El nuevo guardián del Ciclón: Nicolás Navarro, un admirador de Darín y fan de Breaking Bad