Defensa y Justicia y Vasco da Gama, empate en un duelo de goleadores

CONMEBOL Sudamericana Ronda de 16
  • 1
Defensa y Justicia

Defensa y Justicia

  • Braian Romero
  • 1
Vasco da Gama

Vasco da Gama

  • Germán Cano
Alberto Cantore
(0)
27 de noviembre de 2020  • 00:01

El estadio Norberto Tomaghello, en Florencio Varela, fue el escenario del primer partido en la Argentina tras la muerte de Diego Maradona. Un día de emociones: la capilla ardiente en la Casa de Gobierno, el traslado al cementerio de Bella Vista, donde Pelusa descansará junto a sus padres, y la imagen del gigante crespón negro y la bandera con el rostro enrulado de Diego, testigos del partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana entre Defensa y Justicia y Vasco da Gama. La familia Maradona tiene una relación con Defensa y Justicia, ya que Raúl Lalo Maradona jugó 27 partidos en 1991.

El empate 1-1, un resultado que tendrá validez la semana próxima, cuando se dirima la serie en Río de Janeiro. La última experiencia con rivales brasileños resultó dolorosa para el Halcón: Santos lo derrotó en el estreno de la Copa Libertadores y lo dejó vacío en los últimos 13 minutos del juego que cerró el Grupo G. Una caída dolorosa, porque la clasificación a los octavos de final estaba al alcance de la mano y se esfumó en tiempo de descuento. La serie con Sportivo Luqueño, por los 16avos de final, le devolvió la confianza desde el resultado, aunque el pasaje fue trabajoso, como también fue anoche el encuentro con los cariocas.

El resumen del partido

Pretendió ser más punzante Defensa y Justicia, aunque le faltó frescura para sorprender y romper a un rival que llegó a la cita diezmado por los contagios de Covid-19; entre los afectados está Martín Benítez, el exIndependiente. El esquema del DT Hernán Crespo es archiconocido, como también el estilo: presión alta cuando la pelota la tiene el rival y salida prolija con asociaciones y la explotación de las bandas para lastimar.

Adonis Frías y el colombiano Gustavo Torres en la noche de Florencio Varela; el estadio del Halcón, el primero en recibir un partido tras la muerte de Diego Maradona
Adonis Frías y el colombiano Gustavo Torres en la noche de Florencio Varela; el estadio del Halcón, el primero en recibir un partido tras la muerte de Diego Maradona Crédito: REUTERS/Juan Ignacio Roncoroni

Con esos argumentos provocó tres situaciones que terminaron en gol en el primer tiempo, aunque el juez asistente uruguayo Martín Soppi fue implacable al marcar posiciones adelantadas. Cada vez que el árbitro Matonte consultó al VAR, desde la oficina convalidaron la decisión. Rius, en dos ocasiones, y Pizzini, quienes fueron descubiertos fuera de juego.

Un remate del colombiano Ricardo Torres, la única acción de riesgo en el primer tiempo de Vasco da Gama, que con el delantero Germán Cano -que surgió en Lanús- capitalizó la escalada de Leonardo Matos para con una volea derrotar a Unsain y sacar ventaja.

Veinte goles en 36 partidos, la marca de Cano en 2020. El artillero venía de anotarle a San Pablo, en el Brasileirao, y en Florencio Varela demostró su eficacia. El recorrido de Cano en la Argentina pasó casi desapercibido:poco juego en Lanús, donde era suplente de Pepe Sand, se marchó a Chacarita a buscar continuidad. Más tarde, fue a Colón a probar suerte. Quedó libre del Granate y sin ofertas de clubes de primera optó por Pereira, de Colombia. Ahí empezó a retomar su nivel, al punto que lo contrató Nacional, de Paraguay, aunque la primera explosión fue en DIM, de Colombia. A partir de 2012 se energizó y la aventura lo llevó al fútbol de México -Pachuca-, donde una lesión en la rodilla lo devolvió a cero: siete meses de inactividad. En León, tras la recuperación, retomó su mejor versión y en su retorno a Medellín mantuvo su puntería, que ahora es propiedad de Vasco da Gama.

Emanuel Britez y Yago Pikachu, en el piso, una escena que refleja la lucha entre Defensa y Justicia y Vasco da Gama en Florencio Varela
Emanuel Britez y Yago Pikachu, en el piso, una escena que refleja la lucha entre Defensa y Justicia y Vasco da Gama en Florencio Varela Crédito: Daniel Jayo / POOL / AFP

Pero si un goleador encendió a los cariocas, otro artillero puso en partido al Halcón. Brian Romero, que lleva siete goles en 11 encuentros en Defensa y Justicia, con un remate desde fuera del área marcó el gol de la igualdad. A mitad de camino de los 15 festejos que firmó con Argentinos, en la B Nacional, en la espectacular campaña que devolvió al club de la Paternal a la elite, el recorrido resalta esfuerzo, como el de Cano. De Acasusso a Colón, y desde Santa Fe a Independiente. La experiencia en Athletico Paranaense, de Brasil, y el vuelo al Halcón para recuperar la confianza y el protagonismo.

El duelo de goleadores que tendrá un segundo capítulo en una semana. Vasco da Gama empató todas las series fuera de casa y definió las llaves en el estadio Sao Januario. Ahí viajará la ilusión de Defensa y Justicia, para romper la racha contra los rivales brasileños y alimentar el sueño continental.

.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.