El plan de Marcelo Gallardo: aceptar los errores, asimilar la derrota y pensar en lo que viene para River

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
10 de noviembre de 2019  • 17:00

Reconocer los errores, asimilar la derrota y mirar hacia adelante. El plan de Marcelo Gallardo para reponerse de la derrota por 1-0 frente a Rosario Central es claro. River no tiene tiempo para quedarse en el lamento y debe aprovechar el cachetazo recibido en el Monumental como lección a futuro. Tras un apático partido de su equipo, que no tuvo respuestas para poder quebrar el cerrojo defensivo de su rival, el entrenador millonario se lamentó por haber perdido la chance de quedar como líder de la Superliga, pero ya piensa en lo que vendrá.

"El análisis de hoy lo defino en pocas palabras: no tuvimos un buen día y, cuando no tenés un buen día, tenés posibilidades de perder y hasta se puede dar contra un rival que tampoco hace mucho mérito para ganar, como sucedió hoy. No tengo mucho para detallar cuando en general no se juega bien", analizó Gallardo en su primera respuesta de la conferencia de prensa.

"Teníamos un muy lindo motivo para jugar: en nuestra cancha y con nuestra gente nos jugábamos la punta del campeonato. Y sucedió lo que sucede con equipos que te esperan, se cierran atrás y los tenés que ir desgastando de a poco. Pero pasó el primer tiempo y, cuando nosotros siempre en el segundo tenemos otra posición con los rivales desgastados, le ofrecimos la posibilidad de que al minuto nos hagan el gol. Ellos ahí se hicieron más fuertes, tuvieron mucha más energía y a nosotros nos dañó. No tuvimos ni la frescura ni la creatividad ni la rebeldía para dar vuelta la historia. El gol nos pegó muy fuerte y no le pudimos encontrar la vuelta, producto también del buen trabajo defensivo de Central", agregó el DT.

Fue una mañana difícil para River en Núñez: no tuvo claridad colectiva para poder quebrar a un aguerrido Rosario Central que le cortó todos los caminos y tampoco contó con algún rescate individual para poder forzar el empate. Así, sin buscar excusas, Gallardo dejó en claro por qué el millonario no pudo encontrarle nunca la vuelta a un partido que se hizo cuesta arriba con el correr de los minutos. "Nosotros estamos acostumbrados a jugar este tipo de partidos. En general nosotros no nos desesperamos y solemos mover la pelota para desgastar y quebrar al rival. Hoy nos costó reaccionar y no pudimos hacerlo. Rara vez sucede perder cuando el equipo rival te ataca muy poco y no genera demasiado, pero hoy sucedió", comentó el Muñeco.

No hay tiempo que perder para River, que el próximo jueves tendrá que jugar la semifinal de la Copa Argentina frente a Estudiantes (BA) en Córdoba y luego enfocará los cañones en la final de la Copa Libertadores del sábado 23 ante Flamengo, en Lima. Por eso, con dos encuentros definitorios por delante, desde este lunes el plantel buscará cambiar el chip, dejar atrás la derrota y trabajar para llegar de la mejor manera a ambos duelos cruciales.

"Me duele perder puntos en nuestra cancha, pero hay que pensar en lo que viene, que es mucho y esto nos va a servir: cuando bajamos esa dinámica e intensidad con la que estamos acostumbrados a jugar, podemos sufrir estos partidos", reflexionó Gallardo, y agregó: "Cuando no sos efectivo y jugás mal, puede pasar que pierdas. Pero de ahí a desconocernos. eso no está ni cerca. Tenemos muy claro lo que queremos y lo que somos. Hoy es un puntito de atención: hay que tolerar la derrota, recuperarse y hay cosas muy lindas por jugar".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.