El Bayern Munich de Pep Guardiola lo dio vuelta sobre la hora ante Borussia Dortmund en un clásico alemán con todos los condimentos

Bayern festejó con un gol de Lewandoski
Bayern festejó con un gol de Lewandoski
Como local, terminó venciendo por 2 a 1, con un penal de Robben, a cinco minutos del final; Lewandowski, ex Dortmund, marcó el empate parcial
(0)
1 de noviembre de 2014  • 16:58

MUNICH, Alemania.- El polaco Robert Lewandowski y un penal convertido por el holandés Arjen Robben evitaron la primera derrota en la Bundesliga del Bayern Munich y la derrota en el clásico de los últimos tiempos contra Borussia Dortmund .

El cuadro de Jurgen Klopp , que llegó a Munich con cuatro derrotas seguidas a sus espaldas y amenazado por los puestos de descenso, no fue un rival sencillo. Al contrario, dominó la situación durante 72 minutos y metió el miedo en el cuerpo al vigente campeón y líder en Alemania.

El gol de Marco Reus a pase de Pierre-Emerick a la media hora cambió el panorama del choque. El conjunto de Pep Guardiola se abalanzó sobre arco defendido por Roman Weidenfeller. Pero ni Robben, ni Franck Ribery ni Lewandowski conseguían atemorizar al Dortmund, que se manejó en la situación que más le gusta y que ejecutó peligrosos contraataques que pudieron sentenciar el partido.

Todo cambió en el minuto 72, cuando Robert Lewandowski no tuvo piedad, cumplió con la ley del ex y logró el empate. El visitante se desorientó mientras Bayern mantuvo su acoso. Un error defensivo llevó el balón a los pies de Ribery, que encaró a Weindenfeller y fue derribado dentro del área. Robben no desperdició la ocasión y marcó el segundo, que supuso el triunfo del campeón.

El gol de Reus para abrir el marcador

El gol que se perdió Robben

El gol del empate de Lewandowski

El penal con el que Robben dio vuelta el partido

Wolfsburgo se mantiene como la gran sensación de la presente campaña y mantiene el ritmo impuesto por el líder, del que le separan cuatro puntos.

De la mano del croata Ivan Perisic goleó como visitante a Stuttgart por 4-0, que se sitúa antepenúltimo en la tabla, con la vista puesta en la segunda categoría.

El balcánico abrió la cuenta al cuarto de hora y antes del intermedio allanó el camino Robin Knoche. A la vuelta de vestuarios, el belga Kevin de Bruyne hizo el tercero y a dos minutos del cierre, Perisic firmó su doblete y redondeó la goleada del Wolfsburgo.

En el resto de la jornada, un penal transformado por el holandés Rafael Van der Vaart dio la victoria al Hamburgo ante Bayer Leverkusen , en un duelo tenso (1-0) que finalizó con nueve tarjetas amarillas y un ambiente caldeado entre los jugadores de ambos equipos.

Van der Vaart marcó antes de la media hora y los visitantes fueron incapaces de neutralizar la situación. El triunfo saca al Hamburgo de los puestos de descenso.

Hoffenheim se situó en puestos europeos gracias a un golpe de fortuna. Un gol en contra de Alexander Madlung a dos minutos del final terminó con la resistencia del Eintracht Fráncfort (1-0).

Finalmente, Franco Di Santo le dio la primera victoria de la temporada al Werder Bremen , que se impuso por 2-1 de visitante ante Maguncia. El argentino marcó al borde del descanso, en la devolución de un penal que previamente marró y al inicio de la segunda parte para revertir la situación en contra propiciada por el japonés Shinji Okazaki, que había puesto por delante al cuadro local a los tres minutos de partido.

Los goles de Di Santo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.