La barra brava de Vélez y una presencia intimidante en la Villa Olímpica

Fuente: FotoBAIRES
Seis integrantes de la hinchada les reclamaron "más compromiso" a los juveniles, a la vez que exceptuaron de las críticas al DT Russo
(0)
24 de septiembre de 2015  • 20:36

La Villa Olímpica de Vélez Sarsfield fue escenario de otro típico caso de intimidación a los jugadores, que suelen producirse después de varios resultados negativos. Según informó la agencia Télam, seis barrabravas del equipo de Liniers accedieron este jueves al entrenamiento en el predio de Ituzaingó para conminar, especialmente a algunos futbolistas juveniles, a tener mejores producciones para lo que queda del campeonato de primera división .

Después de la última derrota sufrida como local ante Estudiantes por 1 a 0, la barra "fortinera", que hoy, encabezada por su jefe, Pedro Paz, se la tomó con los jugadores y exceptuó de sus reclamos al cuerpo técnico encabezado por Miguel Ángel Russo .

El presidente Raúl Gámez , que fue parte de la barra en sus épocas juveniles, avisó que este era un año de transición en el que se iba a privilegiar "el campeonato económico" por encima de lo estrictamente futbolístico.

Los integrantes de "La Pandilla", tal como se conoce a la barra velezana, recriminaron a los jóvenes Yamil Asad y Fausto Grillo, según indicaron allegados al plantel.

Pero lo que más quedó marcado en la fría y lluviosa mañana de Ituzaingó fue el registro de la duda, ya que nadie supo explicar cómo los barras accedieron libremente a esas instalaciones, en una práctica vedada a la prensa y a los socios velezanos.

jld/jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.