Con una fiesta accidentada, D'Onofrio y más de mil hinchas celebraron el 9/12 ante el Monumental

Con la camiseta millonaria puesta, Rodolfo D´Onofrio habló durante un minuto a los miles de hinchas que había en el final de la retransmisión del partido.
Con la camiseta millonaria puesta, Rodolfo D´Onofrio habló durante un minuto a los miles de hinchas que había en el final de la retransmisión del partido. Crédito: Twitter River
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
9 de diciembre de 2019  • 20:44

Eterno. Ese es el adjetivo que mejor describe lo que representa el 9 de diciembre de 2018 en la historia de River. "No hay nada más que esto", supo decir Marcelo Gallardo aquella noche en Madrid. Y la sensación colectiva es la misma: nada parece poder igualar la conquista ante Boca en la final por la Copa Libertadores. Por eso, tras los festejos en el Monumental a la medianoche del domingo al lunes, este lunes a la tarde se realizó una nueva conmemoración del primer aniversario: se montó un escenario en la avenida Udaondo, justo antes del inicio del Puente Labruna, y se repitió la transmisión del partido para que los hinchas volvieran a celebrar el histórico 3-1 conseguido en el Bernabéu.

En un caluroso día en la ciudad, la avenida estuvo cortada desde la mañana para los preparativos para la cita pautada para las 16.30, la hora en la que comenzó el juego en Madrid el año pasado. Pero no todo transcurrió como se deseaba. Sin convocatoria oficial desde las redes sociales del club y ante una escasa asistencia en ese momento -alrededor de 300 hinchas-, se decidió esperar mientras ultimaban detalles técnicos: la organización pasó canciones de la hinchada y videos sobre la consagración en la Libertadores 2018, la fiesta de aquel 23 de diciembre en el Monumental y la noche del último domingo para celebrar el primer año.

Agobiados por el sol, muchos hinchas tuvieron que esperar más que lo pensado y hubo algunos silbidos y protestas por la falta de respuestas de la organización. Finalmente, a las 17.30 se empezó a proyectar el partido. Pero no duró ni diez minutos: el video se pausó y luego se cortó, por lo que el público, que ya superaba las mil personas, retrocedió hacia la sombra para evitar el sol, que daba justo en la zona del escenario. Un rato más tarde, después de nuevas quejas y más silbidos, se reanudó la transmisión desde los 20 minutos del segundo tiempo, instantes antes del gol de Lucas Pratto para el 1-1, que aquel día ocurrió a las 17.55 pero este lunes fue festejado a destiempo...

Desde entonces llegó cada vez más gente. Al finalizar, hubo un pequeño corte en el que apareció Rodolfo D'Onofrio -vestido con la camiseta millonaria- para saludar a la gente y luego se reanudó la proyección desde la expulsión a Wilmar Barrios, sucedida a los dos minutos del primer tiempo suplementario. Recién en ese momento se emparejó la proyección en la pantalla con la transmisión minuto por minuto que el club realizó por Facebook y Twitter en tiempo real: la idea era que a la hora de los goles, los fanáticos gritaran como en aquella tarde en Buenos Aires y aquella noche en Madrid.

A partir de ese momento todo fue una fiesta. Los hinchas vibraron con el juego tal como hace un año: hubo aplausos ante cada aproximación millonaria, silbidos a los jugadores de Boca y el árbitro Andrés Cunha, cantitos constantes, bengalas de humo, bombas de estruendo y dos explosiones llenas de éxtasis. La primera, por el golazo de Juan Fernando Quintero para el 2-1, a las 18.49. Y la segunda, por la corrida en soledad de Gonzalo "Pity" Martínez a las 19.02, que derivó en el 3-1 y la coronación. En cada una de ellas, aparecieron fuegos artificiales detrás del escenario.

"Dale, campeón; dale, campeón", comenzó a vitorear la gente tras el tercer tanto, que marcó el punto más eufórico del evento. Con la ebullición en pleno, volaron los contenidos de los vasos y botellas, y hubo abrazos, saltos, banderas al viento y gargantas rojas. Todo, para celebrar la mejor victoria de la historia de la institución. "La gente se pregunta, qué pasó con Boca", fue uno de los hits que se repitieron una y otra veces durante la tarde, al igual que el reversionado tema "Lo que quiere la Chola", de Los Palmeras, que se refiere al 9 de diciembre.

La Copa Libertadores, el estadio Santiago Bernabéu: una postal que los simpatizantes de River jamás olvidarán.
La Copa Libertadores, el estadio Santiago Bernabéu: una postal que los simpatizantes de River jamás olvidarán. Fuente: AFP

Mientras todavía pasaban imágenes del festejo de los futbolistas en Madrid, apareció D'Onofrio en el escenario y ofreció unas palabras, en poco más de un minuto. "Festejemos. Estamos aquí porque hace un año el cuerpo técnico y los jugadores nos hicieron este regalo para toda la vida. Esto es gloria eterna. Nuestros hijos, nuestros nietos y los hijos de nuestros nietos van a festejar este día. Va a ser inolvidable... siempre", comenzó el presidente millonario.

"Tenemos que seguir juntos amando a esta camiseta y a este escudo. Gracias a todos. Y recuerden que una vez dijimos «vengan a jugar, que nosotros queremos terminar el partido en la cancha». Chau, hasta luego. Disfrutémoslo", cerró D'Onofrio. Luego hubo más de 15 minutos de imágenes registradas durante la incursión por España, con testimonios inéditos de los jugadores sobre la Copa ya ganada. Y entonces apareció también la voz de Marcelo Gallardo: "Hoy es el primer año. Pero no tenemos idea ni imaginamos de lo fuerte y lo potente que va a ser recordar esta final con el paso de los años", subrayó el director técnico.

Pasaron 365 días, pero la gloria de River será eterna y siempre habrá ocasión para un festejo que promete ser interminable como aquel 9 de diciembre de 2018. "Gracias por esa alegría, de ganarle a Boca, de salir campeón", entonó la gente mientras se retiraba de la zona del estadio, con el himno del club como fondo. Otro día inolvidable para un ciclo que escribió la página más gloriosa de los 118 años de River Plate.

Tras unos desperfectos organizativos, la concurrencia celebró en la avenida Udaondo el primer año de la consecución de la Copa Libertadores en Madrid.
Tras unos desperfectos organizativos, la concurrencia celebró en la avenida Udaondo el primer año de la consecución de la Copa Libertadores en Madrid. Crédito: Twitter River

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.