Luis Enrique, el nuevo conductor de la selección de España y con acento independentista

Luis Enrique, el sucesor de Fernando Hierro en la Roja
Luis Enrique, el sucesor de Fernando Hierro en la Roja Crédito: Giorgio Perottino / Reuters
Silvia Pisani
(0)
9 de julio de 2018  • 14:05

MADRID.- Se develó el misterio. El técnico conocido como " Luis Enrique " acaba de ser designado nuevo entrenador de la selección española de fútbol y con eso hay polémica servida para un buen rato, además, claro está, de la expectativa de un buen desempeño deportivo.

Tres cosas dicen los españoles de su nuevo entrenador apenas se consulta a pie de calle: que sabe un montón de fútbol y que tiene probada trayectoria para el cargo para el que acaba de ser designado.

Pero saben –y dicen– dos cosas más. La primera, que es un arrogante que suele tener malos tratos con la prensa y genera innecesarias situaciones incómodas. La segunda, que desde su exitoso paso por el Barça, donde fue director técnico, este asturiano simpatiza con la independencia de Cataluña y eso es lo que ha llevado a más de uno a preguntarse si, políticamente, la decisión fue la más acertada.

Luis Rubiales, el presidente de la Federación Española de Fútbol, despejó toda duda. Para él, la opción de Luis Enrique está clarísima. "Fue una decisión unánime", dijo, en conferencia de prensa. En el camino quedaron otras opciones también en danza en su momento. Entre ellas, la de Roberto "Bob" Martínez , el español que entrena en la actualidad al conjunto nacional belga. El desempeño del equipo belga en el Mundial de Rusia y el hecho de colocarse ya entre las cuatro mejores para disputar las semifinales no hizo sino subir sus puntos.

Pero, pese a que a Rubiales no le disgustaba para nada, la opción de Martínez descarriló antes de que pudiera tomar velocidad por la simple razón de que tiene contrato por otros dos años con la Federación Belga y, con eso, nada más que decir. Otras opciones también quedaron en el camino. "Luis Enrique cumple todos los requisitos", aseguró Rubiales.

Luis Enrique, nuevo DT de la selección española

01:10
Video

Luis Enrique –el hombre al que el deporte le quitó el apellido– se llama en realidad Luis Enrique Martínez García. Nació hace 48 años en la asturiana Gijón y fue, en su momento, goleador de la selección nacional.

Como jugador vistió la camiseta blanca del Real Madrid y la rojiazul del Barca. Pero aseguran que no quiere a los merengues y que lo que lleva en el corazón es el club de Barcelona. Allí, como técnico, supo mantener a raya a las principales estrellas internacionales. Entre ellas, el argentino Lionel Messi , el brasileño Neymar y el uruguayo Luis Suárez . Con todos ellos llevó al equipo a sus mejores momentos.

Desde entonces se recuerdan sus frases más irritantes sobre la crisis desatada a partir del independentismo catalán. "Los catalanes son la hostia… las personas… la ciudad.. están muy adelantadas a lo que es España", sostuvo alguna vez. De eso y de afirmaciones de ese tenor se valen quienes alimentan la controversia. Un sondeo de Marca arrojó que casi el 70 por ciento de los votantes apoyaba la elección del nuevo técnico para el conjunto nacional.

Con eso, la Federación espera cerrar la etapa de turbulencia vivida en las últimas semanas, con el despido intempestivo del ex seleccionador nacional Julen Lopetegui y la designación, in extremis, de su ex director técnico, Fernando Hierro , para reemplazarlo.

El pobre desempeño de la Roja en el Mundial Rusia 2018, que no pasó de octavos, determinó la imposibilidad de que Hierro, quien puso pecho lo mejor posible, siguiera en el banquillo. Tampoco volverá a su antiguo puesto de director y ha optado por renunciar a la Federación. Sobre esas heridas le toca ahora construir a Luis Enrique. Un hombre que, además de fútbol, sabe que no todos lo tienen por amigo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.