan ser titulares y que Gallardo modifique el esquema inicial.

Con arquero y defensa intocable, más una delantera que se ha ganado su lugar, el dilema central pasa en el mediocampo por la lesión de Leonardo Ponzio , quien no podrá decir presente en el primer juego y trabajará junto con el cuerpo médico para llegar en condiciones al segundo.

Así, al día de hoy, son dos los nombres más firmes para reemplazar al capitán: Enzo Pérez o Bruno Zuculini . Si bien es prematuro, tampoco se descarta la posibilidad de que ambos puedan jugar de arranque con una pequeña modificación en el esquema 4-3-1-2 (que según los tramos del juego suele mutar seguido al 4-2-3-1 o al 4-3-3) que el entrenador dispuso en Brasil ante Gremio.

En caso de que Gallardo se incline por uno de ellos, se mantendría el sistema táctico que utilizó en tierras brasileras, aunque con dos cambios centrales: Pérez o Zuculini por Ponzio y Pity Martínez por Nacho Fernández o Quintero. Posiblemente, en caso de mantener el 4-3-1-2 con Pity de enganche, Fernández tiene más chances de decir presente de arranque que el colombiano por sus características.

Por otro lado, si al final decide utilizar tanto a Pérez como a Zuculini, el esquema podría mutar a un 4-4-2 con Palacios y Pity Martínez jugando por las bandas. O también podría darse un 4-2-3-1, recurso que utilizó en la Bombonera por la Superliga, con Borré como único punta. Aquella tarde, fue Enzo quien acompañó a Ponzio en la dupla de mediocampistas centrales, posicionados atrás de Pratto, Palacios y Pity, quienes jugaron detrás del delantero colombiano. Al día de hoy, son solo dudas e hipotésis. Y quizás lo sea hasta horas antes del duelo: el Muñeco no suele confirmar sus equipos en la previa y juega con el misterio, sorprendiendo muchas veces con decisiones impensadas.

A la espera de la recuperación de Ignacio Scocco, quien fue reemplazado en el duelo con el Pincha por una contractura en el gemelo derecho y llegaría sin problemas para ser suplente en La Boca, en la práctica de hoy también trabajaron de forma diferenciada Ponzio (molestia muscular en isquiotibial derecho), Rodrigo Mora (recuperándose de un síndrome gastrointestinal) y Nicolás De La Cruz (sobrecarga en isquiotibial derecho). Aquellos que fueron titulares en Quilmes realizaron tareas regenerativas, mientras que el resto de los futbolistas llevaron adelante ejercicios técnicos y físicos de capacidad aeróbica.

A tan solo cinco días de la final, River empieza a ultimar su preparación para uno de los partidos más importantes de toda su historia. Y Gallardo, para poder pulir hasta el último detalle, aún tiene una serie de dudas por resolver.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.