Superliga: cómo es el acuerdo para combatir el arreglo de partidos y la corrupción por apuestas

Mariano Elizondo, presidente de la Superliga
Mariano Elizondo, presidente de la Superliga Fuente: LA NACION
Marcelo Gantman
(0)
20 de agosto de 2019  • 00:07

La Superliga Argentina de Fútbol incorpora a su vocabulario el término que está de moda en todas las conversaciones de la industria deportiva global: integridad. Según un anticipo al que tuvo acceso LA NACION, la Superliga firmó un acuerdo con la compañía tecnológica Genius Sports para implementar un programa de lucha contra el arreglo de partidos y la corrupción vinculada a las apuestas.

El alcance del convenio incluye auditorías a las estrategias de integridad y reglamentos de la Superliga, un monitoreo constante al mercado internacional de apuestas con modelos predictivos creados para ese fin y la realización de talleres educativos enfocados en la integridad del juego, destinados a todos los actores que toman parte de la máxima expresión del fútbol profesional argentino.

"Asegurar la transparencia es un objetivo fundamental de la Superliga. Trabajamos para garantizarles a todos los equipos las mismas reglas de juego, que es el principal requisito para ofrecer a los fans y a nuestros sponsors el espectáculo deportivo que esperan. Este acuerdo con una empresa líder mundial como Genius Sports nos permite trabajar en conjunto para evitar cualquier amenaza a la transparencia, con las mismas herramientas que utilizan las ligas de futbol de mayor prestigio internacional", declaró Mariano Elizondo, presidente de la Superliga, al momento de hacer el acuerdo.

¿Esto significa que el fútbol de la Superliga está bajo sospecha? Todo deporte profesional en la era del tiempo real puede correr el riesgo de algún amaño. Lo que significa, en realidad, es que la Superliga ahora cuenta con una herramienta para detectar movimientos sospechosos en los mercados de apuestas, si estos llegaran a producirse. Dicho de otro modo: podrá enterarse de lo que ahora ignora por no tener instrumentos de control.

El fútbol argentino profesional no cuenta con un sistema legalizado de apuestas. Pero al mismo tiempo existen múltiples sitios que operan desde el exterior basados en el fútbol argentino. Se da una doble circunstancia: el mercado de apuestas funciona igual (con los riesgos que eso implica) y los clubes argentinos no perciben ningún tipo de ingreso por esa práctica tan extendida. Alcanza con revisar las redes sociales a la hora en que hay acción de la Superliga para encontrar predicciones y datos de apuestas de operadores sin licencia en el país.

La expansión global del deporte y la explosión tecnológica se combinan para poner en la superficie diferentes problemáticas que unifican a la industria: el arreglo de partidos y la piratería de datos son dos asuntos que preocupan a todas las ligas deportivas profesionales. Genius Sports es una de las empresas que se dedican a recolectar, administrar y controlar los datos oficiales de diferentes organizaciones deportivas. En la Argentina ya proveía las estadísticas de las ligas de básquet y de voley, además de dotar del sistema VideoCheck que se usa en los partidos organizados por ACLAV.

Hace algunas semanas, Genius Sports, firmó un acuerdo con la federación alemana para supervisar 7.500 partidos de la Bundesliga, el fútbol juvenil y el fútbol femenino de ese país. Hizo acuerdos similares con la Serie A de Italia, la Premier League y la NBA. Como compañía tecnológica creó su propio modelo algorítmico para detectar patrones sospechosos en las apuestas en tiempo real.

Con este acuerdo, la Superliga, además de atender la integridad de su producto, se hace del control de los datos oficiales del juego con un horizonte de explotación comercial de esa información que a partir de ahora puede considerar propia y original. Dicho de otro modo: cualquier uso por parte de otra fuente no oficial podría navegar por las nuevas aguas de la piratería de los datos en el deporte.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.