La historia de Victor Osimhen, el pase récord de Napoli: buscaba botines en un basurero de Nigeria y ahora jugará en la tierra de Maradona

Victor Osimhen tuvo una gran temporada en Lille, de Francia
Victor Osimhen tuvo una gran temporada en Lille, de Francia Fuente: AFP
Fernando Vergara
(0)
31 de julio de 2020  • 16:00

Existe un hilo que une a Victor Osimhen con Diego Armando Maradona: una infancia humilde, con carencias de todo tipo, y un camino marcado por el sacrificio para llegar a conseguir lo que más aman, jugar al fútbol profesional. El hilo se estiró tanto que ahora volvió a unir al delantero nigeriano de 21 años con la leyenda argentina. Ocurre que el goleador se transformó en la segunda transferencia más cara de la historia de un jugador africano, al ser fichado por Napoli a cambio de 70 millones de euros. Sí, allí donde Diego es amo y señor. Y también el mayor ídolo de la historia del club que espera que Osimhen siga el camino de los emblemas napolitanos.

¿Quién es Victor Osimhen? En principio, también es parte del pase récord en la historia de Napoli (llega desde Lille, Francia). Apenas un futbolista nacido en el continente africano supera el monto de esta transferencia: hace un año, Arsenal de Inglaterra pagó 80 millones de euros para llevarse al extremo marfileño Nicolas Pépé. En cuanto al nigeriano, el diario italiano La Gazzetta dello Sport aseguró que se abonaron 70 millones de euros más bonos por objetivos. Esa cifra rompió el registro más caro de la institución, que estaba en manos de Gonzalo Higuaín cuando llegó de Real Madrid por 39 millones de la moneda europea.

En la última temporada, Osimhen disputó 37 partidos en Lille, marcó 18 goles y repartió 5 asistencias. La gran apuesta de Napoli firmó un vínculo que lo mantendrá unido al club por los próximos cinco años. Su llegada poblará la zona delantera, que ya tiene a Lorenzo Insigne, Fernando Llorente, Hirving Lozano, Dries Mertens, José María Callejón y Arkadiusz Milik, entre otros. Fue Cristiano Giuntoli, director deportivo del club, quien insistió en el nigeriano de 21 años. "Estábamos convencidos de que era el indicado, porque no tenemos un delantero que ataque la profundidad. Y además Osimhen está fascinado con la ciudad", dijo.

En los últimos años la vida de Victor dio un giro que tal vez nunca hubiera imaginado. El futbolista nació en Lagos, Nigeria, el 29 de diciembre de 1998. Lagos no es solamente la ciudad más grande del país y su capital comercial, sino la urbe con mayor población de todo África Subsahariana (21 millones de habitantes). Allí, Osimhen era un chiquilín que, como otros tantos, vivía todo el día detrás de una pelota de fútbol.

Dentro de una infancia con carencias, Osimhen se crió en Olusosun, un barrio al norte de la ciudad. Su casa quedaba muy cerca de un gran basurero al aire libre, un espacio donde el pequeño iba a buscar botines para jugar al fútbol. "Alguien, alguna vez, los tiene que tirar", era su razonamiento. "Vivía en un lugar realmente pobre y en nuestra calle, mi familia era una de las más pobres. A veces, el arrendador venía a hablar con mi padre por el tema del alquiler, y yo me iba a la vuelta de la esquina a llorar y a rezarle a Dios para que nos ayudara", confesó el atacante en una entrevista que el diario The Independent publicó en abril.

Día tras día, Victor se acercaba al basurero a ver si encontraba sus deseados botines. Hasta que una tarde llegó el hallazgo. Eso sí: había que remendarlos y hacerles unos ajustes. Y pertenecían a pares separados: un calzado, Nike, fue para el pie izquierdo. El otro, Adidas, fue a parar al pie derecho. "Nada era sencillo para nosotros. Si hoy no estuviera jugando al fútbol, seguro que estaría vendiendo cosas para ayudar a mi familia", aseguró.

