El choque de Vidal se convierte en escándalo y complica a Sampaoli

Vidal declaró ante la Justicia chilena
Vidal declaró ante la Justicia chilena Fuente: Reuters
El jugador quedó libre tras declarar ante el juez; anoche chocó con su Ferrari en estado de ebriedad
Federico Grünewald
(0)
17 de junio de 2015  • 13:24

SANTIAGO, Chile.- Ni todo el cariño de la hinchada, que se instaló en masa en la puerta del pequeño Tribunal de San Bernardo, en el sur de esta ciudad, sirvió para darle otro aroma al escándalo que protagoniza Arturo Vidal. El crack de la selección chilena pasó la noche detenido en una comisaría, luego de protagonizar un accidente vehicular en estado de ebriedad, y cerca del mediodía enfrentó el primer dictamen del juzgado de garantía: 120 días para investigar, retención de la licencia de conducir y firma mensual en el consulado en Milán.

Crédito: Captura TV

Setenta medios de comunicación se acreditaron para presenciar la audiencia en la que el futbolista de Juventus declaró. Sin embargo, fue tanto el tumulto que sólo pudieron ingresar los camarógrafos.

Mientras tanto, en el complejo Juan Pinto Durán, el búnker de la Roja en Santiago, Sergio Jadue, presidente del fútbol chileno, sostenía una reunión con el técnico Jorge Sampaoli. No es el primer acto de indisciplina en la selección y, de hecho, el anterior entrenador, Claudio "Bichi" Borghi, sufrió uno de los más escandalosos. La llegada de Jorge Sampaoli suponía una mano similar a la que tuvo Marcelo Bielsa con la selección y el incidente del volante nacional rompe con todo ese plan. Tampoco es el primer futbolista de primer nivel en tener un accidente en un automóvil deportivo o de lujo. En 2009, Johnny Herrera, segundo arquero de la Roja, atropelló y mató a una joven mientras conducía bajo los efectos del alcohol en Santiago (ya fue juzgado por ello). Ese mismo año, Gary Medel volcó su auto en la ruta que une Santiago y Viña del Mar.

El accidente de Vidal complica al DT de Chile, pues él les dio la tarde libre ayer a los seleccionados y el Rey Arturo aprovechó para ir con su esposa al casino Monticello, ubicado al sur de la capital chilena. En el lugar fue grabado y retratado por numerosos hinchas que asistieron al recinto y se encontraron con la pareja. En el trayecto de vuelta a la concentración, ocurrió el accidente, que se convirtió en tema nacional, porque el público se dividió entre los que pedían todo el rigor de las sanciones disponibles para el jugador y entre los que culparon a Sampaoli por darles tantos permisos y horas libres durante una competencia como Copa América a sus dirigidos. Hasta la propia presidenta Michelle Bachelet habló sobre el tema. "No corresponde que la presidenta de la República se refiera a eso, pero me alegro que no le haya pasado nada", dijo.

Vidal declaró ante la Justicia chilena
Vidal declaró ante la Justicia chilena Fuente: AP

Las penas para conductores que manejan bajo la influencia del alcohol se endurecieron en Chile el año 2012, cuando entró a regir la Ley Emilia, que lleva ese nombre por la muerte de una niña cuyos padres fueron chocados por otro conductor que manejaba ebrio. Al ser consultada sobre si el caso de Vidal entraba en ese marco, la ministra de Justicia, Javiera Blanco, dijo que aquello no debería suceder, pues no había lesiones graves ni fuga del lugar del accidente de por medio. Por lo tanto, el futbolista debería ser juzgado por la Ley de Tolerancia Cero al alcohol, que fue la que pidió aplicar la Fundación Emilia. En un comunicado escribieron: "Esperamos que la justicia lo deje en prisión preventiva mientras se investiguen los hechos y que su caso sea lo más transparente posible para que no queden dudas en la ciudadanía que los tribunales deben fallar de la misma manera para todos los chilenos y chilenas".

El accidente de Vidal ocurrió en el acceso sur a Santiago, en la Autopista del Maipo. Un testigo dijo a las radios que iba en su Ferrari 458 Italia coupé a unos 160 kilómetros por hora (la velocidad máxima permitida en esa zona es de 120 km/h), pero eso deberá determinarlo la investigación del tribunal. Cuando iba en el kilómetro 25 de la ruta, chocó a un Chevrolet Sonic blanco, que quedó volcado sobre la carretera. El auto nuevo del jugador fue a dar a pocos centímetros de un foso al costado de la autopista. Quedó sin eje delantero y perdió una llanta. Los airbags se activaron y el motor quedó intacto, pues va en la parte trasera.

María Teresa Matus, la esposa de Vidal, que iba en el Ferrari, sufrió la luxación de un hombro, según confirmó más tarde el médico del hospital de Buin que constató las lesiones. Según la alcoholemia y el reporte de Carabineros, el jugador de Juventus conducía con entre un gramo y 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre.

Un video grabado cuando era detenido en el lugar del accidente muestra al jugador enfrentando a los carabineros y diciéndole a uno de ellos: "Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile".

at.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.