Mural, pase millonario y retiro de camiseta: quién es Jude Bellingham, el joven de 17 años que compró Borussia Dortmund

Jude Bellingham, el joven que acaba de cumplir 17 años y que pasó de Birmingham, el club de toda su vida, a Dortmund, de Alemania, a cambio de 25 millones de euros.
Jude Bellingham, el joven que acaba de cumplir 17 años y que pasó de Birmingham, el club de toda su vida, a Dortmund, de Alemania, a cambio de 25 millones de euros. Crédito: bcfc.com
Alejandro Casar González
(0)
25 de julio de 2020  • 16:18

Jude Bellingham acaba de cumplir 17 años. Según expertos en fútbol inglés, se trata de la mayor aparición desde la explosión de Wayne Rooney, quien llegó a ser capitán del seleccionado de los inventores del fútbol. A diferencia del ex Manchester United, Bellingham es polivalente: proyecto de mediocampista mixto, volante externo, enlace y hasta segundo delantero. Tiene, además, un físico inusitado para su edad. Y acaba de ser vendido por su club, Birmingham, en 25 millones de euros. Su destino estará en Borussia Dortmund junto a otro inglés que ayudó a convencerlo de partir: Jadon Sancho.

Con apenas 16 años y 63 días, Bellingham se transformó en el talento más precoz en debutar en el primer equipo de su ciudad. Superó en juventud a una leyenda como Trevor Francis. Desde ese momento, no paró hasta hoy. En la temporada de la Championship (la segunda división inglesa) que acaba de terminar disputó 40 partidos, 31 de ellos como titular. Y media Europa seguía su progresión desde marzo de este año. Esta semana, en el último partido de la campaña que concluyó con el título del Leeds de Marcelo Bielsa, Bellingham se despidió de St. Andrews, la cancha que fue su casa desde los ocho años.

La despedida de Birmingham a su niño prodigio

"Se podrá sacar al niño de Birmingham. Pero nunca podrán sacarle Birmingham a su interior", le dedicó el club en su despedida.

Bellingham permaneció más de media hora en el campo. Solo. Una ceremonia individual que mostró hasta qué grado un futbolista puede llegar a identificarse con una camiseta, con unos colores (azul y blanco, en este caso) que lo formaron como deportista pero, sobre todo, como persona. De eso habló más de una vez el propio mediocampista, que en las concentraciones era el único con habitación individual. No por privilegio, sino porque así lo manda la ley: todavía era un menor de edad.

La despedida imaginaria de Jude Bellingham de los hinchas de Birmingham
La despedida imaginaria de Jude Bellingham de los hinchas de Birmingham Crédito: bcfc.com

"No suelo estar sentado jugando a la PlayStation todos los días", contó el juvenil en una entrevista. Y amplió: "La educación me mantiene ocupado". Precavido, Bellingham hizo cursos para aprender a manejar la presión y lidiar con los problemas mentales que enfrentan los deportistas de elite. Y en sus ratos libres comenzó a estudiar sociología.

La identificación del joven talento con el club y la ciudad es tal que recibió dos regalos inesperados: el primero fue un mural de su rostro en una de las paredes del estadio. El segundo, quizás más sorpresivo, fue el retiro de la camiseta número 22, con la que se hizo conocido y convirtió cuatro goles. Sólo él podrá volver a usarla si es que alguna vez decide regresar a Birmingham, donde fue feliz.

#HeyJude, el hashtag de Dortmund para anunciar la contratación

Para tener una idea de qué clase de futbolista es Bellingham, los expertos en fútbol inglés lo califican de "mejorador de mediocampos". En la Argentina se lo llamaría "volante mixto". Más detalles: "Una especie de Yaya Touré, pero que no hace 15 goles por temporada. Todavía". Sus informes técnicos hablan de "juego directo", "manejo de los tiempos para llegar con sorpresa" y una "gran técnica para su edad". Para graficar la precocidad de Bellingham: con apenas 13 años, y mientras iba a un colegio pupilo de su ciudad, el niño prodigio representó a Inglaterra en la Sub 15. Y su progresión continuó en la Sub 16 y Sub 17 de su país.

El equipo de la ciudad donde nació también retiró su camiseta 22

Con potencial de Premier League, Bellingham abandonó la Championship pese a que su familia, que lo representa, había mantenido charlas hasta con el Manchester United. Lo sedujo más un modelo de club que apuesta por la juventud que los millones de libras de los Diablos Rojos. Progresión deportiva, antes que riqueza personal. Una decisión que hasta hace unos años era impensada en los jóvenes ingleses. La educación futbolística es ahora. Y los juveniles necesitan jugar para aprender.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.