La mística de Independiente reflotó ante Libertad: el Rojo ganó y se clasificó para la final de la Copa Sudamericana