Lionel Messi: ser capitán no es sólo ir al sorteo o protestarle al árbitro, sino también dar la cara

Lionel Messi se fue sin hablar tras la derrota con Real Madrid: el que puso la cara fue el debutante Dest
Lionel Messi se fue sin hablar tras la derrota con Real Madrid: el que puso la cara fue el debutante Dest Crédito: AFP
(0)
24 de octubre de 2020  • 23:59

Jueves 16 de julio de 2020. Roberto Torres Morales anota para el entusiasta Osasuna, que tiene un hombre menos, en el cuarto minuto de tiempo adicionado. Barcelona pierde por 2-1 en el Camp Nou con el 10º, que está a 30 puntos de diferencia, y Real Madrid obtiene la Liga en esa fecha 37 al derrotar a Villarreal, también por 2-1. El equipo dirigido por Zinédine Zidane se consagra en la recta final, en la vuelta del fútbol en medio de la pandemia.

El Camp Nou está casi desierto, como ayer, por cuestiones de protocolos sanitarios. Lionel Messi, el capitán, sale derecho a hablar por TV, al borde del campo de juego. "Si seguimos así, el partido con Napoli también lo vamos a perder", disparó respecto de la inminente revancha por los octavos de final de la Champions League (1-1 en la ida en el San Paolo). Un ultimátum público dedicado al entonces entrenador Quique Setién, con el que nunca se llevó y cuya designación en reemplazo de Ernesto Valverde marcó un punto más de distanciamiento en su pésima relación con el cuestionado presidente, Josep María Bartomeu.

Sábado 24 de octubre de 2020. Barcelona vuelve a caer en un Camp Nou todavía desolado ante el rebrote de la nefasta pandemia. No pierde un campeonato porque la Liga en rigor recién transita por sus primeras fechas, pero se trata de un nuevo ciclo y el cachetazo se lo pega nada menos que el último campeón, el que le acaba de arrebatar el título de arremetida: Real Madrid.

Otra vez Lionel Messi como capitán. La referencia del club, el crack, el jugador mejor pago, el eterno Pichichi, el que más camisetas vende y mayor cantidad de contratos publicitarios personales genera; el ídolo de chicos, adolescentes, maduros y apasionados de la tercera edad. El de las espaldas más anchas, como ninguno en el club, incluso más que el propio presidente. ¿Quién mejor que él para dar la cara, quejarse del VAR si lo entendiese indispensable como el entrenador Ronald Koeman y contarle a la afición sus sensaciones? Incluso, decir lo que piensa sobre el penal que le cometió Casemiro y que el mismo VAR no le propuso revisar al árbitro como sí lo hizo con el camisetazo de Lenglet a Sergio Ramos.

Manzana rodeada: la marca multitudinaria de Real Madrid y la soledad de Messi
Manzana rodeada: la marca multitudinaria de Real Madrid y la soledad de Messi Crédito: DPA

Pero no. No es tiempo (todavía) de pasarle factura al flamante DT Koeman. Aunque la circunstancia, el contexto, ameritaba una reflexión. Claramente. Pero quien habla en el campo de juego es Sergiño Dest (de buen partido), que fue presentado el 1° de octubre, procedente de Ajax. Nacionalidad mixta (padre estadounidense, madre holandesa), de 19 años y debutante en el derby. Dest habla en inglés para la TV española, además. Más tarde ya aparecerían en escena nombres más pesados ante los medios: Sergi Busquets y Koeman. Ni Messi ni Piqué.

Un capitán no es sólo portar la cinta para ir al sorteo o protestarle al árbitro: también hacerse cargo, incluso sin ser culpable de nada. Son detalles, son gestos, es mostrarle a un recién arribado como Dest que en uno de los mejores clubes del mundo hay líderes que ponen la cara aunque la circunstancia no sea agradable. Es tener grandeza también y no sólo mostrarse en cámara por interés o con los "tiracentros" complacientes que distorsionan la realidad y confunden hasta a los mismísimos cracks.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.