Estudiantes y Gimnasia terminaron igualados en el clásico de La Plata

Argentina Superliga
  • 1
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

  • Leonardo Jara
  • 1
Gimnasia La Plata

Gimnasia La Plata

  • Maximiliano Meza
El Lobo empezó ganando con gol de Meza, pero el Pincha lo empató por el tanto de Jara; un 1 a 1 que no conformó a ninguno
Máximo Randrup
(0)
13 de septiembre de 2015  • 17:57

Un partido muy parejo
Un partido muy parejo Fuente: DyN

LA PLATA.- La igualdad no fue un mal resultado para Gimnasia. Llegaba con tres derrotas en fila y debía jugar con 30 mil hinchas en contra. El punto fue una bocanada de oxígeno dentro de un contexto adverso (con la eliminación de la Copa Argentina incluida), pero... Hecha la aclaración de que el Lobo cumplió con su objetivo de sumar, vale la pena poner el foco en un hecho particular. Porque todos saben que el partido finalizó 1-1, que los goles los convirtieron Maximiliano Meza y Leonardo Jara , y seguramente la mayoría estará enterada del gran desempeño del arquero Nicolás Navarro . Lo que quizás algunos desconozcan es la historia del Estadio Ciudad de La Plata en el marco del clásico platense. Para Estudiantes, una fortaleza infranqueable. Para su rival, un terreno espinoso, casi intransitable.

Todo comenzó el 12 de febrero de 2006, época en la que el Pincha mandaba en el historial pero por apenas un partido de diferencia (hoy es de diez). Ese día se enfrentaron en el nuevo escenario por primera vez, con Jorge Burruchaga como DT del León, y Troglio del otro lado. Fue 1-1, con tantos de Diego Herner y Marcelo Carrusca. Nadie imaginó lo que vendría después...

En el segundo derby el equipo albirrojo aplastó al conjunto albiazul (7-0) y, con la goleada, hechizó la cancha. Se la adueñó. Ganó clásicos con diez jugadores (expulsión de Calderón a los 3 minutos de juego) y hasta con nueve (el día de Ezequiel Maggiolo). Empató un encuentro a los 51 minutos del segundo tiempo (gol de Cristian Sánchez Prette y final). También goleó 3-0 y celebró la obtención de la Copa Libertadores y, como si todo ello fuera poco, se quedó con el primer cruce por copas internacionales.

Desde 2006 se enfrentaron en ese estadio 13 veces: 8 triunfos para Estudiantes, 5 igualdades y nada para Gimnasia. ¿En puntos? 29 unidades para uno, apenas cinco para el otro. ¿En goles? 25 para el Pincha, siete para el Lobo (que jamás convirtió por duplicado en el mismo cotejo).

Esta tarde, luego de la etapa inicial, parecía que el Lobo rompería con el maleficio. Los jugadores visitantes lucían cómodos a pesar del público en contra; el planteo táctico de Troglio (un 4-3-3 que mutaba permanentemente al 4-1-4-1) funcionaba a la perfección, y -lo más importante- ganaba 1-0 con autoridad.

Había una sensación de cambio. El ambiente estaba enrarecido y los propios hinchas locales se miraban con muecas torcidas. "Jugando así es imposible", le dijo un papá a su nene mientras le alcanzaba un buzo rojo porque el sol comenzaba a despedirse. El Pincha jugaba sin un N° 9 tradicional y los pelotazos de Domínguez y Desábato (los únicos jugadores de campo que no eran presionados) eran un manjar para los centrales visitantes.

Sin embargo, Milito recapacitó. Puso a Diego Mendoza para que juntara marcas en el área, y se les abrieron los espacios a Cerutti y Gastón Fernández , que habían estado ausentes. Un poco con ese cambio, otro poco con el hechizo (es creer o reventar), Estudiantes empató. Y si no ganó fue porque el Navarro del Lobo se agigantó y evitó varios goles.

¿A quién le cayó mejor el 1-1? Es discutible, aunque se presume que a los de Troglio. Un nuevo traspié habría significado una trompada demasiado violenta para su estado anímico, que en el último mes varió demasiado: pasó de estar 11 encuentros invicto, a sumar uno de los últimos 12 puntos. Al León, en cambio, es factible que le haya quedado un sabor amargo. Porque venía de ganar los últimos tres choques como local y la racha se cortó justo en el clásico.

¿A quién le cae mejor el Estadio Ciudad de La Plata? Ahí no hay discusión posible: a Estudiantes.

El Pincha mantiene la ventaja en el historial. Con el 1-1, Estudiantes conserva la ventaja de 10 partidos en el clásico. En 154 cotejos, suma 55 victorias, contra 45 de Gimnasia y 54 empates. La última vez que festejó el Lobo fue en el Clausura 2010, como local: 3-1.

El gol de Gimnasia

El gol de Estudiantes

tb/ae

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.