Jugar en el interior, una alternativa en busca de mayor cariño popular