Idas, venidas y sorpresas: las 6 claves para entender cómo se movió el mercado de pases en el verano

Osvaldo, el delantero que trajo Boca para que juegue con Tevez
Osvaldo, el delantero que trajo Boca para que juegue con Tevez Fuente: FotoBAIRES
Cuando faltan cuatro días para el comienzo del torneo, cuáles fueron los principales movimientos en los clubes, entre confirmaciones, ventas y algunas compras destacadas
Ariel Ruya
(0)
1 de febrero de 2016  • 00:01

Ahora sí: se acabó el tiempo de los ensayos estivales, de los excesos de pretemporada, de los amistosos que dejan huella. El viernes próximo, con tres encuentros (Banfield-Gimnasia, Huracán-Atlético de Rafaela y Rosario Central-Godoy Cruz), arrancará el torneo Transición, con una renovada oferta de caras nuevas en cada estación. Todos, por un motivo u otro, se desprendieron de billetes en busca de goles. Hubo artilleros, en cambio, que se quedaron detrás de una nueva ambición. Están los que volvieron a un viejo amor y los que volaron luego de un largo romance. Y hasta los que pegaron la vuelta para relanzar su carrera. Entre tantas incorporaciones y salidas, aquí se presenta una mirada de los seis impactos del verano, agrupados en puntos en común, ya listos para salir al ruedo de modo oficial.

1. El gol, la obsesión de los grandes

Daniel Osvaldo volvió a Boca, lo que provocó el mayor suceso del mercado. El extravertido delantero abandonó Porto para tomarse revancha del deslucido paso anterior. A River no le sobran atacantes, por lo que pensó en una apuesta arriesgada: el uruguayo Iván Alonso, de 36 años, de Nacional, que esta semana firmará con los millonarios. Independiente y Racing se unieron en el regreso de dos antiguos artilleros que brillaron con sus camisetas: Germán Denis (34 años) se vistió de rojo entre 2006/2008 y se fue de Atalanta como un rey, mientras que Lisandro López (32 y hoy lesionado) partió de Racing en junio de 2005 y semanas atrás dejó Inter, de Porto Alegre, sin suceso. San Lorenzo sumó a Ezequiel Cerutti para lanzar centros a los número 9 que ya estaban: Cauteruccio, Blandi y Matos.

2. Los artilleros que creyeron en la causa

Marco Ruben fue el goleador del torneo anterior, con 21 tantos. Quiso quedarse, en un gesto noble que a Rosario Central, de todos modos, le costó muy caro: 5 millones de dólares le dio a Dinamo de Kiev (Ucrania). De estar casi afuera a quedarse, su figura se transformó en un imán en Rosario. Tal vez, distinto es el caso de Ignacio Scocco, que amagó con aterrizar en River, pero al final se inclinó por el sentimiento casero de Newell's. Cataratas de goles que se mantuvieron, también, como en el caso de Gustavo Bou en Racing. "Sigo porque quiero", fue el argumento, luego de presentarse tarde en la pretemporada.

3. El tiempo de volar

Mancuello se fue a Flamengo: Independiente perdió a su capitán
Mancuello se fue a Flamengo: Independiente perdió a su capitán

Federico Mancuello, un símbolo reciente de Independiente, pasó a un gigante: Flamengo, en Brasil. "Es una despedida alegre y triste a la vez, porque dejo un montón de cosas en un club que es mi vida", contó, tiempo atrás. Jonathan Calleri, un goleador reciente de Boca, pasó a otro poderoso en el mismo país: San Pablo. Partió, eso sí, con polémica: "San Pablo es grande, pero yo me quería quedar a jugar la Libertadores acá". Carlos Sánchez, un emblema reciente de River, hace tiempo que se destaca en Monterrey. El equipo millonario extraña, además, a un fuera de serie: Matías Kranevitter. Y Lucas Zelarayán, un pichón de crack, partió de Belgrano y pisó Tigres, en México.

4. De grandes, volvieron a casa

Las lágrimas, en la presentación oficial, no fueron un exceso: José Sand (35 años) se siente hincha de Lanús, donde se consagró en el Apertura 2007. También volvió Agustín Pelletieri (33), en una vuelta de tuerca de los que regresan al hogar para acabar su carrera o reinventarse, con el núcleo de la sensibilidad. La mayoría tiene un foco común: son mayores de 30 años y abarcan todas las líneas. Federico Insúa (36), en Argentinos; Santiago Silva (35), en Banfield; Juan Manuel Insaurralde (31), en Boca; Nicolás Domingo (30), en River; Sebastián Domínguez (35), en Newell's, y Mauro Cetto (33) y Germán Herrera (32), en Rosario Central.

5. Éxodos y reconstrucciones

Estudiantes planifica la reforma total del viejo estadio de 1 y 57. Precisa dinero: 236 millones de pesos costará la obra. Por eso, desde hace tiempo, se deprende de sus figuras, como tiempo atrás hizo con Carrillo, Rulli, Duvan Zapata, Vera, Silva y Correa. En este tramo, continuó con esa tesitura: volaron Leonardo Jara, Juan Sánchez Miño, Ezequiel Cerutti, Hilario Navarro, Sebastián Domínguez y Gastón Gil Romero, entre otros. Es impactante: más de medio equipo. A Banfield le ocurrió algo parecido: abrieron la puerta Enrique Bologna, Mauricio Cuero, Lucas Viatri, Juan Cazares, Facundo Castrillón y Domingo, entre otros.

6. Recuperar el fuego interno

La lista es interminable: los intérpretes que regresaron a nuestro medio para relanzar sus carreras o recuperar el gusto del fútbol de estos pagos. Jonathan Bottinelli es defensor y Fabián Bordagaray es delantero. Jugaron en San Lorenzo y en River. El zaguero actuaba en Turquía y estará en Arsenal y el puntero, en Venezuela, y se instaló en Defensa y Justicia. Pablo Mouche, ex Boca, deja Brasil para recalar en Lanús. Cristian Nasuti, ex River, deja Colombia para afirmarse en Vélez. Cierra el círculo San Lorenzo, el grande que más incorporó: seis jugadores. Dos son parte de esta coyuntura: Fernando Belluschi (llega de Cruz Azul, de México) y Marcos Angeleri (vuelve de Málaga, de España). Algo así como volver a empezar.

ar/ae

Por: Ariel Ruya
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.