El año en que Lionel Messi irá por la venganza en su última Copa América

Lionel Messi acaba de ser expulsado por la refriega con Gary Medel en el partido por el tercer puesto de Brasil 2019; es su última imagen por la Copa América.
Lionel Messi acaba de ser expulsado por la refriega con Gary Medel en el partido por el tercer puesto de Brasil 2019; es su última imagen por la Copa América. Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Cristian Grosso
(0)
2 de enero de 2020  • 03:33

¿De cuántas oportunidades dispuso Lionel Messi para ser campeón en la selección? Nueve, entre cuatro mundiales y cinco copas América. ¿Cuántas le quedan? Pocas, muy pocas. Quizás, apenas una, porque Qatar 2022 es una estación muy lejana como para aventurar pronósticos, aunque seguramente a los 35 años estará transitando la curva descendente de su colosal carrera. Para retos a corto plazo, nada mejor que una propuesta exprés: dentro de unos meses lo convocará la Copa América Argentina-Colombia 2020, con la particularidad de que, salvo la final, podría jugar todos los partidos arropado por sus hinchas. Obstinado como todo genio inconformista, Messi buscará venganza en ese trofeo maldito.

La Copa América se convirtió en un tormento para la Argentina. El equipo llegó a tres finales en los últimos cinco torneos y perdió todas. Contemporáneo del embrujo ha sido Messi, y ni él ha logrado rescatar a la selección. Cayó por paliza frente a Brasil en 2007 y por duplicado ante Chile, en 2015 y 2016, por la fatídica vía de los penales. Encorsetada entre tantas frustraciones quedó la actuación de 2011, en casa, cuando el equipo se evaporó en los cuartos de final y Messi se llevó silbatinas que nunca más escucharía en su vida. El año pasado, en Brasil, alcanzó la medalla del tercer puesto que ni siquiera fue a buscar, indignado y desbordado porque, en su criterio, la Conmebol había perjudicado a su equipo en la semifinal con el anfitrión. Además, ese partido de consuelo contra Chile terminó demasiado pronto para él, expulsado por una reacción desubicada ante Gary Medel. La última imagen del crack en el certamen es una tarjeta roja, para certificar que entre la Copa y él hay algo personal.

Vaya si la Copa América le remueve fantasmas a Messi. "Salí, pibe. Este lugar no es para vos...", escuchó un día. En la habitación del hotel Maruma, de Maracaibo, estaban los grandes, es cierto. Roberto Abbondanzieri, Juan Sebastián Verón, Hernán Crespo, Roberto Ayala..., pero el que disparó la frase fue Juan Román Riquelme. Messi giró y se marchó. Acababa de cumplir 20 años, pero ya era una estrella adorada en Barcelona. La 'Bruja' salió disparada a intentar reconstruir la autoestima del crack, que en 2007 no terminaba de sintonizar con una generación de futbolistas que estaba despidiéndose de la selección. En 2011, en Santa Fe, bajo los reproches del público tras un desteñido 0-0 con Colombia, cuando dejaba la cancha escuchó... "Pend..., la última jugada se corre. No te podés dejar anticipar, la p... que te parió". Había sido Nicolás Burdisso. Y lo peor estaba por llegar...

Tiene números importantes Messi en la Copa América. Jugó 27 partidos y perdió apenas tres, con ocho empates y 16 victorias, pero no consiguió ser campeón. Anotó nueve goles, pero no logró ser campeón. El archivo rescata fabulosas actuaciones, como en la semifinal con México en 2007, ante Paraguay en 2015 y frente a Estados Unidos en 2016, cuando le arrebató a Gabriel Batistuta el título de máximo goleador histórico del seleccionado argentino. Pero también, las tres finales fueron traumáticas. En la de 2016, hasta se rindió: "Ya está, se terminó para mí la selección. Lo intenté mucho, no es para mí. Me duele más que a ninguno no ser campeón con la Argentina. Me voy sin conseguirlo". En la definición, en Nueva Jersey, tras errar el primer penal de la serie contra los chilenos se desconectó. Desapareció, como abrumado por un hechizo. En Brasil 2019 apenas se destacó en el apuntado clásico polémico; antes había mostrado solamente un discreto nivel -no más allá de 5 en las calificaciones de LA NACION- contra Colombia, Paraguay, Qatar y Venezuela.

La recordada imagen de Messi entre consolado y admirado por un chico chileno luego de que el capitán argentino fallara en la definición por penales en la final por la Copa América Centenario; tras aquella derrota, el rosarino renunció al seleccionado, pero volvería al poco tiempo.
La recordada imagen de Messi entre consolado y admirado por un chico chileno luego de que el capitán argentino fallara en la definición por penales en la final por la Copa América Centenario; tras aquella derrota, el rosarino renunció al seleccionado, pero volvería al poco tiempo. Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Es Messi con su calvario. Sus goles son un karma añadido. Apenas nueve en las copas América resultan islas perdidas en su océano de 70 tantos albicelestes. Muy lejos de los 17 de 'Tucho' Méndez y de los 13 de 'Batigol' en estos torneos sudamericanos. Pero especialmente, porque las víctimas han sido Panamá, Estados Unidos, Venezuela, Perú... Los gritos contra Brasil, Uruguay, Colombia y Chile siguen pendientes. Increíble, pero no aparece ni entre los primeros 20 goleadores del certamen de selecciones más antiguo del planeta.

Entre el 12 de junio y el 12 de julio buscará ese trofeo que tampoco alzaron Diego Maradona ni Pelé. En su sexta Copa América, ampliará un récord que ya es suyo, como tantos otros; nadie jugó para la Argentina más partidos que él por este torneo, porque sus 27 ya superaron los 26 de su amigo Javier Mascherano. Pero como las plusmarcas son su especialidad, si el rosarino juega los ocho encuentros posibles de la próxima copa bicéfala, trepará a 35 y superará al ex arquero chileno Sergio Livingstone, que con 34 manda en el rubro desde hace décadas.

Mientras de Messi se espera lo extraordina¬rio, él quiere inaugurar esa vitrina que permanece vacía. Lautaro Martínez ni llegaba a los 10 años de edad cuando Messi ya disputaba una Copa América, y el dato retrata el tiempo que lleva la cruzada de Messi. El capitán argentino busca venganza, y qué mejor desafío que volver a encontrarse con su bestia negra.

El día en que el rosarinorechazó un premio

Cinco copas América sin éxito jugó Messi entre 2007 y 2019. ¿Quién fue la estrella en cada una? En Venezuela 2007 resultó el brasileño Robinho, en Argentina 2011 condecoraron al uruguayo Luis Suárez, en Estados Unidos se lució el chileno Alexis Sánchez y en Brasil 2019 el premio fue del local Dani Alves. Todos ellos, campeones. Pero algo rompió la inercia en Chile 2015... El elegido fue Messi, pero rechazó la distinción. Aún arrastraba el dolor de un año antes, cuando tras caer en la final del Mundial contra Alemania, la FIFA le había dado el Balón de Oro en el Maracaná.

La agenda argentina de la Copa América

  • 12/6, vs. Chile, en Buenos Aires
  • 16/6, vs. Uruguay, en Córdoba
  • 20/6, vs. Paraguay, en Buenos Aires
  • 26/6, vs. Australia, en Buenos Aires
  • 30/6, vs. Bolivia, en La Plata
  • 4 o 5/7, potencial cuarto de final, en Buenos Aires, La Plata, Medellín o Barranquilla
  • 8/7, posible semifinal, en Córdoba o Medellín
  • 11/7, potencial partido por el tercer puesto, en Bogotá
  • 12/7, posible final, en Barranquilla

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.