Chile-Ecuador, por la Copa América: el bicampeón ya está en cuartos

Copa America Fase de grupos
  • 1
Ecuador

Ecuador

  • Enner Valencia
  • 2
Chile

Chile

  • José Pedro Fuenzalida /
  • Alexis Sánchez
(0)
21 de junio de 2019  • 22:01

Chile es un equipo. Parece una frase vacía, sin demasiado sustento, pero si se espía, por ejemplo, lo que ocurre con el seleccionado nacional -largos años de desatinos de dirigentes, jugadores y entrenadores- la diferencia sustancial salta a la vista. Chile es un equipo. Maduró con Marcelo Bielsa, explotó con Jorge Sampaoli, se consolidó con Juan Antonio Pizzi. Ahora, parecía que estaba en el sótano de la transición, pero cuando aparece en el horizonte la Copa América , se moviliza. Se une con un bien común. Reinaldo Rueda, el veterano conductor colombiano, sólo les arroja un par de conceptos. Orden y progreso, solamente. El resto -más allá de polémicas detrás de escena de algunos caciques- se apoya, espalda con espalda, en el campo de juego. Y gana, una y otra vez. Ya está en los cuartos de final.

Antes de Brasil, no era un equipo; cambiante, suerte de sube y baja permanente. Un dato: de los últimos 20 partidos, ganó 8 y perdió 8, con 4 empates en el medio. De los triunfos, los dos últimos se consiguieron en la Copa América, el certamen que lo viste como bicampeón, por la doble victoria que logró frente a la Argentina por penales. El primero, un contundente 4-0 sobre Japón. El segundo, el de anoche, un complejo 2-1 sobre Ecuador, que perdió los dos encuentros. Crece en la competencia, supera lo que puede dar. Multiplica el desempeño, la contracara exacta de lo que le pasa a la Argentina, que excede el habitual deslucido esfuerzo de Leo Messi y la falta de experiencia de Lionel Scaloni.

La victoria frente a Ecuador se sostiene en exjugadores de Boca y River. José Pedro Fuenzalida tiene 34 años, suele jugar como lateral o volante, está en la Universidad Católica y define cruzado, imposible para Domínguez, el arquero de Ecuador. Actuó en 2014 y en 2015 en Boca, 18 partidos en cada etapa, pero su imagen no fue superlativa, quedó a mitad de camino entre lo que hizo y lo que pudo ser. "Influye la falta de minutos y la competencia", se quejó en su momento. No dejó un grato recuerdo entre los hinchas xeneizes.

Alexis Sánchez tiene 30, suele brillar como delantero retrasado, hábil y peligroso por las bandas, juega -bastante poco, en realidad- en Manchester United y remata con clase, más allá de que roza el balón el guardavallas de Vélez. De pibe, en la temporada 2007-2008, actuó en River (31 encuentros, 4 goles y 3 asistencias), club del que guarda un bonito recuerdo y salió campeón del torneo local. Es más: fue uno de los exjugadores que celebró la histórica Copa Libertadores de Madrid.

"Ahí salí campeón, era chico, estaba solo. Me sirvió mucho, el jugador argentino es de garra y pasión, todo se dio muy rápido", contó, tiempo atrás. Por ellos -y por el grupo, unido en la adversidad-, Chile se convirtió en candidato desde el silencio. Se sobrepuso, además, al penal de Valencia (fue el 1-1), por una falta de Arias sobre Ibarra. El sólido arquero de Racing no estuvo fino, pero lo contuvo la estructura, mayúscula en los grandes desafíos.

Fuenzalida anotó el 1-0

Ecuador igualó el partido

Alexis Sánchez puso el 2-1

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.