Fútbol en cuarentena por el coronavirus: el detrás de escena de un partido de Copa Libertadores sin público

Colosalmente vacío: así lució el Cilindro de Avellaneda en el duelo entre Racing y Alianza Lima
Colosalmente vacío: así lució el Cilindro de Avellaneda en el duelo entre Racing y Alianza Lima Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Nicolás Zuberman
(0)
13 de marzo de 2020  • 08:51

Aunque el anuncio recién se hizo sobre el mediodía de este jueves, en la primera prueba de la restricción para la presencia de público en eventos masivos, el acatamiento de los hinchas para ir a la cancha fue casi total. En la previa de Racing 1 vs. Alianza Lima 0, por la Copa Libertadores, muy poca gente caminaba por la mitad celeste y blanca de Avellaneda. Apenas una familia de peruanos, todos con la camiseta de Alianza Lima, que se tiraron el lance porque no querían dejar pasar la oportunidad de ver a su equipo tan lejos de su tierra. No tuvieron suerte.

Menos de cincuenta periodistas, casi una centena de peruanos que integraron la delegación visitante y un puñado de dirigentes y empleados de Racing presenciaron el triunfo por 1 a 0 de la Academia. La manera de saludarse entre los asistentes, en la previa, era el centro de todas las conversaciones, por encima de cualquier planteo táctico o modificación sorpresiva de Sebastián Beccacece. "No es sencillo jugar sin público, en la previa es algo que un poco te deprime. Acá había 40 mil entradas vendidas, iba a ser una fiesta, pero no pudo ser", fue el mensaje del entrenador sobre la rareza de jugar sin hinchas.

El zurdo Matías Rojas, la figura del partido, contó que cuando llegó al vestuario lo primero que hizo fue mandarle un mensaje a su padre para relatarle lo extraño que sintió el partido sin hinchas. "No quiero decir triste por la situación, pero sí creo que no estuve conforme en jugar sin gente en las tribunas. Una de los aspectos más lindos que tiene el fútbol son las emociones que despertamos en los hinchas y hoy no lo pudimos vivir. Además creo que nos hubiera dado más ventaja nuestra gente empujando, con todo lo que significa el clima de Copa Libertadores", expresó.

Los partidos a puertas cerradas desde hace algunos años que no son una cosa inédita para el fútbol argentino. Este escenario, sin embargo, sorprendía: la cantidad de periodistas era mínima, no había casi allegados ni invitados que hayan logrado colarse en las plateas pese a la restricción. Por eso hubo silencio cuando los dos cuadros asomaron por el túnel de la mitad de la cancha, aunque la voz del estadio enfatizara en sus tonos como si en el estadio no hubiera más de unos 50 periodistas. Tan insólita era la situación en Avellaneda que, como había corrido la información de que el partido se demoraba media hora, la desmintió un empleado de prensa del club a los gritos, como en el patio de la escuela, total escucharse era muy sencillo.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Las razones de que no hubiera hinchas en el estadio esta vez no eran sanciones de seguridad. Pasado el mediodía de este jueves se conoció la noticia de que el Gobierno Nacional resolvió que los eventos deportivos del país se llevaran a cabo sin público. La Conmebol, por su parte, había anunciado que al partido entre Racing y Alianza Lima en el Cilindro sólo podrían concurrir las delegaciones de cada uno de los equipos (70 personas), 15 empleados del club y los periodistas que trabajan para las cadenas que son titulares de los derechos de transmisión de la Libertadores. Finalmente, apenas dos horas antes de que el paraguayo José Méndez pite el inicio del partido, se permitió el ingreso de todos los periodistas acreditados por el club.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

El escenario llamativo tal vez se vuelva habitual en unas semanas, de continuar estas medidas tal como se prevé. Este mismo jueves las noticias que surgieron por la pandemia conmovieron al mundo del fútbol: se suspendieron los partidos de Champions League y Europa League, se anunció la postergación de las primeras dos fechas de Eliminatorias sudamericanas e incluso la propia Conmebol anunció que la semana próxima no habrá Libertadores. Casi al mismo tiempo que los futbolistas de Racing hacían la entrada en calor para jugar ante Alianza Lima, se confirmaba que el entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, se contagió el virus COVID-19 y todo el plantel entraba en cuarentena.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.