Estudiantes-San Martín de Tucumán: el homenaje a Lugüercio y un empate que no estaba en los planes

A punto de entrar: Lugüercio recibe las últimas instrucciones del DT Milito
A punto de entrar: Lugüercio recibe las últimas instrucciones del DT Milito
Máximo Randrup
(0)
1 de abril de 2019  • 19:00

Ni Alejandro Sabella se quiso perder el homenaje a Pablo Lugüercio , quien había anunciado su retiro unos días antes. Antes del partido todo fue agasajo para el Payaso: colocaron los banderines del córner con su foto, le entregaron una plaqueta, pasaron un video con sus goles y los hinchas lo ovacionaron. Lugüercio, el que convirtió el 4-3 en aquella histórica remontada frente a Sporting Cristal en la Libertadores 2006 y el que fue titular en la final ante Boca del Apertura de ese mismo año, disfrutó la despedida que se merecía. Después del aplauso generalizado, hubo un encuentro y el Pincha no pudo contra San Martín de Tucumán. Fue 1-1.

Schunke anotó el 1-0

En el primer tiempo, Estudiantes exhibió mayor voracidad y dispuso de varias ocasiones para ponerse en ventaja. La más clara fue un tiro libre de Gastón Fernández que dio en el travesaño, aunque contó con otras tres situaciones nítidas: la Gata tuvo revancha pero no logró impactar la pelota cuando estaba en el área chica, Matías Pellegrini definió afuera desde una posición similar y el arquero Pedro Fernández le tapó un mano a mano a Lucas Albertengo. San Martín, en la primera mitad, conservó el orden y con ataques rápidos se las ingenió para inquietar al Pincha en un par de oportunidades; la más clara, un remate desde afuera del área de Nicolás Giménez que pasó cerca del caño horizontal.

Empató Gonzalo Rodríguez

El trámite se le simplificó al Pincha en el inicio del complemento: primero se fue expulsado Adrián Arregui y en la jugada siguiente Schunke, tras un centro desde la izquierda, puso el 1-0 con una media vuelta soberbia. Sin embargo, el conjunto de Gabriel Milito se complicó solo: retrocedió, dejó prosperar a su rival y para colmo marcó muy mal en un tiro libre en forma de centro. Gonzalo Rodríguez no perdonó, fusiló a Daniel Sappa y estampó el 1-1.

El ingreso de Lugüercio

Estudiantes jamás asimiló el golpe. Ni el ingreso del homenajeado Lugüercio, quien jugó los últimos diez minutos, alteró la historia. La despedida del Payaso fue emotiva, pero las carcajadas se desdibujaron con una igualdad que no estaba en los planes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.