Carlos Tevez: el hijo pródigo que llevó a Boca a conquistar el mundo y ahora jugará con la camiseta número 32

Tevez y Guillermo Barros Schelotto, la gloria en la Intercontinental 2003
Tevez y Guillermo Barros Schelotto, la gloria en la Intercontinental 2003
Tevez ganó siete títulos con la camiseta de Boca, desde la Copa Argentina a la Intercontinental, pero ahora no será capitán y tendrá la 32
Juan Pablo González Pagnanelli
(0)
5 de enero de 2018  • 16:40

Carlos Tevez no llevará la camiseta 10 en su espalda ni será capitán. Usará el numero 32 con el que se consagró campeón del mundo con Manchester United. Tiene decidido que su segunda vuelta al club que lo vio nacer como futbolista sea distinta a la primera, donde ganó tres títulos: Copa Argentina (2015) y dos torneos largos (2015 y 2016-2017) , aunque en ninguno jugó de principio a fin. Se volvió a ir, esta vez a China, una liga que él mismo calificó como menor. "Son brutos e inocentes", dijo sobre los orientales sin mucha diplomacia. En el país asiático jugó 22 partidos, metió cuatro goles y logró ocho asistencias.

Cuando venía de ser campeón del Scudetto y finalista de la Champions League con Juventus, el Apache decidió regresar a la Boca y en su presentación: "la plata no hace la felicidad". Con cinco asistencias y nueve goles en 17 partidos, Tevez le dio el empujón final a su equipo para que consiguiera el doblete en 2015. En 2016 metió 16 goles y 11 asistencias en 39 encuentros. A fines de aquel año, en medio del torneo que terminaría ganando Boca, se fue a China para ser el jugador mejor pago del fútbol mundial.

Y el almanaque vuelve al pasado, todavía más atrás en el tiempo. "La Selección, la Selección, se va a la p... que los parió", cantaba la hinchada de Boca. Corría 2003 y Carlos Tevez, de 19 años, había sido campeón ese mismo año de la Copa Libertadores con Boca. Lo consiguió al anotar el primer gol del 3 a 1 en la segunda final ante el Santos de Robinho en el Morumbí. Además, Boca marchaba primero en el torneo apertura que iba a terminar obteniendo. Pero había un problema: Hugo Tocalli lo había convocado para jugar el Mundial Sub 20 en Emiratos Árabes. Pero Tevez quería jugar la final Intercontinental ante el Milan, que coincidía en fechas con el certamen juvenil.

Novela legal de por medio, Tevez terminó consagrándose con Boca en Japón, en 2003. Fue la última vez de Boca como campeón del mundo y el tercer título de Carlitos en el club. Al año siguiente perdería la final de la Libertadores ante Once Caldas y de la Recopa Sudamericana ante Cienciano. Pero terminaría su primer ciclo en Boca con el lauro de la Copa Sudamericana de 2004. Viajó de Boca a Corinthians con cuatro títulos en cuatro temporadas, 110 partidos, 38 goles y 22 asistencias.

Atrás quedaron los días de renuncia a las selecciones juveniles: Tevez se colgó la medalla de oro en Atenas 2004 como máxima figura y goleador del Sub 23 con tres mayores permitidos. Después, vinieron los éxitos en Brasil y Europa, los altos y bajos rendimientos con la Selección y la vuelta a la Bombonera, que tendrá su segunda parte.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.