Empieza a pisar fuerte: San Lorenzo tiene el cartel de candidato en todos los frentes

El relanzamiento se selló con el triunfo ante Vélez, con buenas sensaciones en la creación; el impulso se sostiene; además, Lammens y Tinelli irán por la reelección
Gustavo Ronzano
(0)
18 de septiembre de 2016  

Fuente: Telam

Dicen que las huellas de aquellos que alguna vez caminaron juntos nunca se borran. Habrá sido por eso, entonces, que todo el contorno se puso de pie para aplaudir a Gonzalo Bergessio cuando entró por Martín Cauteruccio y selló formalmente su regreso al club de Boedo después de siete años. Se trató, al cabo, de otra de las buenas nuevas que acumuló en las últimas horas el equipo de Diego Aguirre . Porque antes y después de ese momento sublime, bien azul y bien grana, quedaron diseminados por el Nuevo Gasómetro los argumentos que sostienen este relanzamiento de San Lorenzo .

Siete días atrás habían saltado las dudas al campo de juego frente a Defensa y Justicia. Porque el equipo había igualado de local 2-2 con San Martín de San Juan con un rendimiento demasiado opaco y porque enseguida llegaba la revancha por la Copa Sudamericana frente a Banfield, que lo había vencido por 2-0 en la ida. Para colmo, ese funcionamiento con fuerza centrífuga del conjunto de Ariel Holan lo mantuvo atado en los primeros 20 minutos. Fernando Elizari y Juan Kaprof tapaban a Franco Mussis y a Néstor Ortigoza y San Lorenzo se hundía en su desconcierto. Pero Sebastián Blanco frotó la lámpara y Nicolás Blandi empezó a establecer las diferencias de jerarquía. Aquel partido terminó 2-0, llegó el 4-1 sobre Banfield –el martes– y en la presentación en sociedad de Bergessio –el jueves–, una confirmación esperada: la fórmula Matías Lammens-Marcelo Tinelli irá en diciembre por la reelección.

En este contexto, el 2-1 de ayer sobre Vélez, no hizo otra cosa que volver a poner a San Lorenzo en ese camino que hasta hace poco parecía un tanto difuso. Relanzó su candidatura. Y así como padeció no haber manejado la pelota en Varela, esta vez le pasó la posta del sufrimiento a un Vélez demacrado, que si bien venía de ganarle a Central con dos tantos de Mariano Pavone, en realidad hace rato que necesita levantarse para volver a andar. Así, por si hacía falta, comprobó San Lorenzo que a partir del control de pelota todo se vuelve más sencillo. Y más cuando se tienen intérpretes para una buena función al aire libre, ahí en las inmediaciones del círculo central, como Franco Mussis, Fernando Belluschi, Sebastián Blanco y esta vez Tino Costa que jugó (por Ortigoza) su primer partido como titular con la camiseta de sus amores.

Es cierto, también hay cuestiones de las otras, de las que no agradan. Como los cierres hacia adentro de Mathías Corujo, algo que debe corregir el uruguayo cuanto antes. O como las penas de Leandro Romagnoli, que tendrá al menos para dos meses de recuperación a raíz de la operación que le harán en la rodilla derecha. Pero más allá de situaciones puntuales, las generales “invitan a soñar con cosas importantes”, según las propias palabras de Diego Aguirre. Y no es exagerado lo que señala el entrenador. Porque San Lorenzo tiene con qué florearse aquí y allá, en el ámbito local e internacional, en el que el jueves protagonizará otro capítulo cuando reciba por la Sudamericana a Deportivo La Guaira , ese equipo venezolano que nació en 2008 en Caracas como Real Esppor Club y que hace apenas tres años se mudó y fue rebautizado con otro nombre, con otros colores y hasta con otro escudo.

Aquel golazo de Blanco que abrió el partido obligó a Vélez a buscar variantes. Caire terminó de lateral izquierdo y por la derecha hizo toda la banda Tripichio , que marcó su primer gol en Primera. A Pavone y a Romero se les habían sumado Barcos, también Correa, también Tripichio. Pero se habían ido amontonando como confusiones, nada más. Por eso, cuando Blandi hizo su 18º gol en el año nadie se sorprendió. Después de todo, son muchas y son sólidas las razones de esta candidatura.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.