Maradona, contra el árbitro Mastrángelo: "Nació malo, es malo y va a morir malo"

Maradona no lo puede creer: su equipo continúa último y sin triunfos
Maradona no lo puede creer: su equipo continúa último y sin triunfos Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
23 de septiembre de 2019  • 23:30

CORDOBA.- No pudo contenerse, no pudo tolerarlo: Diego Maradona, entrenador de Gimnasia, estalló contra el arbitraje de Hernán Mastrángelo en la derrota por 2-1 ante Talleres en Córdoba, donde el local fue beneficiado con un penal muy polémico que desequilibró la historia. "Nació malo, es malo y va a morir malo", afirmó.

"Tengo una gran amargura. Siempre hay suspicacias con los penales y ellos pasan al frente 2-1 con un penal, así no me gusta. Me gusta que dirijan bien para los dos lados", señaló el Diez en diálogo con TNT Sports.

Además, disparó que "todos los roces eran para Talleres" y concluyó en que "así no se puede jugar", pero se mostró esperanzado a pesar de una nueva caída del Lobo. "Acá no nos podemos relajar, todavía queda mucho", cerró.

Como siempre que está Diego Maradona, es él quien se lleva todas las miradas. Así fue en Córdoba, a donde Gimnasia enfrentó a Talleres. A las 20:56 pisó el césped del estadio Mario Kempes y todos los celulares le apuntaron para quedarse con la imagen. El recibimiento fue con fuegos artificiales y una bandera gigante con él corriendo, que se descolgó desde la bandeja de la tribuna Roberto Gasparini. Se fue derrotado, pero aplaudido.

Maradona saludó a los hinchas que corearon su nombre y se abrazó con Andrés Fassi, el presidente de Talleres. Todavía sin estar a pleno después de la operación en las rodillas, caminó con alguna dificultad para que sus excompañeros en la selección, Daniel Valencia, Luis Galván, Humberto Bravo, Victorio Ocaño y Miguel Ángel Oviedo le entregaran una camiseta de Talleres con el 10, el nombre de Diego estampado y las firmas del actual plantel.

Los hinchas de Belgrano también aportaron lo suyo: hicieron un mural recordando el día que vistió la camiseta celeste, en un amistoso en 1986. Durante esta visita Diego mencionó dos veces ese partido. En ese momento, Fassi era el preparador físico del Pirata.

Maradona se lamenta: afuera Mussis, por una lesión
Maradona se lamenta: afuera Mussis, por una lesión Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Buzo y pantalón azul oscuro, gorra con sus iniciales en blanco; Maradona pasó gran parte del partido sentado en sillas colocadas fuera del banco (para evitar que subiera los escalones de la fosa) con los brazos cruzados; muy de vez en cuando se inclinaba, apoyaba los codos en las rodillas y aplaudía mientras gritaba indicaciones. Cada tanto, metía las manos en los bolsillos.

A su lado, el Gallego Sebastián Méndez no se quedó nunca quieto; se levantó, caminó, dio órdenes e intercambió charlas con Diego. Lo mismo hicieron otros integrantes del cuerpo técnico que se acercaban al lugar. En el banco de la T, el entrenador Alexander Medina, de traje oscuro, caminó prácticamente los 90 minutos.

Con el primer gol de Talleres, Maradona no cambió su postura y apenas hizo un gesto de disgusto; tampoco con el empate del segundo tiempo fue efusivo. En el primer penal cobrado a favor de Talleres mostró su molestia y fue más ampuloso en el segundo, que erró el local. En la segunda etapa se paró un par de veces, hizo unos pasos dando indicaciones y se mostró un poco más dinámico. Los últimos 10 minutos se quedó de pie en la línea. Al final, le regaló su gorra a Alexander Medina, el DT uruguayo de Talleres.

El "10" llegó al estadio Kempes -hacía una década que no lo visitaba- minutos después de las 19:30. Dormía en el colectivo y lo primero que hizo al bajarse fue persignarse (gesto que repitió en la pitada inicial). Después, saludó a los hinchas que le gritaban mientras él, lentamente, iba entrando.

Maradona, un eje de atracción permanente, también en Córdoba
Maradona, un eje de atracción permanente, también en Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

Una nube de fotógrafos siguió cada uno de sus movimientos. Para este partido Talleres recibió más de 200 pedidos de acreditación, pero no los pudo aceptar a todos por el espacio disponible. De todos modos, unos 180 periodistas trabajaron en el Kempes. Por si fuera poco, la "Diego Cam" de TNT Sports fue una cámara que sólo lo siguió a él.

Los hinchas que casi agotaron las entradas, afirmaron que los convocó Talleres y no Maradona, más allá del interés que siempre genera. Un comentario muy repetido fue que Diego es "una cosa como jugador y otra afuera de la cancha, como entrenador". Sí lo ovacionaron durante el homenaje que le organizó el local.

Antes del partido - Gimnasia llegó a Córdoba el domingo por la tarde-, Maradona pasó un día que definió como "tranquilo" y "de descanso". Jugó al truco con los dirigentes y recibió visitas. Pasaron a verlo su compadre Valencia, quien fue con su hija María Inés, su ahijada. Hacía 15 años que no se encontraban. "¿Cómo estás mamita?", le dijo el 10.

También lo fueron a saludar al tercer piso del hotel el excampeón mundial de boxeo Santos "Falucho" Laciar; el exBelgrano y Gimnasia, Esteban "Teté" González; José María "Colorado" Suárez y el exInstituto y actual presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Oscar Dertycia, quien anoche lo recibió en el estadio y le entregó una camiseta roja con el 10 y el nombre del ídolo.

En el hotel enfatizan que no hay pedidos especiales por parte de Maradona; sí, más seguridad privada y policial. El edificio está completamente vallado y sólo pueden ingresar los pasajeros alojados. El entrenador comparte el menú con los jugadores; pastas, pollo y verduras. El plantel abandonará Córdoba este martes a media mañana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.