La lucha de Sinisa Mihajlovic: tiene leucemia, dirigió a Bologna desde el hospital y dieron vuelta el partido

Fuente: AP
(0)
16 de septiembre de 2019  • 14:00

Una batalla que conmueve a Italia y al mundo del fútbol. Sinisa Mihajlovic, entrenador de Bologna, está en tratamiento por una leucemia, pero no deja de cumplir sus tareas. Ama este deporte del mismo modo que lo hace con su familia. Y le da pelea al período más difícil de su vida. Así, el último domingo se dio un hecho particular: por la tercera fecha de la Serie A, su equipo perdía 3-1 contra Brescia en el primer tiempo. En el descanso, el serbio de 50 años les dio una charla técnica por teléfono celular, desde el Hospital Sant'Orsola, lugar donde se encuentra internado. La determinación surtió efecto: en los segundos 45 minutos, Bologna marcó tres goles (uno de Rodrigo Palacio), ganó 4-3 y quedó en el segundo lugar de la tabla de posiciones.

"Fue el primer partido en el que Sinisa que no estuvo con nosotros. Honestamente, arrancamos muy mal. Pero el director técnico tiene mucho carácter y nos llamó. Nos dijo que teníamos que despertar, que nos olvidemos de lo que había pasado. Aseguró que ese no era el equipo que él conocía, que esos no eran los jugadores que siempre entrenaba. El llamado nos motivó y nos dio un plus. Así dimos vuelta el resultado en el segundo tiempo. Sacamos un gran compromiso adelante", confesó el argentino Nehuén Paz en TyC Sports. El defensor estuvo en el banco de suplentes.

El cruce en el estadio Mario Rigamonti comenzó cuesta arriba para Bologna. A los 19 minutos ya estaba con dos goles de desventaja. Pero todo cambió el segundo tiempo tras el llamado de Mihajlovic que tocó las fibras íntimas de los jugadores. Se lució Palacio, con un gol, una asistencia y un cabezazo que generó otro de los tantos.

Luego de la remontada sobre el Brescia, ya de noche, el plantel acudió al hospital Sant'Orsola para dedicarle un canto al DT: "¡Dai Sinisa Alè Alè!". El entrenador, sonriente, respondió desde una de las ventanas, dado que en la segunda parte del tratamiento no puede estar en contacto con muchas personas.

"Tenemos un gran vínculo con el DT. Cuando llegó al club estábamos peleando el descenso, pero su arribo produjo un gran cambio. Genera muy buenas sensaciones y quisimos devolverle algo de lo que él nos brinda. Tras el partido decidimos pasar por la clínica a saludarlo. Nos dijo que no se lo esperaba y que el miércoles quería hablar con nosotros porque muchas cosas del partido con Brescia no le habían gustado", añadió Paz. En un video subido por las redes sociales de Bologna puede verse el "reto" de Mihajlovic, que además les mandó algunos besos a sus dirigidos.

Hace un par de semanas, Mihajlovic recorrió 145 kilómetros con destino a Verona y estuvo presente en el debut en la Serie A contra el Hellas. Eran días en los que también se las rebuscaba para ayudar a sus dirigidos a través de videos, por teléfono o Skype. En el partido contra SPAL, en el debut como local, el entrenador fue ovacionado por los simpatizantes. Todos los que fueron esa tarde al estadio Renato Dall'Ara lo aplaudieron cuando apareció desde el túnel usando una gorra.

Nacido en Vukovar (hoy Croacia), Sinisa brilló en el Calcio en su época de futbolista. Tenía fama de duro, de aguerrido. Mihajlovic fue diagnosticado con leucemia aguda en los primeros días de julio de este año y lloró en una conferencia de prensa cuando contó la noticia: "Voy a ganar esta batalla", avisó. Gianni Nanni, médico de Bologna, se encuentra esperanzado. "Hace veinte años, tal vez ni siquiera podíamos hablar sobre cómo enfrentar esta enfermedad. Pero hoy, sabiendo lo que tenemos, podemos hablar de un futuro prometedor".

"No es una cuestión humanitaria, pero un tema técnico: él es el mejor, aún no estando al 100 por ciento. Va a derrotar a esta enfermedad", dijo Walter Sabatini, director deportivo de Bologna, cuando comunicó que Mihajlovic seguiría al frente del equipo. Con dos triunfos y una igualdad, el club figura hoy en el segundo lugar de la tabla, a dos puntos de Inter. El chileno Gary Medel es otro de los sudamericanos del plantel.

La lucha de Mihajlovic, que como futbolista jugó en Sampdoria, Roma, Inter y Lazio, conmueve a Italia. "Cuando recibí la noticia fue un verdadero golpe. Me encerré en mi casa dos días y lloré, inclusive con mis jugadores. Lo enfrentaré, con el pecho hinchado, mirándolo a los ojos, como siempre lo he hecho", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.