Cómo les fue a los refuerzos que incorporó Boca para llegar a la final de la Copa Libertadores ante River

Esteban Andrada volvió de una lesión y tendrá la gran chance de volver a la titularidad en el superclásico más importante de la historia
Esteban Andrada volvió de una lesión y tendrá la gran chance de volver a la titularidad en el superclásico más importante de la historia Crédito: Javier García Martino / Prensa Boca
Patricio Insua
(0)
21 de noviembre de 2018  • 11:34

Los hinchas no dejaban de cantar que la Copa Libertadores es su obsesión. Y la voz que bajaba desde las tribunas también se ligaba al sentimiento de Daniel Angelici, en su anteúltimo año de gestión. Entonces el presidente no les negó nada a Guillermo y Gustavo Barros Schelotto: desde la gestión que encabeza Boca desembolsó más de 15 millones de dólares enfocados en el último cuatrimestre de 2018, el de los cruces eliminatorios del torneo internacional que entrega la corona del fútbol sudamericano.

Esteban Andrada, Carlos Izquierdoz, Lucas Olaza, Mauro Zárate y Sebastián Villa se incorporaron al plantel de los Mellizos y los cinco hicieron su aporte para que el club de la Ribera se sitúe a un partido de volver a ganar la copa más prestigiosa, la misma que ya alzó en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007.

Con menos de diez días en la institución, los Barros Schelotto decidieron que Andrada fuese el arquero ante Libertad en el primer compromiso de octavos de final. El hombre que había llegado de Lanús brindó la seguridad que se le reclamaba a Agustín Rossi y se quedó con el puesto. Hasta que un cabezazo del brasileño Dedé lo sacó de las canchas casi dos meses por una fractura de mandíbula. El mendocino reapareció el fin de semana pasado ante Patronato con una actuación plena de autoridad y seguramente vuelva a ponerse los guantes en el Monumental el próximo sábado.

Esteban Andrada volvió de una lesión y tendrá la gran chance de volver a la titularidad en el superclásico más importante de la historia
Esteban Andrada volvió de una lesión y tendrá la gran chance de volver a la titularidad en el superclásico más importante de la historia Crédito: Javier García Martino / Prensa Boca

La mayor inversión xeneize para la decisiva segunda mitad de 2018 fue la hecha por Izquierdoz. Capitán en el Santos Laguna, Boca debió depositar 6 millones de dólares en las cuentas del club mexicano para sumarlo. Duro en la marca, firme en el juego aéreo y con voz de mando le ganó el puesto a Paolo Goltz, con quien había conformado zaga en Lanús en el ciclo de los Barros Schelotto en el conjunto del sur del Gran Buenos Aires. El paso en falso lo dio en la primera final, con el gol en contra que determinó el 2 a 2 con River.

Carlos Izquierdoz desplazó a Goltz en la zaga central
Carlos Izquierdoz desplazó a Goltz en la zaga central Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

De las cinco incorporaciones, la de Olaza fue la única a préstamo, condición en la que arribó de Talleres por la rotura de ligamentos de Frank Fabra previa a Rusia 2018. El primer paso no fue el mejor para el uruguayo al quedar al margen de la lista de la Copa Libertadores para los octavos de final. Sin embargo, ingresó en la siguiente instancia, desplazó a Emmanuel Más y desde entonces no se movió del equipo: disputó los 450 minutos de las series ante Cruzeiro y Palmeiras y la primera final ante River.

Lucas Olaza, el uruguayo siempre candidato a patear tiros libres
Lucas Olaza, el uruguayo siempre candidato a patear tiros libres Crédito: Daniel Jayo

Nada hizo más ruido en el último mercado de pases que la salida de Zárate de Vélez para sumarse a Boca. A veces como centrodelantero y otras detrás del hombre más adelantado, convirtió en los dos partidos de octavos de final frente a Libertad y en la ida de cuartos contra Cruzeiro. Pese a ese buen aporte para que Boca avance en la copa, perdió su lugar. Ingresó el último cuarto de hora en la definición ante Palmeiras y permaneció en el ante River.

Mauro Zárate aportó goles y raptos de habilidad, pero no se afianzó como titular
Mauro Zárate aportó goles y raptos de habilidad, pero no se afianzó como titular Fuente: FotoBAIRES

Villa fue la primera nueva cara de Boca después del Mundial. El colombiano de 22 años llegó proveniente de Deportes Tolima y supo aprovechar sus momentos a partir de su despliegue y velocidad. Se metió en el once de los Mellizos en la revancha ante Palmeiras y el primer cruce con River y mantendría su lugar el sábado.

Sebastián Villa, el colombiano que se destaca por su rapidez y su olfato de gol
Sebastián Villa, el colombiano que se destaca por su rapidez y su olfato de gol Crédito: Daniel Jayo

En diferentes momentos y desde distintas posiciones, los cinco hombres que Boca incorporó con la meta de reforzar el equipo hicieron su aporte para que el equipo esté en la final de la Copa Libertadores, esa definición que el sábado tendrá su último capítulo y podrán toda la gloria en juego.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.