Copa Argentina. Lanús pasó a cuartos con una goleada ante Argentinos: 4-1

Pasquini y Vera (autores de los dos primeros goles de Lanús) festejan en el centro; el equipo de Zubeldía eliminó a Argentinos y sigue en carrera en la Copa Argentina
Pasquini y Vera (autores de los dos primeros goles de Lanús) festejan en el centro; el equipo de Zubeldía eliminó a Argentinos y sigue en carrera en la Copa Argentina Fuente: FotoBAIRES
Christian Leblebidjian
(0)
7 de septiembre de 2019  • 19:22

Un Lanús bastante mejorado en el juego y con contundencia ofensiva venció a Argentinos 4-1 y se clasificó para los cuartos de final de la Copa Argentina. Los goles los marcaron Lucas Vera y Nicolás Pasquini, de tiro libre, ambos en el primer tiempo, mientras que José Sand y Nicolás Orsini convirtieron en la segunda etapa; había descontado Santiago Silva, de penal. De esta manera, el conjunto granate se medirá en la próxima instancia con el vencedor de la llave entre Independiente y Defensa y Justicia.

Argentinos se había potenciado con la llegada de Diego Dabove. No es un equipo fácil de enfrentar, ya que se había mostrado sólido en el arranque de la Superliga más allá de las lesiones o suspensiones que lo condicionaron para el armado de los titulares. Sin embargo, los dirigidos por Luis Zubeldía lograron desarticularlo en apenas 22 minutos con dos situaciones de riesgo que terminaron en goles.

La apertura del marcador llegó a los 7 minutos con una gran jugada colectiva que nació desde el arco de Agustín Rossi: salida prolija desde el fondo y aceleración por la derecha para terminar de hacer profundo el ataque: Di Plácido distrajo y la pared Auzqui-Sand-Auzqui rompió líneas por la derecha y el centro atrás de Auzqui fue conectada por Lucas Vera.

Lanús mantuvo su ímpetu ofensivo y, a los 22 minutos, Nicolás Pasquini anotó un golazo de tiro libre, con un zurdazo que dio en el palo izquierdo de Chaves y se metió. La falta en la puerta del área se la habían cometido a Marcelino Moreno, de buenos movimientos en la primera etapa.

Sand festeja su gol de penal, junto con Vera.
Sand festeja su gol de penal, junto con Vera. Fuente: FotoBAIRES

Hasta ahí, Lanús parecía haber resuelto el trámite sin demasiados esfuerzos, incluso pudo anotar el tercero con un contraataque, tras un córner a favor del Bicho que resolvió con un centro de Sand para el cabezazo de Marcelino Moreno. Pero la continuidad del desarrollo iba a demostrar por qué el Argentinos de Dabove es un hueso difícil de roer.

Argentinos no iba con claridad, pero sí con empuje. Y así, con más atropello que buenas conexiones, encontró en la mano de Pasquini dentro del área el penal que Santiago Silva transformó en descuento (1-2). No solo eso: en los diez minutos finales de la primera etapa encontró dos chances más para empatar, la primera con una pelota parada de Quintana y la segunda con dos remates del lateral derecho Angeleri (tras un cambio de frente muy bueno de Elías Gómez de izquierda al centro), uno salvado muy bien por el arquero Rossi y otro devuelto en la línea del arco por el central Muñoz.

El comienzo del segundo tiempo fue como la continuación del primero, con Argentinos imponiendo condiciones, empujado por esa inyección anímica que le generó el descuento de Silva. Así fue como a los diez segundos tuvo una situación clara con un zurdazo del propio Silva que se fue desviado tras otro pelotazo largo.

Los goles del 4-1 de Lanús

El reumen de la goleada de Lanús ante Argentinos.

02:41
Video

La tranquilidad llegó para Lanús con otra acción individual de su futbolista más desequilibrante (uno de los que más penales le cometen en el fútbol argentino): Lautaro Acosta. El 7 recibió como wing derecho, encaró y recibió la infracción desde atrás de Elías Gómez. Sand lo ejecutó muy bien, con un remate cruzado, mientras que el arquero Chaves fue hacia el otro.

Ese golpe anímico sí fue demasiado para Argentinos, que si bien no dejó de intentar ya no lo hizo con la misma convicción. Así fue que el propio Sand tuvo, de contraataque, el cuarto gol, pero definió mal con un remate cruzado. Igual el conjunto de Lanús tuvo tiempo para el 4-1, vía contagolpe, con una corrida de Sand por la derecha y un centro para el cabezazo de Orsini, que recién había ingresado.

La diferencia fue abultada en función de lo que se observó en el partido, pero Lanús fue demasiado eficaz: convirtió cuatro de las seis chances de gol que generó; Argentinos también luchó pero, en cambio, sufrió uno de esos golpes que le pone a prueba la estabilidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.