"Figo pesetero", a 20 años: el trasfondo de una salida de Barcelona a Real Madrid que marcó la historia del fútbol

El traspaso de Figo de Barcelona a Real Madrid fue uno de los más mediáticos en la historia
El traspaso de Figo de Barcelona a Real Madrid fue uno de los más mediáticos en la historia Fuente: AFP
Fernando Vergara
(0)
24 de julio de 2020  • 15:21

El 24 de julio de 2000 quedó marcado a fuego en la historia de Real Madrid y Barcelona, los dos clubes más importantes de España. Una especie de quiebre, un momento sin retorno. Ese día, una estrella como Luis Figo dejó atrás sus años dorados al lado del mar Mediterráneo y se mudó a la capital del país. Un golpe de timón imprevisto. Aquello fue tomado como una "traición" que la hinchada culé nunca le perdonará a quien fuera uno de sus ídolos. A partir de allí, al portugués lo acompañó por siempre un mote: "Figo pesetero".

El hombre nacido en Lisboa jugó en Barcelona entre 1995 y 2000. Con su talento, los catalanes habían alzado siete títulos (dos Ligas, dos Copa del Rey, una Supercopa de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa). Sin embargo de un día para el otro, dio un portazo y consumó su salida a Real Madrid. ¿Quién podría imaginarlo? Nadie. Sin dudas, se trataría de un fichaje que cambiaría la historia del fútbol. En definitiva, resultaría el traspaso más mediático no sólo en España, sino alrededor del mundo.

Los hinchas de Barcelona, enojados con Figo. Se cumplen 20 años de un fichaje histórico
Los hinchas de Barcelona, enojados con Figo. Se cumplen 20 años de un fichaje histórico Fuente: AFP

Aquel 24 de julio el portugués se presentaba como nuevo jugador de los merengues, flanqueado por Alfredo Di Stéfano y Florentino Pérez, que acababa de proclamarse nuevo presidente de Real Madrid. Los rumores sobre un acuerdo entre su representante, José Veiga, y el candidato Florentino salieron a la luz el 5 de julio de 2000, pero en Barcelona no se le dio crédito, máxime cuando diez días antes, Figo había asegurado: "Esta es y será mi camiseta. Gane o pierda Florentino las elecciones, no seré jugador del Real Madrid. Yo sólo jugaré en el Barcelona". El culebrón apenas comenzaba...

La declaración dejó todavía más dolidos a los culés una vez que Figo se fue a Madrid. Apenas unas horas después de que Joan Gaspart ganara las elecciones a la presidencia de la entidad catalana, el atacante portugués hacía efectivos los 61,7 millones de euros de su cláusula (10.270 millones de pesetas de la época) y se presentaba con la camiseta blanca, convirtiéndose en el traspaso más caro de la historia hasta ese momento.

El público, enardecido con la transferencia de Figo a Real Madrid
El público, enardecido con la transferencia de Figo a Real Madrid

La conferencia de prensa en la que se presentó a Figo fue un show mediático. "¿Te sientes madridista?", le preguntaron en el estadio Santiago Bernabéu. "Me siento portugués", contestó incómodo, con cara de pocos amigos. Barcelona, a esas alturas, ardía.

A posteriori, Gaspart calificó el acuerdo entre Florentino y Figo de "inmoralidad" y amenazó tanto al portugués como al Real Madrid: "El que la hace la paga. El Real Madrid se ha quedado con un jugador que no siente los colores", dijo visiblemente enojado.

El trasfondo de un culebrón histórico

Con el correr del tiempo se supo de las maniobras políticas de Florentino Pérez para hacerse con los servicios de Figo. En mayo de ese año, Real Madrid había ganado la Champions League, y Lorenzo Sanz no dudaba de su reelección más allá de las polémicas que lo envolvían. Aunque, en plena Eurocopa, Florentino comenzó a mover sus contactos y a realizar un trabajo silencioso para dar un golpe de efecto de cara al acto eleccionario. Pérez sabía que el futbolista tenía un problema contractual con Barcelona y el mandamás de ese momento, Josep Lluís Núñez, se negaba a aumentarle el salario. Y hacia allí calibró su mirada.

En la reunión entre Pérez y Veiga la cuestión quedó muy clara. Si el empresario, ingeniero y ex político español ganaba las elecciones en Real Madrid, abonaría la cláusula de rescisión de Figo y le haría firmar un contrato por cinco años, con un sueldo que inclusive doblaba al que percibía en Barcelona.

