Maradona: el día que fue preso por drogas y conmocionó al mundo

La dramática imagen de Diego Maradona del 26 de abril de 1991, en el momento que fue detenido por posesión de drogas.
La dramática imagen de Diego Maradona del 26 de abril de 1991, en el momento que fue detenido por posesión de drogas. Fuente: Archivo - Crédito: AFP
(0)
26 de abril de 2020  • 12:36

La tarde del 26 de abril de 1991 trajo una noticia que paralizó al país: Diego Armando Maradona había sido detenido por la policía federal por posesión de drogas en un allanamiento realizado en un departamento en el barrio de Caballito, en Buenos Aires. Nadie podía creer lo que mostraban las imágenes de TV: el mejor jugador del mundo, el dios del fútbol, escoltado por policías y esposado.

Fue una bomba atómica que conmocionó al mundo entero. Campeón mundial en México '86 y subcampeón en Italia '90, Maradona era la celebridad deportiva número uno del planeta. Un cable noticioso de la época informaba: "Desde poco antes de las seis de la tarde, las radios desplazaron sus unidades móviles a las inmediaciones del lugar y comenzaron la transmisión de los hechos como si se tratase de un partido, incluidos los errores en la identificación de los protagonistas de algunas jugadas".

Enseguida, al conocerse el episodio policial, mucha gente se acercó al lugar donde se produjeron los hechos. Cuando Maradona finalmente fue sacado del departamento y trasladado al móvil policial, docenas de personas vitorearon al ídolo. Eran poco más de las seis de la tarde de un día viernes.

Maradona estaba en un departamento de la calle Franklin cuando fue sorprendido por la policía. Lo acompañaban dos hombres: Ricardo Ayala y Jorge Pérez, amigos personales, que también fueron arrestados. El Diez había sido llevado por los efectivos por posesión de cocaína. Las primeras versiones indicaban que se había encontrado medio kilo, pero la jueza del caso lo desmintió más tarde.

Otras fuentes afirmaban que la detención ocurrió dentro de una operación policial de seguimiento del narcotráfico que se había extendido por varios meses y en el que una mujer había sido utilizada como celada.

El actual DT de Gimnasia LP, entonces con 30 años, pasó una noche detenido. Al día siguiente, después de pagar una fianza de 20 mil dólares, fue liberado. Si bien no se le inició un proceso penal, la jueza Amelia Berraz de Vidal le ordenó someterse a un tratamiento de rehabilitación.

Al día siguiente de la detención, el ministro del Interior, el salteño Julio Mera Figueroa, dijo a los medios: "La información que nosotros tenemos es que el jugador estaba intoxicado por droga y solamente pedía que lo dejaran dormir".

Comenzaba la cuesta abajo

Más allá de la idolatría inigualable que generaba Maradona, deportivamente sus mejores días habían comenzando a quedar atrás. El último partido con la camiseta N°10 del Napoli había sido el 24 de marzo de ese año, en la derrota 4-1 contra Sampdoria. Diego marcó de penal el único tanto napolitano ("El gol más triste de mi vida", escribió el Diez en su autobiografía).

Al final de aquel encuentro dio positivo por cocaína en un control antidoping y la Federación Italiana lo suspendió por 15 meses. La FIFA extendió esta sanción a todo el mundo, por lo que Maradona no podía jugar al fútbol en ninguna liga. Por esta situación, desde el 1° de abril de ese año, se había instalado en Buenos Aires con su familia.

Fue la primera caída de varias de Maradona por su adicción a las drogas, amén del doping que se le detectó en el Mundial de Estados Unidos '94, tras el encuentro ante Nigeria. Como en cada una de ellas, sobrevendría una recuperación asombrosa. El fútbol fue siempre su escapatoria, la luz al final del túnel. El propio Diego dijo en su despedida en la Bombonera en 2001, en una de sus frases más célebres: "La pelota no se mancha". Sin dudas, el capítulo de 1991 corresponde a una de sus páginas oscuras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.