Diego Lugano, lejos del fútbol argentino