Football leaks: Los clubes poderosos de Europa planean su propia Superliga

Karl-Heinz Rümmenigge, presidente del Bayern Munich
Karl-Heinz Rümmenigge, presidente del Bayern Munich Fuente: LA NACION
Pablo Vignone
(0)
4 de noviembre de 2018  • 23:59

Siete poderosos equipos de Europa estudian desde hace al menos dos años la posibilidad de separarse de sus respectivas ligas –en las que sienten que ya no tienen competencia– para fundar una Superliga europea y ganar aún más millones de los que ingresan actualmente. En abierta rebeldía a la Unión Europea de Fútbol ( UEFA ), algunos de esos clubes, inclusive, contemplan la decisión de no ceder más sus futbolistas a los seleccionados nacionales. Esas revelaciones surgieron de filtraciones que produjo el sitio Football Leaks y que fueron publicadas por la revista alemana Der Spiegel.

Los siete clubes mencionados son Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Arsenal, Juventus, Milan y Bayern Munich. "Irían a espaldas de la UEFA y otros clubes para trabajar juntos en desarrollar una opción para dejar atrás sus ligas locales y sus federaciones nacionales.

"La idea de la Superliga parece recuperar frescura", subraya Der Spiegel. "De acuerdo con un documento confidencial que el Real Madrid recibió hace pocos días de una consultora, 16 clubes tops están dispuestos a firmar un documento para establecer dicha liga. De acuerdo con el documento, la liga podría comenzar a operar en 2021".

A esos siete clubes se les sumarían Chelsea, Manchester City, Liverpool y Paris Saint-Germain, mientras que Atlético Madrid, Borussia Dortmund, Schalke 04, Olympique de Marsella, Inter y Roma serían invitados a participar.

De acuerdo a la publicación, desde hace dos años circula el siguiente menú para una futura Superliga: "Los 17 clubes con mayor rating televisivo de Inglaterra, España, Italia, Alemania y Francia competirían permanentemente en una liga europea; el 18° participante sería un equipo de Portugal, Rusia, Holanda o Turquía; la liga se disputaría a lo largo de 34 semanas, con partidos los martes, miércoles y sábados; habría una ronda de playoffs al final de cada temporada". Esa programación impactaría de lleno en el calendario de la Champions League, el torneo emblema de la UEFA.

Pero esencialmente perjudican a las más de 220 instituciones que forman parte de la Asociación Europea de Clubes (ECA), las que reciben de manera más equitativa el dinero que las grandes competencias europeas generan. Durante los últimos ocho años, el presidente de la ECA fue Karl-Heinz Rümmenigge, que está al frente del Bayern Munich, uno de los clubes que inspiran el cisma.

Al separarse de sus federaciones, los clubes ya no tendrían obligaciones con ellas. Según la filtración de Football Leaks, en febrero de 2016 el Bayern le encargó a una firma legal examinar en qué condiciones podía separarse de la Bundesliga y si existía una vía legal para dejar de cederle sus futbolistas a la selección alemana. El mensaje está en un correo electrónico del titular del departamento legal del club bávaro, Michael Gerlinger, al bufete Cleary Gottlieb.

La explotación de la Superliga europea quedaría a cargo de una compañía creada por los clubes, en la que los principales accionistas serían Real Madrid (18,77%), Barcelona (17,61%), Manchester United (12,58%) y Bayern Munich (8,29%).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.