La historia detrás del episodio cardíaco de Juanfer Quintero: 25 años de lucha por la desaparición de su padre

Quintero, durante la pretemporada de River en San Martín de los Andes
Quintero, durante la pretemporada de River en San Martín de los Andes Crédito: @RiverPlate
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
7 de enero de 2020  • 23:59

Quienes alguna vez vieron jugar a Jaime Enrique Quintero Cano lo describen como un volante diestro, rápido y de buena pegada. Un elegante número 10 que pasó por Atlético Nacional de Medellín y Deportivo Itagüí de Colombia y era respetado por su fútbol y su compañerismo. Hasta que, en marzo de 1995, cuando tenía 23 años, se presentó al servicio militar con la idea de conseguir la libreta exigida para obtener un empleo formal. Pero nunca regresó. Su hijo Juan Fernando Quintero por aquel entonces tenía dos años y no llegó a conocerlo, pero heredó el talento innato con la pelota. Hoy, el 10 de River busca reencontrarse con su nivel mientras reclama la verdad sobre la desaparición de su padre. Una misteriosa historia sigue inconclusa desde hace casi 25 años.

"Te juro que voy a ser jugador profesional y voy a ser de los mejores". Juanfer le dejó en claro a su madre Lina María Paniagua a los 12 años cuál sería su destino, al que lo sigue moldeando pese a las piedras del camino. La superación lo representa y los que lo conocen en profundidad destacan su energía positiva continua para mirar hacia adelante. Por eso, lo que ocurrió antes de la pretemporada no lo desenfocó.

Quintero, en la pretemporada de River y bajo las órdenes de Marcelo Gallardo
Quintero, en la pretemporada de River y bajo las órdenes de Marcelo Gallardo Crédito: @RiverPlate

El viernes pasado, cuando el plantel se reencontró en el Monumental, se sintió muy cansado en los trabajos físicos y los médicos notaron una alteración del ritmo cardíaco corta y aislada. Se le colocó un monitor holter y el jugador se quedó en Buenos Aires para realizarse estudios complementarios. Los resultados fueron tranquilizadores: sin nada de qué preocuparse, el colombiano voló el sábado a San Martín de Los Andes y trabaja con normalidad.

Ahora bien, ¿cómo se relaciona el pequeño problema con la historia del padre? Días antes de fin de año, mientras pasaba las fiestas en Colombia, una noticia golpeó de lleno en su círculo íntimo: el Ejército de Colombia quedó al mando del general Eduardo Zapateiro, apuntado por la familia de Juanfer como responsable de la desaparición de Jaime Enrique. El impacto fue tan grande que el jugador hasta logró hablar con el presidente Iván Duque y el propio Zapateiro.

Según pudo saber LA NACION, en River consideran que la alteración cardíaca se trató de una situación puntual de estrés y que en los exámenes posteriores se comprobó que se trató de un hecho aislado y no de algo reiterado que pueda generar algún riesgo en su salud.

Aunque suele no opinar sobre el tema, Juanfer publicó una serie de tuits el 30 de diciembre para marcar su postura: "Nunca he hablado del caso de mi padre porque respeto y honro el legado que me dejó. No quiero generarle problemas a nadie ni me interesa aprovecharme de la noticia de Zapateiro, a quien el presidente designó para ser el general del Ejército de mi país (a quien respeto demasiado). Pero espero y aspiro a tener un diálogo muy pronto. Y saber qué pasó...", escribió.

"Mi padre lleva más de 24 años desaparecido y nos sabemos qué aconteció con él, dónde está o dónde se fue. Hemos sufrido mucho y el vacío está. Tengo el derecho como hijo a saber qué pasó. He sufrido y he visto a mi familia sufrir problemas sociológicos y mentales y la ausencia de mi papá siempre. Está el vacío y lo siento a diario, solo quiero saber qué pasó. Sigo esperando una respuesta. Sé que se va a saber la verdad", agregó.

Hoy, mientras los dirigidos por Marcelo Gallardo afrontan la preparación en la Patagonia, a Juanfer se lo ve enérgico, con muy buen estado físico -logró un peso estable con una dieta vegana- y muchas ganas. El 2020 será un año crucial, después de un 2019 crítico: tras un gran comienzo como titular indiscutido con cinco goles en 11 partidos, en marzo sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y recién pudo regresar en octubre.

Desde su vuelta, jugó ocho partidos (uno como titular) y sumó solo 264 minutos. Y hasta se perdió la final de la Copa Argentina por una lesión muscular. Con la intención de regresar al nivel que lo hizo brillar, el primer semestre del año será esencial para el joven que está por cumplir 27 años y sigue reclamando la verdad de su padre a casi 25 años de la desaparición.

Juanfer de chico, junto con uno de sus hermanos y su madre
Juanfer de chico, junto con uno de sus hermanos y su madre

El misterio que rodea a la desaparición del padre de Juanfer

El paradero de Jaime Enrique Quintero Cano es un misterio desde 1995. En aquel año prestaba el servicio militar en Medellín, pero fue trasladado al municipio de Carepa, donde el general Enrique Zapateiro era capitán. Al poco tiempo, recibió la orden de volver a Medellín en un bus municipal por supuesto "mal comportamiento". Pero nunca se supo más nada de él.

La familia, con Silvia Quintero y Carlos Quintero (tíos de Juanfer) como portavoces, sostiene que fue una "desaparición forzada". El último día que hablaron con Jaime Enrique fue el 1° de marzo de aquel año, cuando se hizo efectivo el traslado. No tuvieron más noticias, hasta que días más tarde se contactaron con un vecino de un batallón cercano que les contó sobre un altercado con Zapateiro que habría derivado en la expulsión.

Los testimonios crecieron, pero el cuerpo nunca apareció y el caso sigue sin resolución, al punto tal que en 2001 se inició una demanda administrativa contra el Ministerio de Defensa y el Ejército, pero el Tribunal Administrativo de Antioquia resolvió que no había responsabilidad de la Nación.

Con la reciente designación de Zapateiro como jefe del Ejército, el reclamo volvió a la luz. "Nos preocupa que haya ascensos sin que responda por un caso denunciado. Si él estuviera interesado, ayudaría a saber qué pasó. Era capitán y ordenó el supuesto traslado con el que nunca volvimos a saber de Jaime", contó Silvia Quintero en Blu Radio, y Carlos Quintero agregó en Caracol Radio: "Uno no entiende por qué premian a las personas que cometen el delito de desaparición forzada. Queremos que nos diga de frente qué pasó con nuestro hermano".

La repercusión fue enorme. El presidente Iván Duque mantuvo una conversación con Juanfer y contó que el jugador también habló con Zapateiro: "Ellos conversaron de manera constructiva, porque el general le dijo que ayudarán en todo lo necesario para esclarecer los hechos. Vamos a facilitar el proceso para esclarecer esta situación que ha sido dolorosa para él y su familia".

Mientras la historia sigue envuelta en dudas, Quintero construye su camino y River lo espera con ansias para este 2020. Pero no olvida. Y reclama justicia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.