El otro Bauza: las charlas de fútbol con su mujer ecuatoriana, el diálogo con Ferguson y qué talle usa para ser el Patón

Pablo Hacker
(0)
6 de septiembre de 2016  • 08:00

Bauza muestra la camiseta de Messi en Venezuela
Bauza muestra la camiseta de Messi en Venezuela Crédito: Prensa AFA

MÉRIDA, Venezuela.- "Ser técnico de la selección es mucho más fácil de lo que imaginaba. La jerarquía de los jugadores hace que todo sea más fácil". Edgardo Bauza habla en conferencia de prensa y al mismo tiempo se descubre. Son sus primeros días como técnico de la Argentina. Pasó su debut ante Uruguay y ahora llega la primera prueba como visitante esta noche, a las 20 de nuestro país, contra Venezuela. "Intento estar a la altura del cargo", dice el Patón, como si estuviera rindiendo examen. Detrás tiene una carrera consolidada en varios clubes y muchas anécdotas de tantos años de carrera. Aquí, seis historias para descifrar al otro Patón.

Las charlas de fútbol con su mujer

No hay dudas de que al Patón Bauza Quito le cambió la vida. El DT de la selección llegó prácticamente a lo máximo como entrenador al consagrarse campeón de la Copa Libertadores 2008 con la Liga Deportiva Universitaria. A nivel personal, también todo cambió para él en Ecuador. Llegó divorciado de su primera mujer, la madre de su hija Emiliana y su hijo Maximiliano, quien forma parte de su cuerpo técnico. Se fue de Quito para dirigir a San Lorenzo casado con Maritza Gallardo, su joven mujer ecuatoriano, con quien tuvo al pequeño Nicolás, su hijo de 3 años. “Tiene dos cosas muy buenas mi señora. Primero, es una de las pocas mujeres que sabe de fútbol. Y, segundo, no me pregunta nada. Y menos si perdimos. Me habla de la Liga de Quito, como es hincha de la Liga me habla de eso. No hago catarsis en casa”, la describió el Patón a Maritza en el libro El Método Bauza. Se conocieron en 2010 y al poco tiempo se casaron en Ecuador.

“Mi mujer entiende bastante y ella a veces me ve medio loco y preocupado, y entonces hablamos mucho. Yo trato de no involucrar a nadie pero es inevitable: en la mesa se habla de fútbol”, le contó alguna vez Bauza al Diario Olé. El Patón es de levantarse temprano. Toma mate y lee los diarios por Internet. Como regla general, decidió que, a las 8 de la noche, apaga sus dos teléfonos celulares para estar con su familia. Actualmente, está viviendo en un hotel, mientras Maritza busca un departamento. “Va a vivir ella ahí, así que se arregle. Mientras yo tenga una cama para dormir me da lo mismo”, dice Bauza, quien asegura que seguirá yendo a comer a los mismos restaurantes y que continuará con uno de sus hobbies: jugar al tenis en el Vilas Racket.

La “jodita” que le hizo la FIFA

Bauza puede jactarse por haber sido premiado por la FIFA mucho antes que Lionel Messi, aunque el Patón en todo momento pensó que se trataba de una broma. Corría 1999 y él dirigía a Rosario Central. Un día recibe un llamado de un periodista de Mar del Plata. “Edgardo, la FIFA quiere premiarlo por ser el tercer defensor con más goles convertidos en la historia detrás de Ronald Koeman y Daniel Passarella”, le dijeron a Bauza por teléfono. “Pensé que era una joda para Tinelli”, contó más de una vez el Patón. “Me invitaban a la fiesta en Frankfurt y me pedían mi dirección para mandarme los pasajes. Les di la de mi vieja porque no les creía. A los pocos días me llama mi mamá y me dice ‘nene, llegó un sobre para vos’. Eran los dos pasajes a Europa en primera. Seguía pensando que era un chiste. Se los llevó a un amigo que tiene una agencia de viajes y era cierto. Dos pasajes a Alemania vía Canadá. Al final la fiesta no se hizo porque Koeman y Passarella no iban. Me dejaron usar los pasajes y me fui a Nueva York”. Bauza es hoy el cuarto defensor con más goles, con 108 tantos, porque al podio entró el español Fernando Hierro.

Lo que le dijo el Papa Francisco

El 13 de agosto de 2014 San Lorenzo se consagró por primera vez en su historia campeón de la Copa Libertadores con Edgardo Bauza como DT. Pocas horas después del logro, Marcelo Tinelli, vicepresidente del Ciclón, encabezó una delegación que partió rumbo a Roma para llevarle el trofeo al papa Francisco, confeso hincha del cuadro azulgrana. El Patón viajó junto a algunos jugadores y reveló lo que le dijo Francisco cuando le agradeció por el título: "No lo conocía, pero cuando lo vi me abrazó y me dijo 'Hola, Bauza. No sabe qué contento que me puso'. Le dije que gracias a él la gente había vuelto a la iglesia. Ese abrazo me lo guardo para siempre".

Aquel diálogo con Ferguson

21 de diciembre de 2008, estadio Internacional de Yokohama. Es de noche en Japón y una madrugada histórica en Ecuador: Liga de Quito, dirigido por Bauza, disputa la final del Mundial de Clubes ante Manchester United, que cuenta en su delantera con Cristiano Ronaldo, Carlos Tevez y Wayne Rooney, autor del gol del triunfo para el 1-0 final de los ingleses, que jugaron 41 minutos con diez hombres por la expulsión del serbio Vidic. El Patón había pensado antes del partido en cómo saludar a Alex Ferguson, quien se terminó anticipando a Bauza. “La noche anterior había pensado qué le iba a decir. Y razoné: si me golea, lo mando a la c... de su madre; total, no creo que se dé cuenta. Y si le gano... ¿qué le digo si le gano?... Ya está, pensé, le digo “Good team”, así, en forma arrogante. La cosa es que perdimos 1-0, nos acercamos y me arrebató. Me dijo “Good team”. Me recagó”, reconstruyó aquel diálogo Bauza en una entrevista con El Gráfico.

Qué talle usa para que le digan el Patón Bauza

Edgardo Bauza heredó su apodo de su hermano Daniel, el verdadero Patón, aunque él tampoco se quedó atrás. El técnico de la selección calzaba 42 a los 11 años, 45 a los 15 y actualmente calza 46. “Era difícil conseguir botines cuando jugaba”, dice Bauza, que mide 1,89 metros. “Una vez, cuando jugaba en Central, en un partido contra Vélez, al utilero le mandaron a robar todo y se llevaron los botines. Me tuvieron que salir a conseguir unos de mi talle, algo muy difícil. Desde entonces siempre llevé un par más de botines en mi bolso, además del cargamento de los utileros”.

La peor entrevista se la hizo Neustadt

En 1983, cuando jugaba en Rosario Central, Bauza se presentó como candidato a concejal del Partido Socialista Auténtico. “Había seis concejales y se renovaban tres. Fui tercero en la lista. Era imposible que entrara”, explica el Patón. El hecho de que un futbolista de Primera División se presentara a elecciones no pasó desapercibido y Bauza fue invitado al programa de Bernardo Neustadt. “Me recibió y me dijo ‘sabe las tardes que me amargó usted’. A Racing le hice 14 goles. Fueron 15 minutos en la que la pasé muy mal. No me arrepiento. Me daba mucha bronca porque asociaban al jugador de fútbol como que sólo sabe de la pelota”.

Fuentes: Libro El Método Bauza y entrevistas del Patón con Canal 7, ESPN, El Gráfico y LA NACIÓN.

ph/jp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.