El "antiposter" del diario Sport, de Barcelona, en alusión al cambio de vereda de Figo
El "antiposter" del diario Sport, de Barcelona, en alusión al cambio de vereda de Figo

Pero aquí surge otra cuestión. El futbolista y su representante no imaginaban que Florentino Pérez vencería en las recordadas elecciones y contemplaban la propuesta del madrileño como un arma para presionar a la directiva catalana y así lograr una mejora sustancial en el contrato. Además, se habló de un documento firmado que sancionaba a la dupla Figo-Veiga con una fuerte compensación económica en caso de no cumplir el acuerdo. Ese número habría ascendido a los 35 millones de euros.

Tras esto, diez días antes de las elecciones, quienes acompañaban a Florentino filtraron la noticia y los diarios españoles llevaron la primicia a sus portadas: 'Figo es la bomba de Florentino', titularon. En Cataluña nadie entendía nada de lo que estaba sucediendo. Para Pérez, la maniobra resultó perfecta. El 17 de julio Florentino derrotó a Sanz en las elecciones y aseguró: "Figo jugará en el Real Madrid".

Según Paulo Futre, otra leyenda del fútbol portugués, Figo quedó estupefacto al conocer que Florentino se había quedado con las elecciones de los merengues. "Luis se echó a llorar. Era fichar por el Madrid o pagar 35 millones de euros", aseguró.

Luis Figo, considerado "el primer Galáctico" de Real Madrid
Luis Figo, considerado "el primer Galáctico" de Real Madrid

A lo largo de los años aparecieron distintas versiones del histórico fichaje. Figo ha repetido en varias ocasiones que nunca tuvo nada firmado con Pérez y que todo se manejó a través de Veiga, con quien rompió relaciones al tiempo de firmar en Madrid.

En los últimos días, Gaspart (presidente de Barcelona entre 2000 y 2003) volvió a hablar del tema. "Fue un movimiento genial. Eso sí, no era legal. Una genialidad, pero ilegal. Cuando Figo me contó lo que pasaba le dije que eso estaba fuera del marco legal, que era un caso que en los tribunales se ganaba sí o sí. Pero él tenía miedo de que le pudieran reclamar la penalización que su representante había firmado en su nombre", sostuvo. "Yo le ofrecí todas las garantías legales, que lo íbamos a pelear, que era un caso de una ilegalidad. Que estuviera tranquilo por eso. Pero no, él quería un aval bancario de 35 millones de euros. Imposible", agregó.

Un tiempo después, en octubre del 2000, se produjo el polémico regreso de Figo al Camp Nou, donde fue recibido por la furia de cerca de 100.000 simpatizantes de Barcelona. Al portugués le tiraron billetes, le mostraron banderas con la inscripción "Figo pesetero" y lo insultaron cada vez que tocó la pelota. Los locales ganaron 2-0 con goles de Luis Enrique y Simao, pero la relación con el ex ídolo ya estaba rota para siempre.

La explicación del futbolista

Recientemente, el portugués conversó con Fabio Cannavaro en Instagram, recordó el momento y dio a conocer su versión. "Fue una decisión importante y difícil, porque cambié de una ciudad que me daba mucho y donde estaba bien; pero cuando no sientes que eres reconocido por lo que estás haciendo, si tienes una propuesta de otro club lo piensas", aseguró el hombre que hasta llegó a ser capitán de la institución azulgrana.

"Los grandes clubes del mundo son parecidos, la diferencia principal es la gente que forma la sociedad, porque yo llegué a Madrid con un cambio importante en la presidencia y al inicio no fue fácil. Era todo nuevo para mí, pero la integración fue buena y con la ayuda de todo el mundo me adapté bastante bien", añadió Figo, que con el club de la capital celebró la Champions League 2001/2002 y la Copa Intercontinental 2002.

En España, a 20 años de aquel fichaje legendario, se le sigue dando la misma importancia temporada tras temporada. Cada 24 de julio la noticia alrededor del portugués ocupa los diarios y los noticieros deportivos. Al cabo, Figo fue el primero de los "Galácticos", un fenómeno mediático que impulsó Florentino Pérez desde que asumió la presidencia de la entidad blanca. "Yo copié un poco lo de Bernabéu", se limitó a explicar el hombre que actualmente continúa en la presidencia de Real Madrid.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.