Boca: Wanchope Abila y una marca impactante que no le alcanza para ser titular

Crédito: Marcelo Endelli Pool Agencias
Franco Tossi
(0)
11 de enero de 2021  • 08:56

Boca sonríe. Pese a que la prioridad absoluta es la Copa Libertadores, con la presencia de mayoría de suplentes en la Zona Campeonato le alcanzó para conseguir el pasaje a la final de la Copa Diego Maradona. Si bien algunos futbolistas salieron del pozo futbolístico que arrastraban, hay uno en particular que mantiene su nivel, el aporte goleador y que no se siente un simple relevo: Ramón Ábila fue fundamental para la clasificación de Boca y sigue fortaleciendo una estadística que genera satisfacción, pero también un interrogante: ¿Por qué no es titular?

Wanchope había pisado en falso durante el partido ante Argentinos (2-2), cuando sobre el final del primer tiempo se resbaló a la hora de ejecutar un penal y tirarla a la tribuna. De esa manera, coquetea con el odio y el amor del hincha: a los 15 del complemento, dejó desparramados al arquero Chavez y al defensor Torrén y convirtió el gol esencial para que el xeneize juegue el domingo la final nacional, en San Juan.

Crédito: Tesone Pool ARGRA

Un delantero que, en principio, parece dejar una sensación rara por su manera de jugar y el exceso de confianza que muestra a la hora de definiciones que termina fallando. También, quizás, las primeras imágenes que se asocian son las lesiones musculares (siete) que sufrió desde que arribó al club, en 2018.

De hecho, reveló por qué le sucede tanto y qué hará: "Cuando era chico sufrí una pubalgia en el aductor, donde me suelo lesionar. Se me hizo una hernia y se me cortaron ambos aductores. Cuando termine la temporada, me operaré y estaré veinte días parado. No es una excusa para mí el dolor y no me dejo vencer por las lesiones".

Crédito: Juano Tesone / POOL ARGRA

Sin embargo, se tiene poca consideración a una realidad impactante: con el gol en La Paternal, Ábila contabiliza 32 tantos en los últimos 42 compromisos que jugó como titular. Lo importante, además, es que desde que llegó a Boca jugó un total de 47 encuentros desde el inicio. Ciclos de Guillermo Barros Schelotto, Gustavo Alfaro y Miguel Ángel Russo. Todo un artillero. Porque, a la vez, solo ha cosechado cinco dobletes. Es decir que no consiguió esa gran estadística porque convirtió en cantidades, sino que suele asegurar un gol casi siempre que el entrenador lo pone entre los once.

Ese sacrificio en el día a día, pese a los riesgos, lo satisface y convence de que si sigue apretando el acelerador puede ganarse un lugar en la mayor consideración: "Mientras siga en el plantel tengo chances de jugar de titular, salvo que me bajen a Reserva, ja. Todos buscamos la gloria. Y no coincido en que seamos alternativos: todos jugamos una vez por semana", sentenció el atacante, de 31 años, sin bajar su precio.

Crédito: Juano Tesone / POOL ARGRA

Entonces, ¿por qué no puede ganarse el puesto en la delantera titular? Su competencia es con Franco Soldano, la antítesis de Wanchope, ya que lleva tres goles en 23 partidos de titular. Aunque Miguel Russo, en su momento, afirmó que es la prensa la que asegura que Soldano juega por el esfuerzo defensivo que aporta y por ayudar a Carlos Tevez a que tenga aire en los metros finales, la revancha copera de cuartos de final ante Racing (2-0), en el mejor partido de Boca post parate por la pandemia, el entrenador volvió a convencerse de que el delantero sunchalense es el jugador necesario: al retroceso, también le agrega la presión sobre la última línea rival. Aspectos que no están en los genes de Wanchope.

Igualmente, sus grandes números son un aliciente de cara a las definiciones que se aproximan. Sobre todo, la del miércoles, en San Pablo. Se trata de una carta muy valorada y capaz de generar peligro en pocos minutos: ante Santos, el equipo de Russo debe hacer goles para acercarse a la final del 30 de enero en el estadio Maracaná.

Además, se mostró fuerte pese al gran golpe que le dio la vida recientemente: en medio de la pandemia se suicidó su sobrino Gastón, al que consideraba un hermano. Así y todo, siempre mostró una sonrisa y la fortaleza para ir detrás de los objetivos siendo protagonista con sus goles. Y meter miedo cuando le dan la titularidad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.