Su madre falleció cuando él tenía seis años y su padre fue despedido de su trabajo como policía: Victor y sus hermanos tenían que ganarse el pan como pudieran. El propio basurero inspiró a Osimhen: todos los días, bajo un calor agobiante, el niño se puso a vender bolsas con agua a los trabajadores del basurero. Eran monedas que al final del día juntaban con sus hermanos para llevar un plato de comida a la mesa. "Fue realmente difícil, pero todo está en el pasado ahora. Estoy feliz de haber atravesado esa fase de la vida porque me ayudó a cumplir mis sueños. Mi familia está bien ahora. Y eso es lo más importante", dice.

El sueño de futbolista de Osimhen

Victor no renunciaba a su gran deseo. Gracias a la oportunidad que le dio el Ultimate Strikers, una academia en Lagos, se metió de lleno en el mundo del fútbol. Esos sueños lo llevaron de la pobreza y las bolsitas con agua a conquistar con el Sub 17 de su país el Mundial 2015 en Chile. En ese torneo, una plataforma de despegue, se distinguió al convertirse en el máximo goleador con 10 tantos. Y varios reclutadores que viajaron desde Europa se quedaron maravillados con sus características: velocidad, potencia, desmarques y fortaleza física. A su lado había tenido a su íntimo amigo Samuel Chukwueze, hoy delantero de Villarreal.

Victor Osimhen encontró en Charleroi, de Bélgica, su plataforma de despegue en Europa. Luego llegó Lille y ahora, Napoli
Victor Osimhen encontró en Charleroi, de Bélgica, su plataforma de despegue en Europa. Luego llegó Lille y ahora, Napoli Fuente: AFP

Osimhen se convirtió en profesional cuando se mudó a Wolfsburgo en enero de 2017. Tenía apenas 18 años. En Alemania jugó en la temporada 2017/18, pero le costó la adaptación. El idioma, las costumbres. Inclusive, durante una visita a Nigeria, contrajo malaria. Al regresar a Europa debió aislarse durante 15 días. Pero en Wolfsburgo ya no tenía lugar. Pidió, inclusive, que lo traspasaran a algún equipo de tercera o cuarta categoría: él quería jugar. "Siempre supe de mis condiciones", remarca.

Drenado por la enfermedad que había tenido, en Bélgica fue rechazado por Brujas y Zulte Waregem. Hasta que frente a sus ojos apareció Charleroi. Ahí jugó 36 partidos y marcó 20 goles. "Creo que fue donde comencé mi verdadera carrera como futbolista", asegura. En la primera temporada fue un torbellino. "Soy muy agradecido a este club por haber confiado en mí. Realmente yo quería demostrar que muchas personas se habían equivocado", añade.

Ver esta publicación en Instagram

There's always something to be thankful for[R][R]

Una publicación compartida de Victor Osimhen (@victorosimhen9) el

Su experiencia continuó en Lille en 2019/20, donde acumuló 38 apariciones y 18 goles. Luis Campos, reconocido por detectar y refinar diamantes en bruto, ya le había puesto el ojo en el Mundial Sub 17 de 2015. Y lo acercó a Francia. Siempre generoso en favor del equipo, el nombre de Victor se dio a conocer al gran público a base de conquistas.

Osimhen ya hizo su debut en el seleccionado mayor nigeriano en junio de 2017 y hasta el momento tiene 10 apariciones y cuatro goles. Desde ya, sus sueños van en aumento y valora cada uno de los sitios que recorre. Mira el pasado para construir el presente. "En televisión solíamos ver a Didier Drogba todo el tiempo en mi casa. Él es mi ídolo. Este año, cuando estaba en Stamford Bridge para jugar por la Champions League contra Chelsea, llamé a todos mis amigos en FaceTime y sólo les dije: "¡Guau, chicos, miren, estoy aquí!".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.